Bob Dylan, The Beatles y marihuana: Crónica de la noche que cambió la historia músical

Viernes 28 de Agosto de 1964. Hotel Delmonico, Nueva York. Cualquier melómano que se precie daría un meñique por haber compartido aquella noche, en aquella habitación con tales gerifaltes de la cultura popular moderna, The Beatles y Bob Dylan. Esa noche sería una de esas, en las que sin proponérselo, un grupo de genios son capaces de darle un nuevo sentido a la creatividad desde perspectivas experimentales, que les conducirá a crear auténticos manjares auditivos.

Paul, John, Ringo y George aterrizaron por primera vez en Estados Unidos en febrero, justo cuando comenzaban a asentar su prestigio internacional con el singleI want to hold your hand”, capaz de vender más de un millón y medio de copias en apenas tres semanas. En Agosto volvieron para dar una serie de conciertos. Ese viernes de 1964, acababan de tocar en el Forest Hills Tennis Stadium de Nueva York.

The Beatles en su llegada a Estados Unidos

The Beatles en su llegada a Estados Unidos

Por su parte Bob acababa de llegar a su suite en el hotel Delmonico, tras llegar de dar un concierto en el famoso festival de Woodstock. Hacia poco que había publicado su álbum de transición “Another side of Bob Dylan” que no gustó mucho entre sus admiradores más ortodoxos que apuntaba hacia un cambio de rumbo musical, en el que comenzaba a dejar atrás el Folk más reivindicativo por el que se caracterizaba. Tras esa noche, este cambio adquiriría un carácter mucho mas radical.

El nexo de unión fue Al Aronowiz, un periodista amigo en común, que les propuso tanto al grupo como al cantante el encuentro que ambos aceptaron. Me imagino el momento, los jóvenes Beatles, entrando en la lujosa habitación de Bob Dylan. No se quién estaría más sorprendido.

Según contó el periodista, tras las presentaciones, John Lennon sugirió si cabía la posibilidad de que les llevaran unas botellas de vino. Bob para amenizar la espera les pregunto si querían fumar un poco de hierba. Ninguno de los cuatro había fumado nunca. Dylan se quedo anonadado, el creía que en el single “I want to hold your hand”, anteriormente citado, había una estrofa en la que decían “I get high” en repetidas ocasiones ¿Cómo no iban a fumar? John, rápidamente le aclaró su error; no decían eso, si no que cantaban “I cant hide”. A su vez, Lennon, sugirió a Ringo que fuera el primer valiente en probar aquel canuto. Éste, como después contaría George Harrison:

“No sabía de que iba todo aquello, así que se lo fumó entero. Nosotros nos reímos al verlo tan fumado, y tanto Bob, como Al, comenzaron a liar para todos”

A partir de ahí ya os podéis imaginar. Carcajadas entre surrealismo, pop, rock y folk, impregnados de vino y THC. Una combinación explosiva para la creatividad que marcaría un antes y un después en sus identidades musicales sin perder su esencia, sobre todo en los cuatro jóvenes de Liverpool a los que les influenciaría más este encuentro.

Los Beatles se convirtieron en unos apasionados del verde justo cuando comenzaron a producir sus álbumes más creativos, artísticos y experimentales, con sus ya bien conocidos Rubber Soul o el mejor de los británicos para el que escribe estas líneas, Sgt. Pepper’s Lonely Hearths Club Band, álbum conocido por estar producido ya no solo por la influencia de sus experiencias con el cannabis sino que también por las que tuvieron con el LSD. Dejaron un poco de lado su vena cursi con lalalas para algo mucho más transcendental y armonioso como puede ser su temazo, Within You Without You. Maduraron artísticamente hablando, y de qué manera.

Dylan, por su parte, también viró artísticamente, pero no podemos decir que fuera consecuencia directa de esta noche dado que ya estaba comenzando a cambiar de sonidos. Si que es verdad que, después de esta experiencia, comenzó a sonar más eléctrico, dejando la intimidad del acústico por guitarreo mucho más potente.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *