Cannabis y asma, ¿tiene efectos beneficiosos?

¿Qué hay detrás del binomio cannabis y asma? ¿Es cierto que el cannabis tiene efectos beneficiosos contra el asma? Hoy os contamos los detalles. 

El asma es una de las enfermedades más extendidas en el mundo. El empeoramiento del aire que respiramos en cualquiera de los puntos del globo terráqueo, hace que de forma endémica se propague entre adultos y niños. En España, por ejemplo, se calcula que alrededor de un 12% de la población infantil padece de esta enfermedad. Si nos vamos a los adultos, más de un 5%. Esta enfermedad tan común, básicamente es una enfermedad inflamatoria de los pulmones que afecta particularmente a los bronquios. Estos, al sufrir un ataque de asma, se inflaman y se estrechan, lo que impide la correcta circulación del aire en nuestros pulmones, haciendo que la respiración sea muy costosa.

Hasta ahora sin cura, se trata con diferentes terapias que pueden minimizar de alguna forma las complicaciones respiratorias. Ahora, gracias al cannabis, y a diferentes estudios que se han ido creando durante estos últimos años, parece que tenemos una más que plausible solución. Y es el tratamiento con beneficios del cannabis y asma.

 

Varios estudios sobre el cannabis, podrían certificar su acción paliativa al reducir los efectos del asma. Cannabis y asma ¿buena combinación?

Han sido varios estudios los que han certificado el uso del cannabis, o el uso de productos derivados, en el tratamiento del asma, pero hay como dos corriente. Una en la que sopesan incluso ingerir cannabis fumado, ya que el humo del cannabis, en concreto el THC, haría que las paredes de los bronquios se relajen. Otra habla de dosis sintetizadas y específicas de THC, ingeridas de otras formas, para obtener los beneficios analgésicos  y antiinflamatorios del cannabis, despertando gracias al cannabinoide psicoactivo, el receptor CB1 que ayudaría a reducir las contracciones musculares pulmonares asociadas a la enfermedad.

Lo que empieza a quedar bastante claro, es que el cannabis y varios de sus cannabinoides, tienen beneficios mucho más positivos contra la enfermedad que muchas de las terapias que llevan tratando el asma desde hace décadas. Eso sí, desde Nekwo, creemos que lo más probable es que el éxito de estas terapias, radique más en un inhalador con cannabinoides o en un fármaco derivado de la planta, que en el propio cannabis fumado, ya que no creemos que la el proceso de combustión o la temperatura del humo inhalado sea la más correcta para curar el asma. Por el momento, estamos contentos de que, una vez más, la planta que más queremos, sirva para sanar de manera efectiva otra de las enfermedades más comunes del planeta.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *