Calles de Toronto, Canadá - Foto: Commons Wikipedia

Canadá se aferra a la legalización para disminuir el paro

El gobierno de Justin Trudeau anunció en la ONU su intención de autorizar el consumo de la planta

La administración canadiense tiene la esperanza de que el cannabis legal puede ayudar a combatir el desempleo de algunas regiones, como ocurre en New Brunswick, dónde la tasa de paro alcanzó un 9´7 en el pasado mes de julio. La segunda más alta del país.

Dichas cifras han provocado la preocupación de los dirigentes locales, que ya han puesto sus miras en las empresas relacionadas con la marihuana que irán apareciendo y los puestos de trabajo que pueden crear en la zona.

El pasado 23 de agosto, el gobierno provincial anunció la inversión de 4 millones para ‘Zenabis’, una empresa que construirá una planta de producción de marihuana medicinal en Atholville, una localidad situada al norte de la región. Susan Holt, asesora económica, ha declarado a la cadena pública que “es sólo el comienzo de los nuevos puestos de trabajo que se pueden crear”.

¿En qué punto está la legalización del cannabis en Canadá?

El anuncio de que Canadá pretende legalizar la se realizó el 20 de abril, ‘Día Internacional de la Marihuana’,  en plena sesión especial sobre drogas convocada en la ‘Asamblea General de Naciones Unidas’.

Pero no será  hasta el año que viene cuando el país que limita al sur con USA propondrá la ley que la legalice: “Vamos a presentar legislación en la primavera de 2017 que asegure que mantengamos la marihuana lejos de las manos de nuestros niños y los beneficios lejos de las manos de los criminales”. Así lo anunció Jane Philpott, Ministra de Sanidad del gobierno liberal presidido por Justin Trudeau, en su discurso sobre drogas en la ‘Asamblea General de Naciones Unidas’. La política canadiense defendió un cambio de paradigma respecto a las drogas. Un avance hacia “lo amplio, colaborativo y compasivo, que respete los derechos humanos a la vez que promueve la responsabilidad compartida y tenga una fundación científica firme”.

El gobierno de Trudeau asume que su plan de legalización de la marihuana “reta el statu quo de muchos países”, pero a la vez muestran el convencimiento de que “es la mejor forma de proteger a la juventud a la vez que se mejora la seguridad pública”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *