Canadá y Suiza países francófonos con amor por el verde

Ambos países con fórmulas legislativas diferentes, se acercan al consumo recreativo de la sustancia tras el auge del sector cannábico a nivel internacional. Canadá pospone su entrada en vigor para 2018 y Suiza permite el consumo de baja potencia desde 2011.

Buenas noticias para aquellos cannáfilos que hablen francés, ya que por lo que parece, los países francófonos se están posicionando a favor del cannabis, ya sea medicinal o, como en este caso, recreativo.

Con diferentes fórmulas legislativas, tanto Canadá como Suiza han legislado o van a legislar el consumo de cannabis recreativo, demostrando que la línea en la que se están concatenando los cambios de referentes en el mundo sobre la marihuana, que cada vez más es aceptada por todos los sectores de la sociedad, alejándose de moralismos obsoletos y prejuicios no argumentados.

Canadá quiere aprobarlo para 2018

En Nekwo hace unos meses, os contamos que el actual gobierno canadiense tenía preparado para este mismo abril la presentación del proyecto de ley que entraría en vigor a finales de año. La ley, según informó hace unas semanas el portavoz oficial del gobierno canadiense Cameron Ahmad:

“Siempre se ha querido presentar en primavera de este año, aunque por cuestiones burocráticas no entre en vigor hasta el 1 de julio de 2018”

El proceso se inició hace 2 semanas en el parlamento canadiense y, de momento, cumple los tiempos prometidos en sus proclamas electorales. El ministro de Justicia de Canadá no ha querido pronunciarse de la misma forma que el portavoz, pero si asegura que se va a legalizar, siempre de manera estricta y restrictiva.

Justin Trudeau, presidente del gobierno de Canadá

Justin Trudeau, presidente del gobierno de Canadá

Por lo que parece, la ley permitirá poseer hasta 30 gramos de flor seca, y un máximo de cuatro plantas en el cultivo doméstico. Además, contemplan la creación de salones y lugares para el consumo y un mayor gravamen en forma de impuestos para las variedades de cannabis más potentes. Cuando lo legalicen, se convertirán en el primer país desarrollado que pone fin a la prohibición del consumo de hierba.

Suiza y su modelo de legalización para marihuana de baja potencia

Desde 2011, Suiza permite que los adultos compren y consuman cannabis siempre y cuando la marihuana no contenga más del 1% de concentración de THC en su interior. Lo raro del asunto, es que, hasta hace alrededor de 1 año apenas comenzó a inflarse la burbuja cannábica en el país.

De hecho, según las autoridades este principio de año ha sido donde han experimentado un gran aumento en el registro de empresas interesadas en adquirir una concesión para la producción de cannabis. Dan por hecho que es debido sobre todo al boom mediático que está recibiendo el sector, gracias a que países como Estados Unidos estén continuamente en la palestra de los medios de comunicación. Actualmente se encuentran cerca de 150 empresas relacionadas con tanto el proceso de producción como de venta de cannabis de ‘baja graduación’.

Exteriores del Parlamento Suiza en Berna

Exteriores del Parlamento Suiza en Berna

La última estimación que han hecho entorno a las recaudaciones que se esperan, cifran en más de 100 millones de francos suizos en impuestos.

Al igual que Suiza, varios países europeos están poco a poco explorando cuales deben ser las maneras en las que incursionen en el mundo del cannabis, Francia por ejemplo, siguiendo la línea de estos países francófonos, comienza a preguntarse por el cannabis medicinal. El germen de la legalización continúa propagándose.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *