Lombriz Plagron

¿A que no sabías desde cuándo se lleva usando la lombriz para cultivar?

La lombricultura es una técnica agrícola basada en una serie de operaciones relacionadas con la cría y la producción de lombriz para el tratamiento de los residuos orgánicos de estas para su reciclaje en forma de abono o compost.

Los beneficios que aportan las lombriz a la tierra son conocidos desde hace unos cuantos miles de años.

Lombrices en tierra

Lombrices en tierra

Los primeros en darse cuenta de ellos fueron los sumerios hace algo menos de 6000 años. Esta civilización era conocida por el amplio conocimiento que tenían sobre la agricultura. La forma en la que establecían la calidad de los suelos sobre los que iban a plantar era observando la densidad de lombrices que en él habitaban, de forma que antes de plantar, cavaban hoyos para poder más o menos contabilizarlas; a mayor número, más propiedades y condiciones idóneas para una mejor fertilidad.

Un poco más tarde, ya por el 3000 a.C., los egipcios, en la línea de los sumerios, también utilizaban el mismo proceso para cerciorarse de la fertilidad del suelo, pero además, con la llegada de Cleopatra, se les concedió a las lombrices el titulo de animal sagrado, imponiendo graves castigos, incluso la muerte, a quienes las dañaran, vejaran o comercializaran con ellas.

El filósofo ateniense Aristóteles, allá por el año 320 a.C., bautizó a las lombrices como “los intestinos de la tierra”, ya que, como se demostraría años después, se habían fijado en que este tipo de gusanos procesaban enormes cantidades de restos orgánicos de la tierra.

Pero no fue hasta 2000 años después cuando, de manera efectiva, se comenzó a estudiar científicamente los beneficios y cualidades que aportan de forma testada. A partir de finales del siglo XIX y principios del XX comenzaron a surgir publicaciones científicas acerca de estos anélidos. En 1881, Charles Darwin se interesó por estas en su último libro “The formation of vegetable mould trough the action of worms, with observation on their habits” o lo que es lo mismo en español “La formación de la tierra vegetal por acción de las lombrices”. Tardó alrededor de 40 años en la realización de su estudio.

A partir de aquí el estudio de este tipo de gusanos comenzó a extenderse, y su popularidad en los cultivos industriales comenzó a hacerse notoria. Fue en 1936 cuando probablemente se comenzaría a tomar como técnica hortícola. El Dr. Thomas Barret creó una técnica para mejorar la fertilidad de los suelos estériles; con basura y paja húmeda encima de una porción de terreno, las lombrices de tierra se multiplicaban de forma muy rápida. Estudió esta práctica durante diez años y los resultados fueron publicados en su libro “Harnessing the earthworm”.

En la actualidad son muchos los productos que se pueden encontrar relacionados con el uso de las lombrices para los cultivos, pero el más destacado, y uno de los que más resultados probados tienen es el Mega Worm de Plagron.

Mega Worm o Humus de lombriz de Plagron

Mega Worm de Plagron

Mega Worm de Plagron

¿Qué es exactamente este humus? Muy sencillo. El humus de lombriz es un preparado obtenido de la extracción de excrementos y demás deyecciones del gusano con tierra para la formación de un compost o abono que nutrirá a la tierra cultivada de un sinfín de propiedades.

Los beneficios que aporta el humus de lombriz son innumerables mostrándose tanto a nivel físico en las plantas como a nivel químico o biológico.

El producto que ofrece Plagron es perfecto para cualquier tipo de cultivos y posee un alto contenido en materia orgánica ofreciendo a tus plantas una ingente cantidad de enzimas, minerales y demás oligoelementos para dotar a la tierra de una mayor fertilidad. Además, por si fuera poco, este compuesto garantizará una perfecto equilibrio entre el nitrógeno, el fósforo y el potasio que necesitan tus cultivos para un rápido crecimiento.

El Mega Worm es perfecto para devolverle la vida a los suelos a cultivar ya que mejora tanto la aireación como la capacidad de retención de agua y nutrientes al suelo, reduce su erosión y lo enriquece conservando y elevando el contenido orgánico favoreciendo la flora microbiana y dotando de un aumento de la resistencia de las plantas a plagas y enfermedades derivadas o no de la tierra.

La forma de emplearlo es muy sencilla ya que la sobredosificación es casi imposible llevada a la práctica pero aconsejamos que se tengan en cuenta diversos parámetros a la hora de usarlo, como se indica en su propio envoltorio. Además, su precio es irrisorio.

Hay que destacar, que todos los productos de Plagron son de primera calidad y están siempre elaborados con el mayor cuidado, para proteger tus cultivos y sacarles el mayor partido.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *