Estudiantes universitarios pueden perder la beca por relacionarse con el cannabis

En Estados Unidos el cannabis puede darte o quitarte una beca universitaria

La falta de una regulación homogénea y federal por parte de los estamentos gubernamentales centrales del país sobre el cannabis hacen que dependiendo del estado en el que vivas o a la regulación (estatal o federal) a la que te acojas, el cannabis pueda darte o quitarte una beca universitaria.

En Estados Unidos está comenzando a darse una paradoja: el cannabis puede tanto darte como quitarte una beca universitaria, tal cual lo estás leyendo. Resulta que según el marco regulatorio al que te enfrentes, viviendo en un estado o en otro las leyes contribuirán o defenestrarán la educación de los que optan a una beca universitaria. La situación es verdaderamente bipolar.

Estados Unidos no se decide por crear una regulación federal del cannabis

Estados Unidos no se decide por crear una regulación federal del cannabis

Por ejemplo, en Colorado, podrías verte beneficiado con una beca con fondos directamente extraídos de la bolsa de impuestos recaudados con el cannabis o en cambio, en Pennsylvania por ser pillado fumando o con una pequeña dosis pueden hasta impedirte ir a la universidad y quitarte la dotación de ayuda en forma de beca económica que hayas podido conseguir. La situación ya no sólo es el mero reflejo de un país dividido, si no que es la real evidencia de que tener una administración sin un rumbo claro bajo una cuestión (en este caso la de Trump con el cannabis) crea situaciones injustas y, en muchas ocasiones, de desamparo.

La ley federal prohíbe dar becas a estudiantes relacionados con el cannabis

En el año 1998 el gobierno estadounidense aprobó en el Congreso una ley por la que se obligaba a contestar en el formulario de petición de beca para estudios superiores a una pregunta relacionada con si consumes o has sido condenado por la posesión o venta de drogas ilegales.Si por alguna de aquellas contestaras que sí, automáticamente pasas a formar parte del grupo de personas norteamericanas que nunca obtendrán una beca del estado para educarse en enseñanzas superiores como la Universidad. En caso de contestar que no y más tarde ser descubierto por la administración, podrías enfrentarte a una pena de cárcel que podría llegar hasta los 5 años y una multa de unos 20.000 dólares, casi nada.

Universidad de Pennsylvania

Universidad de Pennsylvania

En 2006, tras un estudio del impacto que tuvo esta ley, en el que se verificó que cientos de miles de alumnos habían perdido su beca en las que el estado se había ahorrado unos 200 millones de dólares dirigidos a becas por este motivo, se decidió relajar en cierta manera la ley, modificando la prohibición de por vida al acceso de becas dejándolo de 1 a 3 años en función de la reiteración que se haya producido en el delito. Un ejemplo lo encontramos en el caso que narra la revista de nuestros amigos norteamericanos ‘High Times’. Estos, se hacen eco de una historia de una chica llamada Billet, en un pueblo de Pennsylvania, que perdió su beca y no pudo acabar sus estudios universitarios en Medicina por este motivo. Actualmente la ley continúa en vigor, pero ya son muchas las voces que están clamando por un cambio en la ley que inhabilite esta cláusula a la hora de conseguir una beca de estudios.

Un condado de Colorado abrirá el primer fondo de becas universitarias con la recaudación de los impuestos del cannabis

Mientras la ley federal impide que los consumidores o cultivadores de cannabis puedan estudiar y cursar estudios superiores con becas como el resto de personas del país, los estados que tienen regularizada su situación con la planta comienzan a movilizarse ante el estatismo del gobierno central.

En un pequeño condado de Colorado llamado ‘Pueblo County’ en el que el cannabis se ha hecho un hueco importante en el sector industrial del estado, acaban de aprobar una novedosa propuesta. Con un porcentaje de la recaudación de los impuestos por consumo y producción de las empresas y cultivadores de marihuana de la zona, se va a crear un fondo con una partida de dinero para otorgar becas a estudiantes. De esta forma, van a crear la primera beca universitaria producida por el cannabis del mundo.

Vista aérea de Pueblo County en Colorado

Vista aérea de Pueblo County en Colorado

Es curioso que en este condado, va a comenzar a darse una situación nunca antes vista, jóvenes de diferentes edades, se van a ver beneficiados en su educación gracias a un consumible que no podrán tocar hasta que casi hayan finalizado su formación. Se calcula que dentro de apenas 3 años, el estado de Colorado recaudará alrededor de 3,5 millones de dólares al año con la recaudación de impuestos del cannabis, así que ¿cuántas becas podrían pagar? ¿cuánto se contribuiría a la sociedad? De momento, en Nekwo, esperamos que en poco tiempo y de forma generalizada en el globo terráqueo, podamos gozar todos de los beneficios que trae consigo la regulación del cannabis.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *