¿Cómo afecta la marihuana en la sexualidad masculina?

Los efectos terapéuticos de la marihuana y su potencial para tratar diversos síndromes y enfermedades son tomados cada vez más en serio por los investigadores, y también se está estudiando en el contexto de la sexualidad humana. ¿Qué es lo que hoy sabemos acerca la marihuana en la sexualidad masculina?

 

Resulta evidente que la prohibición generalizada de la marihuana en el mundo ha retrasado nuestro conocimiento científico acerca de sus efectos en el cuerpo humano, tanto negativos como positivos. A pesar de todo, cada vez es más indiscutible que su consumo es menos pernicioso para la salud que el del alcohol, sobre todo cuando se consume de formas alternativas que no implican la inhalación de humo. Pero, ¿cómo afecta a la sexualidad masculina?

 

Muchos son los mitos que hay acerca de los efectos de la marihuana en la función sexual masculina. La mayoría se deben al hecho de que los efectos son reportados por los mismos consumidores, por lo cual su percepción podría estar sesgada por las alteraciones que el cannabis produce en la conciencia. Por ejemplo, la afirmación de que la marihuana ayuda a los hombres a durar más tiempo realizando el acto sexual, podría deberse simplemente a que uno de sus efectos conocidos es la alteración de la percepción subjetiva del tiempo. En palabras más simples, cuando estás colocado de marihuana sientes que tardas más en consumar el acto sexual, pero su duración real podría no ser diferente que estando completamente sobrio.

 

Un estudio de la Journal of Sexual Medicine publicado en 2011, sugiere que existe una relación negativa entre el consumo de cannabis y la función eréctil. El estudio se realizó con animales en los que se constató que el cannabis producía efectos inhibitorios en determinados receptores del tejido eréctil del pene. Con todo, los autores no extraen conclusiones definitivas acerca de lo que implican estos hallazgos en la sexualidad masculina humana y recomiendan más investigaciones.

 ¿Efecto negativos de la marihuana en la sexualidad masculina?

Pero hay que tener en cuenta un argumento en el que insisten los investigadores y que podemos condensar en una cita de Paracelso: “la dosis hace el veneno”. El consumo moderado de cannabis o de alcohol no solo parece tener efectos negativos mínimos o despreciables en la función sexual, sino que pueden producir, en dosis bajas, un efecto estimulante, aumentando la deshinibición y el apetito sexual, como mostró un artículo publicado en el Current Sexual Health. Por otra parte, el abuso de estas sustancias puede producir problemas en la función sexual, como dificultades en alcanzar el orgasmo o para lograr una erección. En el caso del cannabis, un estudio de 2012 publicado en la Journal of Psychoactive Drugs concluyó que la prevalencia de la disfunción eréctil es tres veces mayor entre los consumidores diarios de marihuana que entre los no consumidores.

 

Otro estudio de la American Journal of Epidemiology publicado en 2012 encontró una relación entre el consumo de marihuana y un peor recuento y calidad del esperma. El 29% de los 215 sujetos de estudio daneses que consumieron marihuana durante tres meses (nota: ¿quién no se apuntaría a este tipo de estudios por el avance de la ciencia?) desarrollaron este efecto, aunque todo sea dicho, parece que las cosas vuelven a su cauce cuando uno deja de consumir, por lo que se considera este hallazgo como una vía de estudio para tratamientos de control de natalidad.

 

Por otro lado, un estudio realizado por la Federation of American Societies for Experimental Biology  sobre la marihuana en la sexualidad masculina halló que un receptor de nuestro sistema endocannabinoide, el CB2, ayuda a regular la formación de esperma. El estudio afirma que este hallazgo no solo supone que la marihuana puede afectar negativamente la fertilidad masculina, sino que abre la vía para una estrategia terapéutica para tratar la infertilidad masculina.

 

¿Cuáles son nuestras recomendaciones? Si planeas tener hijos, ponte a la faena un par de meses después de interrumpir el consumo de marihuana (y de alcohol, especialmente de alcohol) solo si estás experimentando problemas para conseguir una fecundación, y si lo que necesitas es un empujoncito para tener una buena experiencia en la cama, pues lo de siempre: consume responsable y moderadamente y a disfrutar de la vida, que son dos días.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *