Menú diario completo con cannabis en Arizona

Tempe, Arizona, abrirá una cocina con menú diario para consumidores de cannabis medicinal. Hasta ahora todo lo que se podía encontrar eran snacks empaquetados o productos conservados en las estanterías de los dispensarios.

 

La comida fresca, recién cocinada con cannabis, ya no será exclusiva de algunos platos de restaurantes selectos, o de eventos exclusivos, sino que The Mint Dispensary, uno de los dispensarios de cannabis más grandes de EE.UU. en Tempe, Arizona, ofrecerá a partir del próximo mes de Octubre desayunos, comidas y cenas con cannabis, a cargo de su chef y jefe ejecutiva del dispensario Carylann Principal, superviviente de cáncer, para todos aquellos clientes que posean una tarjeta de paciente de cannabis medicinal.
La propuesta no consiste pues en mezclar alegremente la comida con cannabis, sino que se adaptará la receta a las necesidades del consumidor.
“Nuestra cocina es única”, dice Principal. “Es un lugar donde el arte se encuentra con la ciencia. Además de comprender la diversidad de sabores que las diferentes variedades de cannabis pueden proporcionar a cualquier plato, también estamos calculando cuidadosamente las dosis de cannabis de forma personalizada”.

 

“Nuestra industria continúa evolucionando a un ritmo exponencial”, dice Eivan Shahara, CEO de The Mint Dispensary. “Vimos una gran necesidad insatisfecha por parte de los pacientes que visitaban regularmente nuestro dispensario; buscaban acceso a alimentos frescos y saludables infusionados con cannabis. Sabemos que los tipos adecuados de alimentos saludables pueden ayudar a las personas a combatir una variedad de enfermedades, desde el cáncer y la epilepsia hasta las enfermedades de Parkinson y Alzheimer. Estamos utilizando nuestros conocimientos sobre alimentación y nutrición para ayudar a los pacientes en su búsqueda de snacks frescos y saludables y comidas infusionadas”.

 

Mientras los medios que se hacen eco de la noticia aseguran que se trata del primer negocio de este tipo en EE.UU., parece ser que en California ya disfrutaban de propuestas similares desde hace años, como la de Elevation VIP Cooperative.

 

En cualquier caso es cierto que la propuesta de The Mint Dispensary es muy completa y no tan orientada a lo exclusivo: además de los menús del día, el establecimiento ofrecerá pizzas, pasta, hamburguesas artesanales, tacos y patatas fritas entre otros productos.

 

Abierto de 8 a.m. a 10 p.m. todos los días de la semana, The Mint Dispensary también ofrecerá servicio a domicilio los días festivos, menús especiales para fechas señaladas como el Día de Acción de Gracias, Navidad y Año Nuevo y, por si fuera poco, a partir de Noviembre proveerá servicios de catering para eventos medicados como bodas, cumpleaños y funerales (tal y como lo expresa Telemundo Arizona)… sí, habéis leído bien: eventos medicados… ¿cómo funerales?

¿Eventos medicados o fiestones con cannabis en Arizona?

 

Y es que aquí no podemos dejar de hacer un comentario sobre el concepto de paciente de cannabis medicinal en EE.UU. Si bien es cierto que muchísimas personas dependen del cannabis o de medicamentos basados en él para tratar sus dolencias, también lo es el hecho de que la clientela de la cocina de The Mint  Dispensary no va a consistir fundamentalmente en enfermos. El concepto de “cannabis medicinal” es un comodín para el que no tenemos equivalente en Europa. Es la forma en la que muchos estados de EE.UU. han conseguido hacerle un bypass al prohibicionismo.

 

La mayor parte de poseedores de un carnet de paciente de cannabis medicinal son simples consumidores de cannabis que no tienen otro remedio para ejercer sus derechos de forma legal. Hecha la ley, hecha la trampa. Solo necesitas un médico comprensivo que esté dispuesto a hacerte una receta. Así pues, lo de evento medicado no es más que un eufemismo para hacer que un fiestón lleno de risas y jolgorio suene más políticamente correcto.

 

Fuente: Financial Post
Imagen: Business Wire

Supositorios vaginales de CBD

Fumado, ingerido a través de productos comestibles o bebibles, aplicado sobre la piel en forma de cremas y aceites… muchas son las formas en las que hoy se puede consumir cannabis, particularmente en aquellos lugares donde, gracias a la progresiva relajación de las leyes, se está desarrollando una economía de esta polémica planta.


Pero hoy hablaremos de una forma de consumo muy inusual y limitada a las mujeres: los supositorios vaginales de CBD.

 

No, no se trata de una forma poco ortodoxa de colocarse, sino de juntar las propiedades medicinales del cannabinoide CBD, con una vía de absorción rápida y directa, como lo es la mucosa vaginal.

 

El CBD es un cannabinoide que no presenta efectos psicoactivos, pero al que se le asocian múltiples propiedades terapéuticas como analgésico, antiemético, antiinflamatorio, relajante muscular, etc. La idea de un supositorio vaginal de CBD es combatir los dolores asociados a la menstruación, pero hoy por hoy no existe ningún producto de cannabis aprobado por las autoridades sanitarias que pueda ser insertado en la vagina.

 

La doctora en ginecología y osbtetricia Carolyn DeLucia, miembro del Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos, está especializada en tratamientos vaginales, entre los cuales se encuentran productos de CBD. “La vagina es un excelente lugar para que cualquier cosa sea absorbida por tu sistema”, explica DeLucia. “La pared vaginal es un área porosa y mucosa del cuerpo, lo que significa que cualquier medicamento (como medicamentos hormonales o métodos anticonceptivos) que se aplica por vía intravaginal se absorbe directamente en el torrente sanguíneo”, continúa.

 

En apenas veinte minutos un supositorio intravaginal de CBD comienza a hacer efecto en el organismo, proporcionando una sensación general de calma y relax y pudiendo producir cierto adormecimiento. También podría aliviar temporalmente el dolor debido a las propiedades analgésicas del CBD.

 

Pero ojo, los productos de CBD siguen sin estar convenientemente regulados, situación de la que algunos fabricantes se aprovechan para ofrecer productos sin ninguna garantía de calidad que podrían perjudicarte. El CBD se ha convertido en tendencia, y no son pocos los que exageran sus bondades para darte gato por liebre. Si se va consumir cualquier medicamento, lo recomendable es asegurarse de que cumple ciertas garantías de seguridad y de qué sirve para lo que se supone que sirve, especialmente si se va a aplicar por vías como la vagina.

Esta zona del cuerpo es muy sensible a los cambios de pH, y cualquier cosa podría alterarlo. En principio técnicamente el aceite de coco empleado como emoliente en un supositorio de CBD no debería interactuar químicamente con la mucosa vaginal dado que es neutro, pero sin las máximas garantías de un mecanismo regulador como la FDA, podría haber ingredientes ocultos que podrían generar problemas.

 

Por ello el uso de supositorios vaginales de CBD debería siempre estar avalado y monitorizado por un especialista. Faltan todavía estudios y criterios que establezcan un sistema de dosificación adecuada para cada condición, y, a pesar de lo que vamos conociendo del CBD, es muy poco probable que sirva para tratar los dolores menstruales con mayor eficiencia que un ibuprofeno.

 

Por último, igual algunos os estaréis preguntando si existen supositorios rectales de CBD. La respuesta es sí. De hecho, dado el carácter neutro del emoliente, la mayoría de supositorios vaginales también se pueden aplicar por vía rectal (¡¡lee siempre el prospecto!!), la cual es una vía de administración de medicamentos muy eficiente, dado que evita los ataques químicos del tracto digestivo, así como el filtro del hígado, y alcanza el torrente sanguíneo de forma directa en apenas 10 minutos.

 

 

 

 

El Tribunal Constitucional aprueba el consumo de cannabis en Sudáfrica

Otra pequeña gran victoria para el mundo del cannabis en Sudáfrica: la ley que prohibía el consumo privado de cannabis por parte de adultos ha sido declarada inconstitucional, y por tanto anulada.

El constitucional confirma así el fallo que emitió el Tribunal Supremo de Cabo Occidental el año pasado.

En el Tribunal Constitucional se escuchaba el jubiloso grito de un hombre que proclamaba una y otra vez “¡Garreth Prince ha derrotado a Babilonia!” tras el fallo del juez.

El rastafari Garreth Prince, quien inició su lucha contra la criminalización del cannabis hace dos décadas, al considerar que violaba su derecho constitucional de libertad religiosa, fue uno de los demandantes que, junto a Jeremy Acton, fundador y líder del partido cannábico Dagga (nombre con el que se conoce a la marihuana en el país africano), llevó el caso ante los tribunales. El partido Dagga reclama el mismo tratamiento sobre el consumo de cannabis que sobre el consumo de tabaco o alcohol. Acton sufrió la inconstitucionalidad de la ley que prohibía el consumo privado de cannabis cuando, en 2011, fue detenido por consumir en su casa.

El Presidente Adjunto del Tribunal Supremo, Raymond Zondo, dictó la sentencia, que confirmó que los artículos 4 (b) y 5 (b) de la Ley de drogas y tráfico de drogas, leídos en parte junto con el artículo 22 (A)( 9)(a)(i) de la Ley de control de medicamentos y sustancias afines, eran constitucionalmente inválidos ya que, según el juez, “penalizan el uso o posesión en privado o el cultivo en un lugar privado de cannabis por un adulto para su propio consumo personal en privado.”
El tribunal constitucional ha considerado además que el derecho a la privacidad no se aplica solo al entorno del hogar propio, permitiendo así el consumo de cannabis en otros lugares privados, ampliando de esta forma el ámbito de la sentencia del Tribunal Supremo. Por supuesto, esta sentencia no se aplica al consumo o posesión por parte de menores o por adultos en espacios públicos.

 

“Si una práctica particular no amenaza a otros en el ejercicio de sus derechos, entonces esa práctica particular debe ser tolerada por otros en tal democracia.”

-Garreth Prince

 

Situación del cannabis en Sudáfrica

Si una persona es sorprendida con cannabis en público, queda a juicio del agente de la ley el determinar si es para consumo propio o para traficar. Si es arrestada, será el tribunal el que, en última instancia, decida si esa persona tenía intención o no de traficar.

Durante el sumario salieron a relucir estudios que demostraban que la penalización no influía en el consumo, o que el alcohol es más nocivo que el cannabis.

El Parlamento dispone ahora de dos años para abordar los defectos constitucionales de la Ley de estupefacientes y la Ley de medicamentos, y redactar una nueva ley que confirme con fallo unánime esta sentencia. Si no cumple el plazo, la sentencia de Zondo será definitiva.

Zondo fue interrumpido en varias ocasiones mientras fallaba la sentencia debido a los vítores, aplausos y gritos de alegría.

Los rastafaris sudafricanos aseguran que el 18 de septiembre, día del fallo de la sentencia, será un festivo nacional para recordar esta victoria.

Garreth Prince asegura que lo primero que iba a hacer tras el fallo del juez era “retirarse a sus aposentos interiores y realizar el ardiente sacrificio”. Como si no lo hubiese estado haciendo igualmente hasta ahora. En cualquier caso, se lo merece: hace 18 años Prince comenzó su lucha contra la ley que prohibía a los rastafaris furmar su dagga. Quiso ser abogado, pero no le fue permitido por haber sido arrestado por posesión de cannabis en 1989. Presentó una demanda para la legalización del cannabis para usos religiosos en 2002, la cual perdió.

Ayer, ante el mismo tribunal, representándose a sí mismo, sin abogados, ganó el derecho a consumir cannabis en la esfera privada para cualquier adulto.

 

Fuentes: Mail & Guardian, ElDiario.es

Imagen: Alaister Russell/The Sunday Times

 

 

El CBD y el futuro del mercado del cáñamo en EEUU.

Cuando se trata de hablar de cannabis, de poco sirve hacer proyecciones exageradamente optimistas para luego llevarse decepciones en forma de inversiones mal hechas o de expectativas incumplidas. Es el caso de un análisis publicado por The Brightfield Group acerca del mercado de cáñamo en EE.UU. y en concreto de la producción de CBD a partir de cáñamo industrial.
Por un lado, el resumen del informe elaborado por esta empresa de investigación de mercado asegura que “entre 2017 y 2018, el mercado de cáñamo de EE.UU. casi se ha duplicado en tamaño, pero las proyecciones de crecimiento a cinco años para este mercado son ahora dramáticamente más altas de lo que eran hace un año. Esto se debe a que la legalización completa del CDB derivado del cáñamo es ahora una perspectiva real y probable después de la reciente propuesta del republicano Mitch McConnell sobre la Ley de Agricultura del Cáñamo de 2018 (Farm Bill). Esta legislación -que probablemente se aprobará a finales de este año- legalizaría clara e inequívocamente el cáñamo, así como sus derivados, extractos y cannabinoides, incluido el CBD de cáñamo”.

 

No obstante, para Cristina Buccola, empresaria del mundo del cannabis y abogada, el reporte de The Brightfield Group es exagerado y “carece de una visión precisa del panorama legal actual y propuesto, y no da un análisis de los factores reales del mercado en juego, lo que pone en duda las cifras proyectadas que contiene”.

 

La principal objeción de de Buccola es que la aprobación de la enmienda no implica necesariamente que los diferentes estados se vayan a poner a desarrollar una agricultura del cáñamo, dado que no están obligados. La enmienda es más bien un permiso para hacerlo.

El informe continúa: “La voluntad de legalizar el cáñamo no ha cambiado y se espera que se apruebe una Ley de Cáñamo similar después de las elecciones de 2018. Los anteriores pronósticos de mercado asumían que el statu quo continuaría, y el movimiento de base del CDB del cáñamo se mantendría como tal, con un crecimiento limitado por un sistema regulador oneroso y unos canales mínimos de venta al por menor y de comercialización. En cambio, nuestros pronósticos ahora anticipan la aprobación del proyecto de ley y preparan el camino para que las principales cadenas minoristas, fabricantes e inversores entren al mercado e impulsen un rápido crecimiento”.

 

Contradicciones y limitaciones del cáñamo en EEUU

 

Aunque suene prometedor, parece que el informe no tiene las decisiones que se han tomado con respecto al CBD de cáñamo en Ohio y California, donde las agencias responsables de la aprobación de este producto establecen ciertos límites al mercado que ponen en cuestión las previsiones del informe de The Brightfield Group. Estas estipulaciones además ponen de manifiesto algunas contradicciones interesantes con respecto al CBD. Por ejemplo. La División de Alimentos y Drogas del Departamento de Salud Pública de California estipula que el uso de CBD de origen industrial de cáñamo está prohibido como aditivo alimentario, ingrediente o suplemento dietético; sin embargo, por otro lado, permite la fabricación y venta de productos de cannabis, incluidos los comestibles.
Con respecto a Ohio, la Junta de Farmacia estipula que el CBD derivado del cáñamo sólo puede ser vendido legalmente en dispensarios de cannabis medicinal con licencia. Sin embargo el informe afirma que “el CDB también se libera de gran parte del estigma y de los desafíos logísticos asociados regularmente con el cannabis (es decir, las empresas están dispuestas a enviar cáñamo CBD a través de las fronteras estatales; pueden estar en los estantes de las tiendas de todos los días sin necesidad de visitar un dispensario), lo que hace que el acceso de los clientes sea más conveniente y pone las marcas del CDB de cáñamo a la vista del público”.

Por último, refiriéndose de nuevo a la propuesta de ley del senador Mitch McConell de mediados de 2018 para eliminar el cáñamo de la lista de sustancias controladas, el informe dice que “la decisión también se vio probablemente influenciada por la decisión pendiente de la FDA (Administración de alimentos y medicamentos) en 2018 sobre el uso de Epidiolex (que contiene CBD derivado de plantas de cannabis) para tratar la epilepsia”, y continúa: “La decisión de la FDA de aprobarlo puede provocar una reclasificación (del cáñamo y el CBD) por parte de la DEA (Administración para el control de drogas) en los próximos meses”.

 

Si se aprueba la enmienda de cáñamo en la la Ley de Alimentos, Medicamentos y Cosméticos, se abrirá la posibilidad de que la FDA regule el CBD. La enmienda explícitamente sigue dejando la última palabra a la FDA, pero si Epidolex es finalmente aprobado, el mercado podría cambiar.

 

Fuente: Forbes

Expogrow 2018 cierra su séptima edición con un gran éxito de asistencia

Ayer concluyó Expogrow 2018, la feria de cannabis que desde hace ya 7 años tiene lugar en Irún. Desde el viernes, las instalaciones de Ficoba acogieron esta última edición, confirmando su estatus como una de las ferias internacionales del sector profesional del cannabis más importantes de Europa.

 

Expogrow es un evento muy reputado en el mundo del cannabis por su exquisita atención a las relaciones B2B (Business to Business), que permiten a las empresas programar citas de negocios en espacios ex profeso de la feria, optimizando la comunicación y el tiempo entre profesionales. Los 2000 profesionales acreditados y las más de 600 marcas representadas este año contaron con cuatro horas exclusivas dedicadas al B2B.

Expogrow es pionero en España en la creación de eventos B2B del mundo del cannabis. El pasado marzo organizó Expogrow Business Barcelona, una iniciativa que nace de la demanda de las empresas del sector por fortalecer sus negocios y mejorar la colaboración entre ellas, para abrirse paso en nuestro complicado y particular contexto. Esta cita se repetirá el 14 de marzo de 2019.

 

Expogrow, ¿la feria francesa del cannabis?

 

Esta orientación hacia las relaciones profesionales es algo que se respira en los pabellones de Ficoba: más del 80% de expositores de Expogrow repiten año tras año. Su ubicación estratégica, prácticamente en la frontera con Francia, un país donde este tipo de eventos está prohibido, es una gran ventaja para facilitar las relaciones con empresas y clientes franceses. De hecho, más de la mitad de los  visitantes de la feria proceden de nuestro país vecino. Este año, entre los casi 15000 visitantes, ha vuelto a crecer el número de visitantes franceses entre público y empresas, suponiendo un 69% del total. Una vez más, Expogrow se convierte en la feria francesa del cannabis. En esta ocasión los tres pabellones interiores y el pabellón exterior de Ficoba fueron ocupados por 181 empresas en 164 stands.

 

No todo son negocios: Expogrow ofrece también diversión y música

 

La séptima edición de Expogrow también se ha caracterizado por ofrecer un gran número de actividades paralelas lúdicas, como la experiencia de hiperrealidad de Wuautech, además de consolidar su ecléctico festival de música como uno de los mayores atractivos del evento. Este año pasaron por el escenario de Expogrow los franceses Deluxe y Demi Portion, los italianos España Circo Este, el guitarrista tuereg Bombino, los portuguesa Kumpania Algazarra, El Canijo de Jerez y los DJ’s Don Cornelius y Víctor Santana. La zona exterior estuvo animada durante el día por el Sound System de Monkey Products y por las noches con los dos clash organizados por Soft Secrets en su stand en forma de VIP Party.

 
Cannabis Box Forum, la propuesta para acercar el mundo del cannabis a la sociedad

 

Otra de las señas de identidad de Expogrow es el Cannabis Box Forum, un espacio de reflexión, debate e información sobre el cannabis en formato talk-show, gratuito y abierto a todo el mundo. Este año tuvo lugar en la Sala Hall Ficoba, y entre los ponentes pudimos escuchar a Diego Silva Forné, coautor de la ley que legalizó el cannabis en Uruguay, país pionero en la regulación integral de la planta, quien se refirió a la experiencia uruguaya como “particularmente significativa” al intentar “cambiar lo que ha sido históricamente un modelo fracasado basado en el prohibicionismo” por un modelo “basado en la prevención de riesgos y daños, y en información y apoyo a la investigación científica”.

También pasó por el Cannabis Box Forum la abogada británica y profesora de derecho de la Universidad de Londres Amber Marks, quien se refirió a eventos como Expogrow como una plataforma en la que empresas y asociaciones “crean una comunidad importante para dar apoyo contra la prohibición y también para normalizar, para que la sociedad vea que somos gente normal, que sabemos trabajar y sabemos montar una industria”.

 

Por su parte Valeria Salech de la Fundación Mamá Cultiva Argentina, acudió al forum para hablar de su labor, reivindicando “la soberanía sanitaria y el uso del cannabis de manera medicinal” y para hablar del impacto que ello tiene no solo en los pacientes, sino “en las personas que cuidan a aquellos que padecen enfermedades para las que la medicina tradicional no tiene ninguna respuesta”.

 

Araceli Manjón, ex directora del Plan Nacional Sobre Drogas, habló sobre la situación legal en España: “en el Parlamento hay actualmente dos iniciativas residenciadas, una de cannabis medicinal y otra de cannabis reacreativo, ambas a la espera de su progreso”.

Otro muchos ponentes completaron las dos jormadas del Cannabis Box Forum, entre los que se encontraban expertos en los campos de la ciencia, medicina, la regulación, la innovación industrial o la evolución de las políticas de drogas en sus diferentes modalidades nacionales e internacionales.

 

 

 

Cerveza y comestibles dominarán el mercado del cannabis

La industria de las bebidas alcohólicas comienza adaptarse a la realidad de la legalización del cannabis

 

Hay muchas notas que los detractores y prohibicionistas del cannabis deberían tomar atendiendo a lo que ocurre en aquellos lugares donde su consumo recreativo ha sido legalizado. Por ejemplo, parece que en las regiones legales desciende el consumo de alcohol, lo cual sugiere que cannabis y alcohol son fuertes sustitutos, algo de lo que ya se ha dado cuenta la industria de las bebidas alcohólicas, que veía amenazada su hegemonía en el mercado de las drogas legales.

 

Al principio, la reacción de la industria del alcohol ante la emergencia del cannabis fue de resistencia, como cuando California Beer and Beverage Distributors financió la campaña contra la Proposición 19 para la legalización de la marihuana. Pero, viendo que la marea verde es imparable, la industria del alcohol ha comenzado a pensar de otra forma: adaptarse o morir.

Así, actualmente compañías como el gigante Constellation Brands o Molson Coors Brewing Co. se han asociado con compañías cannábicas como Canopy Growth e Hydropothecary respectivamente, para desarrollar bebidas basadas en el cannabis, un “win-win” de campeonato, incluyendo a los consumidores.

 

Esta adaptación de la industria del alcohol es clave, dado que no solo parece claro que el cannabis sustituye al alcohol, sino que la forma favorita de consumo no es fumarla, al contrario de lo que los detractores creen.

 

Hace unos días os contábamos que en los cuatro años de consumo recreativo legal en Colorado, la venta de cogollos había caído del 70% de ventas totales al 46%.

 

Esto, lejos de ser anecdótico, muestra una tendencia en el mercado del cannabis hacia los productos ingeribles (comestibles y bebibles) por encima de los fumables. Bruce Linton, CEO de la canadiense Canopy Growth, la compañía de cannabis más grande del mundo, afirma que los consumidores irán prefiriendo productos ingeribles (comestibles y bebidas), alejándose de la planta pura.

 

Esta conclusión también es a la que llega el informe Deloitte de 2018: los productos fumables de cannabis generarán 5 mil millones de dólares en 2019, pero los ingeribles podrían cuadruplicar esa cifra una vez el mercado y la legislación estén listos para ellos en Canadá.
Linton prevé así que a medida que caigan las ventas de cogollos, irá aumentando su precio hasta convertirse en una oferta personalizada, como ocurre con las cervezas artesanales de gama alta.
Y hablando de cervezas, aquí es donde entra Province Brands Canada, una start-up que afirma ser la primera compañía del mundo en desarrollar una cerveza fermentada directamente del cannabis, en vez de infusionar aceites de la planta. Su CEO Dooma Wendschu lo resume como “dos de las más grandes sustancias conocidas por el hombre (…) en el mismo vaso”. 

Para los que sospechen sobre la conveniencia de mezclar alcohol y cannabis tan alegremente, no, no consistirá en una bebida alcohólica, sino cannábica. En vez de alcohol contendrá THC, por lo que no te emborracharás, pero te colocará.

 

“Nuestros productos se sentirán más como la sensación de fumar marihuana. Nuestra cerveza está diseñada para que puedas disfrutar de dos o tres durante una larga cena o de tres o cuatro mientras ves el partido”, dice Wendschu.

Sobre su sabor, Wendschu asegura que “es menos dulce que las cervezas de cáñamo, es sabrosa y más seca, creo que tiene un sabor más sofisticado que las cervezas de cáñamo que ya hay en el mercado”.

Esta cerveza comenzará a venderse en dispensarios hasta que la legislación se acomode para su venta en otros establecimientos. Si logra alcanzar un rango de precios similar al de la cerveza común, podría ser algo revolucionario. Cada vez hay más gente consciente del hecho de que el alcohol es una sustancia mucho más peligrosa, destructiva y adictiva que el cannabis, y parece que la alternativa que ofrece Province Brands Canada se ajusta a lo que muchos consumidores están demandando.

Tomen nota pues los prohibicionistas y detractores del cannabis:
1) el cannabis es menos perjudicial que el alcohol tanto a nivel personal como social
2) el consumo de cannabis sustituye al del alcohol
3) la tendencia de los consumidores es a dejar de fumar cannabis

A nosotros las cuentas nos salen.

 

Fuente: City News

 

 

 

 

Aurora Cannabis se proyecta con fuerza en Sudamérica

La adquisición de la productora de cannabis ICC Labs Inc. ofrece una gran oportunidad de crecimiento a Aurora Cannabis

 

El cannabis no deja de ser noticia en la esfera económica. Varias empresas productoras cotizan ya en bolsa, se asocian con otras compañías y abren mercados allá por donde pueden. Como un arroyo bajando por la montaña, el río verde de dinero y cannabis discurre sorteando grácilmente cualquier obstáculo. Y no olvidemos que todavía hoy, en el mundo del cannabis casi todo son obstáculos.

 

Hace poco os hablábamos de la inversión de la compañía de bebidas dueña de marcas como Corona o Modelo Constellation Brands en Canopy Growth. También os contábamos cómo la compañía canadiense de cannabis ha ido abriéndose paso en Latinoamérica, en países como Chile, Colombia o Brasil.

Ahora, otra gran compañía canadiense, Aurora Cannabis, que en los últimos dos años ha adquirido al menos 10 compañías con el fin de incrementar su capacidad de producción, para cubrir la expectativa de demanda en la era de la legalización del consumo recreativo de cannabis en Canadá, acaba de comprar la compañía cannábica uruguaya ICC Labs Inc. por 290 millones de dólares, que posee más del 70% de la cuota de mercado en Uruguay, primer país del mundo en regular integralmente el consumo recreativo de cannabis.

 

Como líder en el mercado sudamericano, ICC Labs Inc. también posee acuerdos de exportación de productos de CBD a Brasil y México y tiene licencias para la produccion de cannabis medicinal en Colombia.

 

A diferencia que otras compañías cannábicas que buscan asociaciones con grandes compañías de bebidas alcohólicas (como el mentado caso de Canopy Growth y Constellation Brands), Aurora Cannabis se concentra en su expansión a través de adquisiciones.

 

Forbes explica en cuatro puntos por qué la adquisición de ICC Labs Inc. por parte de Aurora Cannabis es un movimiento lógico:

1) Oportunidad de crecimiento significativa: Las regulaciones de Uruguay le convierten en el único país del mundo que permite el cultivo a escala industrial de cannabis rico en CBD. Además ICC es una de las dos compañías que tinenen licencia para el cultivo de cannabis para el mercado recreativo en el país sudamericano.

2) Aumento del alcance de expansión internacional: ICC ha lanzado recientemente una línea de productos de CBD, que ha acompañado de acuerdos de preventa como parte del desarrollo de una red de distribución internacional. El centro de extracción de CBD de ICC se encuentra además dentro de la zona franca del “Parque Científico” de Uruguay, lo que exime a la empresa de pagar impuestos sobre exportaciones e importaciones. ICC además está concluyendo el primer laboratorio de Ciencias del Cannabis en América del Sur, que ayudará a impulsar las ventas en otros países.

3) Gran potencial de capacidad de producción: La rápida expansión de ICC aumentará su capacidad de producción. Dado que Uruguay está enfrentándose a una actual escasez de cannabis, la adquisición por parte de Aurora podrá cubrir este déficit.

4) Un gran espectro de productos: ICC posee un portfolio de muy diversos productos, lo cual juega a su favor a la hora de cubrir distintos mercados y áreas de demanda. Además de flores secas de cepas ricas en CBD exclusivas de ICC en Sudamérica, la empresa ofrece píldoras, ungüentos, cremas, gotas, jarabes de infusión y parches.

 

Fuentes: Global News, Forbes,

El cannabis australiano llegará a las farmacias

Mientras varias compañías locales preparan la producción de cannabis medicinal para abastecer el mercado en Australia, el proceso para conseguir recetas dificulta el acceso a los medicamentos

 

Casos como el del que vamos a hablar hoy, muestran con nitidez cómo las políticas de regulación del cannabis deben venir acompañadas de medidas que las hagan razonablemente efectivas para marcar una diferencia.

 

El año pasado os informábamos de cuando Australia dio el paso hacia la regulación del cannabis medicinal. Este año os relatábamos las medidas que el país estaba tomando para reducir el tiempo de acceso a las recetas de cannabis.

 

Con todo, la situación hoy deja bastante que desear, como se lamenta Lucy Haslam, fundadora de United in Compassion, una asociación que lucha “por el alivio digno del sufrimiento con compasión y empatía”, como reza su web, mediante el cannabis medicinal.

 

Infierno burocrático para conseguir una receta

 

Según Haslam, que comenzó su activismo por el cannabis medicinal cuando su hijo moría de cáncer, asegura que la actual política de Australia sobre el cannabis está, a pesar de todo, fracasando.

 

“Han creado un sistema enrevesado y la política está fallando a los pacientes australianos, pero tal vez ese sea su objetivo, afirma Haslam.

 

“Incluso cuando los pacientes obtienen aprobación, no pueden permitírselo.”

De hecho, llama la atención que el gobierno federal haya aprobado solo 1204 solicitudes este año, algunas de las cuales corresponden a la misma persona, mientras que Alemania, donde la regulación del cannabis medicinal comenzó el pasado marzo, ya ha gestionado alrededor de 16000 solicitudes.

 

Haslam insiste en que los facultativos australianos necesitan más formación e información acerca de cómo aconsejar y tratar pacientes que requieren cannabis medicinal, además de que el estado debe aflojar la burocracia. Actualmente los pacientes pasan por un engorroso proceso de trámites que pasa por la aprobación del doctor, que a su vez debe ser recibir la aprobación de la Administración de Bienes Terapéuticos, que a su vez debe converger con los requisitos estatales.

Sumémosle a ello los costes de productos medicinales de cannabis importados legalmente de países como Canadá, que son los que dominan el mercado australiano, y que pueden ascender a hasta 40 mil dólares al año, ¡¡unos 110 dólares diarios!!

 

El engorroso proceso de tramitación de permisos sumado a los precios prohibitivos de los tratamientos son la causa por la que muchísimos pacientes siguen recurriendo al mercado negro o a la producción clandestina. ¿De qué sirve implementar políticas que no solucionan aquello que se supone que debían de solucionar?


El cannabis australiano podría mejorar las cosas

 

Por fortuna, alguna buena noticia parece gestarse entre los nubarrones de una regulación mal implementada: parece que el cannabis medicinal “made in Australia” llegará a las farmacias a comienzos de 2019.

 

El Dr. Richard Kidd, presidente del Consejo de Medicina General de la Asociación Médica Australiana (AMA) asegura que el cannabis australiano mejorará el acceso de los pacientes a su medicina, dado que gran parte del problema son las regulaciones en la importación.

“(Cuando importas) hay que tener en cuenta las leyes de cada estado y país, y hay mucho más papeleo y burocracia”, dice el Dr. Kidd.

 

“Si se produjera (el cannabis) localmente y de forma rigurosa y legal y fuera un producto de gran calidad, podría dar lugar a buenos estudios para ayudar a la gente en el futuro”.

Además, el cannabis australiano sería mucho más barato para el paciente, como asegura Fleta Solomon, directora ejecutivo de Little Green Pharma (LGA).

“En la actualidad, los australianos que quieren estos medicamentos tienen que comprar productos importados caros o viajar al extranjero para recibir tratamiento”, dice Solomon.

 

“La irrupción de la producción australiana marca una nueva era para las medicinas de cannabis.”

 

Aunque hay muchas compañías en fase de investigación y experimentación de producción de cosechas y genéticas, Little Green Pharma, ubicada en la región de Western Australia, asegura ser la primera en producir aceites de cannabis medicinal a partir de cultivos propios, con la capacidad de abastecer a farmacias de todo el país.

 

Por su parte la compañía Medifar, de Queensland, proyecta tener listos sus primeros aceites y tinturas para comienzos del año próximo. Su director Adam Benjamin, coincide con Fleta Salomon acerca de las ventajas del producto australiano.

“Nuestro objetivo es hacer productos que sean asequibles para los pacientes y los nuestros serán asequibles”, dice.

Solo nos queda esperar que la llegada de la producción australiana se vea acompañada de los cambios burocráticos necesarios para asegurar, como reclama United in Compassion, el acceso a los medicamentos de cannabis de una forma segura, eficaz, asequible, equitativa y favorable para los pacientes, para el alivio digno del sufrimiento.

 

Fuente: New Daily

Tan uruguayo como el mate con cannabis

 Mate con cannabis, ¿nueva seña uruguaya?

¿Qué hay más uruguayo que el mate? La tradicional bebida basada en la yerbamate, una planta autóctona de la región, que se consume en un recipiente de calabaza u otros materiales y se absorbe con una bombilla (una pajita de metal) es una seña de identidad del país sudamericano, que comparte con Argentina, Paraguay y el sur de Brasil. Pero ahora, para acentuar esta identidad desmarcándose de sus vecinos, puede que en un futuro no sea tan descabellado preguntarse ¿qué hay más uruguayo que el mate con cannabis?

La cuestión es que en 2013 este discreto país se hizo notar internacionalmente cuando aprobó una ley que regulaba el consumo de cannabis con fines recreativos, algo inaudito tras la prohibición general del cannabis que comenzó a cernirse en el mundo desde hace ya más de un siglo, desafiada en pocas excepciones como el caso de los Países Bajos o la zona franca de Christiania en Copenhage.

 

Uruguay se convirtió en el primer país del mundo en legalizar de forma plena la venta y el cultivo de marihuana y empresas como Bcbd Medicinal supieron acompañar este hito, proponiendo una combinación entre el producto más autóctono y significativo de la cultura uruguaya, y el cannabis.

 

El gerente de Bcbd Medicinal, Rodrigo Puentes, explicaba a Clarín que “el cannabis con uso recreativo o psicoactivo es el que tiene mayor del 1% de la planta en contenido de THC. Cuando tiene menor del 1% de THC se denomina cáñamo y es el que tiene efectos más bien medicinales y no tanto recreativos”.

 

Precisamente Bcbd Medicinal ha estado durante años desarrollando para sus productos una variedad de cannabis sin apenas THC y con alto contenido en CBD, el principal cannabinoide no psicoactivo de la planta y al que se le atribuyen numerosas propiedades medicinales. Al respecto, Puentes indica que su mezcla de yerba y cannabis “da serenidad. Las yerbas tradicionales tienen mateína y cafeína. El CBD tiene un factor relajante”.

 

En las instalaciones de la empresa, situadas en en Rincón de Pando, no muy lejos de la capital Montevideo, crecen en invernaderos con condiciones controladas miles de plántulas atendidas por 30 empleados fijos. En tiempo de cosecha, se suma un centenar de personas más a la plantilla. El cannabis, al igual que en Canadá o en EE.UU. produce puestos de trabajo, pero Puente se muestra orgulloso de que, en su caso, pueda combinarse además con un producto que representa a su país. “Uruguay hizo punta con la legislación, regulando algo que era tabú (…) Y sacar un producto que además nos representa (como la yerba mate), hace honor a esa industria”, explicaba a El Heraldo.

 

Bcbd Medicinal mantiene en secreto parte del proceso de extracción del cannabis para incorporar a la yerba. En total, el contenido en cannabis de la mezcla es del 2%. “El secreto está en el balance entre el tipo de yerba y la cantidad de CBD”, aclara Puente.

 

Integrando el cannabis en la cultura uruguaya

 

Alfonso Vilardo, encargado de los cultivos, señala que el producto que desarrolla su compañía es “la mejor manera de acercarse al pueblo uruguayo”. Ofrecer un producto que combina el cannabis con un algo tan culturalmente tan significativo como la yerbamate, es “integrar el cannabis en la cultura”, puntualiza.
Parece ser que, según El Heraldo, desde países como Israel, España o Alemania comienzan a hacerse pedidos. No es difícil encontrar yerbamate en las estanterías de algunos supermercados en Europa, pero, ¿llegaremos a ver pronto el mate con cannabis en nuestro lado del mundo? Da la casualidad de que, quien esto escribe, es un aficionado a la bebida rioplatense desde hace tres lustros, al que ahora le pica la curiosidad por probar un producto tan prometedor. Si lo encontramos, os lo contaremos.

 

Fuentes: El Heraldo, Clarín

Foto cabecera: Clarín (Rodrigo Puentes, gerente de Bcbd Medicinal, probando su yerbamate con cannabis).

Los trabajos más ofertados en la industria del cannabis

¿Eres un apasionado del cannabis, tienes cierta experiencia y buscas trabajo? La buena noticia es que, en alguna parte del mundo hay un puesto de trabajo para ti. La mala, es que hoy por hoy muy probablemente te quede, como mínimo a unos miles de kilómetros de distancia.

 

A ver, no es cierto que en países como España no puedas dedicarte de algún modo al mundo del cannabis y vivir de ello. Pero, a menos que lo hagas al margen de la legalidad vigente, te quedan pocas opciones y, la mayoría, pasan por trabajos relacionados de forma indirecta.

 

Podemos decir que estamos en el “estado 0” en lo que se refiere a una economía laboral basada en el cannabis, pero podemos mirar a otras partes del mundo para hacernos una idea de lo que vendrá (ojalá) cuando nuestras instituciones políticas entren en razón.

 

Por supuesto, un buen sitio para mirar es, irónicamente, el mismo en el que empezó el asunto de la prohibición: Estados Unidos. Pero para no pecar de cínicos, reconoceremos que la liberación del cannabis parte de una conquista social, como los grandes avances en libertades y derechos que tuvieron lugar en aquel país, mientras que la prohibición fue un logro negativo urdido por intereses económicos y políticos, bastante alejados de criterios sobre la salud de la población.

 

En cualquier caso, mientras el cannabis vive un nuevo amanecer al otro lado del charco, vemos cómo la industria, la economía y el mundo laboral se desarrollan entorno a él. Actualmente el cannabis medicinal es legal en 30 estados, y el recreativo en 9 de ellos, con la perspectiva de que el número de ellos vaya aumentando en los próximos años. La percepción social sobre el cannabis sigue cambiando favorablemente, lo cual impulsa el apoyo a la legalización. Así, desde comienzos de 2017 a mediados de 2018 ha crecido la oferta de empleo en la industria en un 690%.

 

Este dato lo revelaba la semana pasada Vangst, la principal agencia de empleo del mundo del cannabis, en un informe sobre los tipos de trabajo que la industria cannábica está demandando.

 

Los 7 trabajos más ofertados en la industria del cannabis

 

Vangst recopiló datos sobre los salarios de los puestos más solicitados en la industria, en base a encuestas realizadas a más de 1200 empresas de todo el país. Estos son:

  1. Director de Extracción
  2. Director de Cultivo
  3. Gerente de Regulación
  4. Gerente de Dispensario
  5. Comerciales externos
  6. Empleado de Dispensario (Bud-tender)
  7. Desbrozador (Trimmer)

 

En el informe Vangst también recoge los salarios medios de cada puesto en función de cuatro categorías que representan el nivel de experiencia y habilidad del trabajador:

  • Baja: menos experiencia de la requerida; se requiere capacitación.
  • Promedio: experiencia esperada; habilidades necesarias para el trabajo.
  • Alta: más experiencia de la habitual; fuertes habilidades y entrenamiento.
  • Top: “extremadamente alta, experiencia relevante” para el trabajo; “El candidato tiene habilidades excepcionales para completar este trabajo y es probable que tenga títulos avanzados y certificaciones”.

 

Así, un director de cultivo con poca experiencia puede estar ganando menos que un gerente de dispensario con mucha experiencia.

Vangst puntualiza que las encuestas salariales proporcionan “una mirada a la industria en un momento dado. A medida que la industria del cannabis siga creciendo a un ritmo exponencial, seguiremos comunicándonos con las empresas de la industria a fin de proporcionar los datos más precisos y fiables posibles en futuros informes”.

Desde Nekwo estaremos atentos a esos datos para conocer la evolución de la industria, pero podemos afirmar ya que, hasta el momento, no nos hemos topado con datos negativos que desrecomienden la implementación de una economía basada en el cannabis regulado.

 

Fuente: Entrepeneur