Australia se acerca a la legalización del cannabis recreativo

Con unos meses ya de regulación del cannabis medicinal en Australia, parece que en algunas regiones se están moviendo con más intensidad los hilos que lleven a una regulación del cannabis recreativo.

El próximo año en Canberra podrá entrar en vigor una ley por la cual se descriminalizará la posesión de hasta 50g de cannabis, y se podrá cultivar en los hogares privados, sin límite de plantas por hogar. El límite se establece en función de los habitantes: se permitirán hasta cuatro plantas por persona, pero no habrá límite en el tamaño de las plantas. Eso sí, estas plantas no podrán ser cultivadas con hidroponía ni usando luz artificial.

De esta forma, según Michael Pettersson, del Partido Laborista y principal introductor de la propuesta de ley, se pretende reducir la dependencia que tienen los consumidores del mercado negro.

No obstante, “aquellos que participen en actividades de tráfico de drogas y venta de cannabis seguirán cometiendo delitos de drogas y serán perseguidos por la policía tal y como viene siendo hasta ahora”, asegura Pettersson.

Por su parte el portavoz de los Verdes en política de drogas Shane Rattenbury, quien es también el Ministro dse Justicia, opina que la descriminalización del consumo recreativo de cannabis contribuiría enormemente a evitar que mucha gente acabase en el sistema judicial simplemente por consumir.

“Permitir que los adultos en el Territorio de la Capital posean y usen cannabis es reconocer la moderna realidad de que muchos adultos eligen usar cannabis“, afirma Rattenbury.

“Este es un paso pequeño pero significativo en un largo camino de reforma de la ley de drogas con la que esperamos que, en última instancia, el uso personal de drogas sea tratado como un problema de salud y no como un problema judicial“.

“También observamos que el cannabis es una droga menos dañina que la mayoría de las demás drogas ilícitas, y hacerla más fácilmente accesible bien podría reducir el uso de otras drogas más dañinas”, añade.

Suponemos que Rattenbury es consciente de que el cannabis es, además, menos dañino que otras drogas legales, puntualización que cabría destacar, sobre todo teniendo en cuenta que hay muchos indicios acerca de que el consumo de cannabis incide en la reducción del consumo de alguna de estas drogas legales más perjudiciales.

El proyecto de ley de Pettersson tiene muchas posibilidades de ser implementado después de que vuelva a la Asamblea de la Capital, donde sus colegas de partido apoyarán la iniciativa. Los Verdes también la apoyarán en principio, pero la someterán a un escrutinio más detallado para asegurarse de que funciona adecuadamente, dado que, según Rattenbury, “en este momento el proyecto de ley del Sr. Pettersson no aborda cuestiones de suministro, a diferencia de la propuesta federal de los Verdes. A nivel nacional, los Verdes están tratando no sólo de legalizar el cannabis, sino también de establecer una nueva agencia para regular su producción y venta”.

 

Victoria también se acerca a la legalización del cannabis recreativo

En una dirección análoga, el Partido Reason del territorio de Victoria asegura que, de ser elegido, legalizará el cannabis en el territorio dentro de los próximos dos años.

“No se trata de una promesa electoral utópica”, asegura Fiona Patten, fundadora y líder del Partido Reason, “haré que esto suceda”.

 

El Partido Reason es quizá el más progresista de Australia y ya ha impulsado reformas en las leyes sobre eutanasia, aborto y drogas en general. El estado de Victoria fue también el primero en legalizar el uso de cannabis medicinal (aunque por ahora solo para pacientes en circunstancias excepcionales), por lo que la realidad de una regulación del consumo recreativo no parece tan lejana.

“Victoria es el estado más progresista del país”, asegura Patten. “Está preparado para este cambio”.

 

Con un modelo inspirado en el de Canadá, la Oficina de Presupuesto Parlamentario calcula que el Estado ingresaría más de 200 millones de dólares australianos por la reducción de costes policiales y judiciales y por los impuestos sobre el cannabis.

“La legalización de la cannabis tiene sentido, es algo que para la mayoría de la gente resulta obvio. En todo el mundo las comunidades están haciendo este cambio y es hora de que Victoria vuelva a liderar el camino en esta reforma histórica”, dice Patten.

 

Fuentes: The Sydney Morning Herald, ABC.net

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *