Bill Nye salva el mundo… con marihuana

¿Os imagináis a Goyo Jiménez comprando 14 gramos de marihuana para hacer un especial sobre el cannabis en Órbita Laika? No, claro, nosotros tampoco. Sin embargo, dada la apertura social y cultural hacia el cannabis en EE.UU., no resulta tan difícil imaginarnos al presentador ganador de un Emmy, Bill Nye, haciéndolo para “Bill Nye saves the world”, un programa de divulgación científica que emite Netflix.

Con un formato desenfadado y siempre en tono de humor, Billy Nye invita a expertos y famosos para explorar cuestiones científicas que afectan directamente a la sociedad. La segunda temporada del exitoso programa se estrenó en diciembre de 2017 con un episodio dedicado a la marihuana, que supone un reflejo de la noramalización social de la planta en la sociedad estadounidense.

El episodio comienza con el mismo Bill Nye entrando en un dispensario de Los Angeles, el Hollywood High Grade, para comprar cannabis. Dado que el programa se grabó antes de la entrada en vigor de la ley estatal que permite el consumo recreativo de cannabis en California, Nye tuvo que presentar su credencial de paciente de cannabis medicinal para comprar 14 gramos de cannabis y aceites de THC y CBD.

Una vez en el plató, y tras presentar el programa con un “soy Bill Nye y he venido a salvar el mundo… con marihuana”, realiza una seria crítica a los obstáculos a la investigación científica sobre el cannabis en EE.UU. debido a su clasificación en la lista 1 de sustancias controladas, a pesar de la abundante evidencia científica que sugiere su potencial terapéutico en un amplio espectro de condiciones.

 

Israel, líder en la investigación del cannabis medicinal

Después de un sucinto repaso a la historia del cannabis, desde sus usos comunes desde los orígenes de la agriculutra hace 8000 años hasta la prohibición en el s. XX, Nye da paso al reportaje que Derek Muller, colaborador del programa, realizó en Israel, líder mundial en la investigación del cannabis medicinal. En este apartado aprendemos que Israel fue el primer país del mundo en aprobar el uso medicinal del cannabis en 1996.

Muller visita el cultivo de cannabis más grande del país perteneciente a la empresa productora de cannabis medicinal Tikkun Olam, cuyo CEO, Aharon Lutzky, afirma que la marihuana “es un medicamento maravilloso con efectos secundarios mínimos”, algo que, asegura, también suscribe el bioquímico Raphael Mechoulam, el “padre de la investigación cannábica”, título que se ganó por ser quien aisló e identificó or primera vez la molécula responsable de los efectos psicoactivos del cannabis, el tetrahidrocannabinol o THC, en 1964.

Derek Muller consigue entrevistar al mismísimo Mechoulam, que cuenta cómo los principios activos de otras sustancias como la cocaína o el opio ya habían sido aislados en el pasado, pero el cannabis seguía siendo un misterio. “Sin concoer lo que contenía, no se podía progresar” cuenta Mechoulam a Muller.

Muller visita también las instalaciones de CannRX, una compañía israelí donde se investigan posologías y formas de administración de cannabis medicinal donde nos muestran “la forma científica de fumar marihuana”, entre otros sorprendentes avances.

De vuelta en el estudio, Billy Nye, a pesar de reconocer que no se lleva bien con el cannabis, realiza una defensa de su liberación, no solo por sus aplicaciones terapéuticas, sino por sus múltiples usos industriales, entre los que destaca la elaboración de cuerdas resistentes y tejidos de gran calidad.

 

Cinco años de legalización y el cielo no se ha caído

A continuación entrevista en bloque a la Dra. Tiva Cooper, de la Universidad de Columbia, a Kevin Smith, actor y director de cine, y a Rick Garza,  Director del Consejo del Alcohol y el Cannabis del estado de Washington, para explorar las ventajas, desventajas y efectos de la legalización del cannabis en la sociedad.

Quizá el dato más llamativo lo aporta Garza, afirmando que, tras la legalización del consumo recreativo de cannabis en el estado hace cinco años, no se ha constatado un aumento del consumo entre los jóvenes, sino que lo que han aumentado considerablemente son las arcas públicas. En todo este tiempo tras la legalización “el cielo no se ha caído” sentencia Garza. Por su parte Tiva Cooper subraya la importancia de retrasar lo máximo posible la edad de inicio del consumo de cannabis, dada su incidencia en el desarrollo del cerebro cuando aun no ha terminado de madurar.

El programa termina con un divertido “experimento” sobre los efectos del cannabis en la práctica del ultimate frisbee, deporte al que Nye es aficionado. Un equipo completamente sobrio, se enfrenta a otro que acaba de consumir marihuana, del que Nye forma parte, con un resultado desastroso para los fumetas.

En resumen, el programa transmite una imagen del cannabis muy alejada de imagen maligna que el prohibicionismo se dedicó a promover, expone la contradicción del nivel de clasificación que tiene a nivel federal y muestra cómo las políticas regulatorias mejoran la situación social en realción al cannabis, además de reportar cuantiosos ingresos públicos a través de los impuestos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *