El Tribunal Constitucional tumba la ley catalana de las Asociaciones de Consumidores de Cannabi

El Tribunal Constitucional tumba la ley catalana del Cannabis

Un pasito pa’lante María… y dos pasitos p’atrás. Ese sería el estribillo de la canción sobre la historia de la marihuana en España. Si hace dos días os contábamos la absoluta falta de interés del presidente Sánchez por abordar de una vez por todas el asunto del cannabis en nuestro país, hoy echaremos más leña al fuego: el pleno del Tribunal Constitucional ha decidido anular la ley catalana de las Asociaciones de Consumidores de Cannabis.

 

Esta ley catalana del cannabis, promulgada por el Parlament en julio del año pasado, regulaba el cultivo, distribución y el transporte de cannabis por parte de los clubes. La razón para la anulación: invasión de competencias del Estado.

 

En concreto, todavía estamos en esa fase en la que, según las autoridades, el cannabis no es estrictamente un fármaco o un medicamento “sino una sustancia calificada como estupefaciente, lo que significa que es una competencia en materia penal reservada al Estado, según el artículo 149.1.6 de la Constitución”.

 

Solo esa clasificación lo cambia todo. Mientras nos preguntamos cómo se puede seguir afirmando hoy por hoy que el cannabis no es un fármaco o un medicamento, los consumidores y pacientes españoles van viendo cómo, al contrario que la tendencia internacional, se van cerrando puertas al cannabis y dando pasos atrás, alimentando precisamente aquella situación por la que la legalización se hace tan urgente: el forzamiento del consumidor y del paciente a recurrir al mercado negro, a la calle, al descontrol.

Dado que la ley anulada “reconoce a los clubes funciones de acopio o adquisición y ulterior distribución” de cannabis, los cuales son un “espacio de ámbito privado que reúne las condiciones idóneas para el consumo” de una sustancia tipificada como estupefaciente, entonces las autonomías no tienen competencias para legislar sobre los clubes de cannabis. El Tribunal establece pues que “la disciplina normativa reserva al Estado” la legislación sobre “consumo, abastecimiento y dispensación” de cannabis.

 

Una de las ideas orginales de la ley catalana era, precisamente, análoga a la que impulsó la legalización del consumo recreativo de cannabis en Canadá. Según el presidente canadiense Justin Trudeau, la decisión de Canadá para la legalización se basa en la constatación del fracaso del modelo prohibicionista y en la necesidad de implementar un sistema que reduzca el mercado negro, proteja a la comunidad y evite el fácil acceso de los menores a la droga. Por su parte la Generalitat esgrimió entre sus principales argumentos para la aprobación de la ley, el tener un mayor control público sobre esta sustancia.

La decisión del Constitucional devuelve a los clubes al limbo de la alegalidad y la realidad del cannabis, una vez más se barre bajo la alfombra. El conflicto entre los derechos constitucionales de intimidad y asociación con la tipificación anacrónica del cannabis como estupefaciente, no va a resolverse hasta que, de una vez por todas, el Gobierno abra los ojos a la realidad:

Tenemos la peor legislación del mundo. Una regulación prohibicionista, pero más consumo que en Holanda, donde es legal. Ni hay libertad ni hay consumo bajo, no tenemos nada”.

Estas palabras son de Francisco Igea, portavoz de Ciudadanos en la comisión de Sanidad del Congreso, quien redactó una propuesta para permitir el uso terapéutico del cannabis y que, como era previsible en nuestro país, se encuentra paralizada.

 

El caso es que, estamos en medio de un toma y daca entre las competencias del Estado y las de las autonomías fundamentalmente por la vigencia de leyes, conceptos y definiciones entorno al cannabis, que hunden sus raíces en otros tiempos más mezquinos. En este particular salta a la vista la imperfección de nuestro modelo de autonomías: los deberes que hacen los parlamentos regionales, proponiendo leyes que buscan proteger los derechos de los ciudadanos y enfermos, reducir los riesgos, combatir el crimen y controlar racionalmente una sustancia estupefaciente, no parecen tener influencia ni surtir ningún efecto en el Estado, como si, de verdad, estas cosas no le preocupasen.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tailandia usará cannabis incautado para producir medicamentos

Tailandia usará cannabis incautado para producir medicamentos

La policía ha entregado 100 kilogramos de cannabis a la Organización Farmacéutica del Gobierno de Tailandia con la autorización de la Oficina Antinarcóticos y la Agencia de Alimentación y Fármacos, con los que se espera investigar y producir medicamentos

Una vez sabemos que el cannabis es una planta con muchísimas aplicaciones terapéuticas, de la cual se están desarrollando multitud de productos y medicamentos en países como Canadá, EE.UU. o Israel, resulta un desperdicio desaprovechar los centenares de kilos que las autoridades de Tailandia incautan cada año para acabar en un incinerador (cuando no se lo comen las “ratas”).

En Tailandia se queman anualmente los estupefacientes incautados a lo largo del año el 26 de junio, para conmemorar el Día Internacional del Abuso y Tráfico Ilegal de Drogas. Pero el martes pasado la policía del país asiático entregó unos 100 kilogramos de cannabis incautado a investigadores médicos del gobierno, con el fin de desarrollar medicamentos. Es la primera vez que en Tailandia una agencia estatal transfiere oficialmente drogas a otra agencia.

La policía de Tailandia entrega cannabis para investigación

La policía tailandesa entrega 100 kg de cannabis incautado para producir medicamentos

El presidente de la Organización Farmacéutica del Gobierno, Sophon Mekthon, explica que los investigadores seleccionaron el cannabis de mejor calidad del que disponía la policía fruto de las incautaciones, entre las que se encontraba cannabis importado o cepas locales.

“La Organización Farmacéutica del Gobierno tiene la intención de utilizar la marihuana, que es una planta que crece bien en Tailandia, para la investigación médica y desarrollarla en extracto de marihuana medicinal y otros productos farmacéuticos de calidad estandarizada”, dijo Sophon. La organización tiene la intención de sustituir determinados medicamentos muy costosos por otros más económicos basados en el cannabis.

Con los 100 kilogramos de cannabis se podrían producir de 10 a 15 litros de extracto concentrado para producir medicamentos, que pueden dar lugar a productos como parches transdérmicos, gotas sublinguales, supositorios, píldoras o cremas.

Cannabis incautado por la policía en Tailandia

Cannabis incautado por la policía en Tailandia

Los investigadores de la Organización Farmacéutica del Gobierno también planean estudiar y desarrollar cepas de cannabis que puedan producir de manera eficiente los cannabinoides necesarios para la elaboración de medicamentos, según comunica Withoon Danwiboon, director administrativo de la Organización.

Aunque el cannabis sigue siendo ilegal en Tailandia, las autoridades esperan que se hagan efectivos los cambios legislativos necesarios para autorizar la investigación y la producción de medicamentos, pero es algo que muy improbablemente ocurra bajo el actual gobierno militar. Aunque el gobierno no parece reacio a la legalización de la planta para fines medicinales y de investigación, no parece probable que el proceso se pueda llevar a cabo antes de las elecciones de febrero.

Las leyes de Tailandia siguen siendo muy duras

A pesar de que el debate sobre la despenalización del cannabis ya fue puesto sobre la mesa, Tailandia tiene todavía penas muy duras incluso por posesión de pequeñas cantidades de cannabis. Un infractor se expone como mínimo a multas desproporcinadamente altas, pero puede sufrir penas de prisión de hasta 15 años. Resulta impactante teniendo en cuenta que en Tailandia hay muchos lugares donde el cannabis crece de forma salvaje, con variedades y genéticas puras muy valoradas conocidas por su alto nivel de THC.

 

 

Cultivo de interior de cannabis

Cultivo de interior de cannabis: 5 consejos para esta temporada

Con la llegada del otoño, los días se van acortando y las temperaturas van bajando. Pero muchos cultivadores que han disfrutado de la posibilidad de cultivar al aire libre no quieren, por ello, perder la oportunidad de dar continuidad a sus cultivos, sobre todo cuando hoy, gracias a internet, al saber acumulado de tantísimos cultivadores y al desarrollo de técnicas y tecnología, tenemos la posibilidad de lograr cosechas abundantes y de gran calidad mediante el cultivo de interior de cannabis.

A continuación, os damos unos cuantos consejos que no siempre resultan obvios para optimizar tu cultivo de interior de cannabis para esta temporada.

 

  1. Comienza por una “check list”

Puede que lo tengas todo muy claro en tu cabeza, sobre todo si eres un cultivador experimentado. Pero en general, poner las cosas por escrito ayuda a evitar que obviemos detalles que pueden resultar muy importantes. Tanto si vas a utilizar tu equipo de siempre, vas a actualizar elementos o cambiar de ubicación, como si se trata de tu primer cultivo, lo mejor es elaborar una lista. Aquí tienes un ejemplo de cosas a tener en cuenta:

  • Determinar el tamaño del cuarto o armario de cultivo
  • Determinar el tamaño de la superficie de cultivo (macetas o mesa de cultivo, más fácil de determinar en función del tamaño del armario)
  • Determinar la cantidad de luz que precisa tu superficie de cultivo
  • Determinar cuánto movimiento o precesamiento de aire necesitas en función del tamaño del cuarto del armario
  • Determinar sistema de cultivo (hidropónico, en tierra, etc.)
  • Adquirir un kit de cultivo o personalizar el tuyo propio en función de lo anterior
  • Complementar el kit de cultivo con elementos que vayas a necesitar (conductos, temporizadores, regletas, medidores, nutrientes, sustrato…)
  • Calcular y presupuestar el consumo eléctrico mensual
  • Ajustar o modificar el plan en función del presupuesto disponible

 

  1. Reducir el olor… ¿y el sonido?

Por supuesto, mientras las cosas sigan como están, lo último que quieres es que todo el vecindario se entere de que estás cultivando. Una característica poco discreta en este sentido de los cultivos de interior de cannabis es el aroma que desprenden, por lo que todo cultivador prudente debe tomar medidas para neutralizar el olor.

 

En el cultivo de interior de cannabis lo ideal son los filtros de carbono activo, que deberán ser correctamente instalados. Asegúrate de que su volumen de procesamiento de aire corresponde al volumen de extracción de tus extractores y de situarlo al comienzo del circuito de extracción. También deberás comprobar con cuidado que tu cuarto de cultivo no tiene fugas por donde pueda escapar el olor incontrolado. Puedes usar para ello neutralizadores adicionales como geles, ozonizadores, etc.

Si bien el tema del olor es obvio, entre los ventiladores y los extractores, inadvertidamente estás añadiendo ruido a tu cultivo, y esto puede ser tan molesto para los vecinos (o tan delatador) como el aroma. Hay dos cosas fundamentalmente que puedes hacer para reducir significativamente el ruido que producen ventiladores y extractores:

a) reducir la velocidad de tus ventiladores. A menor velocidad, menor ruido. Los temporizadores mecánicos te pueden ayudar a programar el funcionamiento de tus ventiladores, pero la forma más eficiente es mediante un smart-controller que ajuste la activación y velocidad de tus ventiladores y extractores a los requerimientos del cultivo. A la larga, también es la opción más económica, dado que evita que el equipo consuma energía innecesaria.

silenciadores de ventiladores

aislamiento acústico

b) integrar sistemas de aislamiento acústico. Existen silenciadores de ventiladores que se acoplan a tu sistema de extracción y reducen dramáticamente el ruido. Pero ojo, debes de tener en cuenta que los silenciadores pueden afectar al rendimiento de tus extractores dado que reducen un poco la velocidad de flujo de aire. Lo que recomendamos es que busques un equilibrio entre reducción de ruido y eficiencia del sistema o, dicho de otro modo, que consideres cual es el mínimo ruido que te puedes permitir para no afectar negativamente al rendimiento de tu equipo.

 

3. Revisa con cuidado tu equipo y ejerce el mantenimiento

Con el tiempo la eficiencia de las lámparas de sodio se va reduciendo, los filtros de carbono van perdiendo eficiencia, los conductos de riego pueden obstruirse, las conexiones eléctricas deteriorarse, etc. Son muchísimos pequeños aspectos los que debes revisar antes de ponerte siquiera a plantar.

 

Muchos cultivadores piensan que lo mejor es estirar al máximo un elemento consumible antes de cambiarlo, y que así van a ahorrar dinero. En realidad, siempre hay un punto en el que, por ejemplo, una lámpara no cambiada a tiempo, empieza a generarte pérdidas. Para poder determinar hasta qué punto tus lámparas siguen rindiendo adecuadamente es conveniente adquirir un fotómetro. Respeta los tiempos de consumo que recomienda el fabricante para el cultivo de interior de cannabis.

 

En el caso de los filtros de carbono activo, si no te la quieres jugar, reemplázalos en cada cultivo. Suelen operar plena capacidad durante 10 o 12 meses. Pasado ese tiempo, su rendimiento va reduciéndose considerablemente. El mantenimiento cuidadoso del equipo es un aspecto fundamental tanto para ahorrar dinero como para la seguridad.

 

  1. La seguridad en los cultivos de interior de cannabis, ante todo

la seguridad ante todo

Extintores

Si tienes un cultivo de interior, tienes una fuente potencial de incendio. En un cultivo de interior, se conjugan necesariamente dos elementos que no se llevan muy bien con la seguridad cuando están próximos entre sí: la electricidad y el agua. Conecta lámparas y balastros con mucho cuidado. Reemplaza cualquier elemento que esté mínimamente deteriorado. Sé, en este sentido, todo lo profesional que puedas ser. No hagas conexiones chapuceras y cuida el aislamiento. Por supuesto, deberás siempre tener un extintor a mano en tu cuarto de cultivo. No te la juegues.

 

  1. Actualiza y mejora tu equipo

    El mundo del cultivo del cannabis está en constante evolución. Las mejoras técnicas son continuas y, aunque un buen equipo de base puede durarte muchísimos años con el mantenimiento adecuado, puede que hayas llegado al punto en el que sustituir o implementar elementos en tu equipo supongan una diferencia notable en la calidad (y cantidad) de tu cosecha.

 

Por ejemplo, implementar un buen sistema de filtración de agua puede mejorar dramáticamente el resultado del cultivo, algo que sobre todo los cultivadores noveles no suelen tener en cuenta.

 

De igual forma, los sistemas de iluminación para el cultivo de interior de cannabis han ido mejorando su eficiencia, por lo que puede que el sistema que usas desde hace años no sea ya todo lo bueno o económico que una vez fue.

 

smart-controlling

smart controller

El smart-controlling es un aspecto que ha irrumpido de forma natural en el mundo del cultivo de cannabis. Con el equipo adecuado, ya no es necesario que ejecutes o regules manualmente el riego, el suministro de nutrientes, los periodos de luz, la temperatura o la humedad relativa. Existen aparatos que pueden hacer todo eso por ti. Solo deberás introducir las variables que precisa tu cultivo… y a disfrutar de un montón de tiempo ganado. Eso sí, deberás vigilar con la misma atención de siempre la salud de tus plantas y ajustar las variables siempre que sea necesario.

microscopios analizadores de THC

HiGrade Scope

También es bueno que en el cultivo de interior de cannabis vayas adquiriendo y aprendas a utilizar cualquier aparato o aplicación que te ayude a monitorizar, calibrar, controlar y, en definitiva, mejorar el resultado de tus cultivos: medidores de EC, de pH, de humedad, microscopios analizadores de THC, aplicaciones de diagnóstico de plantas, humidificadores o deshumidificadores, etc.

 

 

 

¿Se ríe Sánchez de la cuestión del cannabis?

Rueda de prensa en la visita a Canadá del presidente español Pedro Sánchez. La pregunta de un periodista: “Canadá va a ser el primer país del G20 que apruebe la legalización del cannabis. ¿Sería España el segundo?”

 

La pregunta apenas terminaba y el gesto serio de Sánchez mutaba en risa. Tras tomarse un tiempo para responder a una anterior pregunta del periodista, Sánchez abordó la a todas luces incómoda cuestión del cannabis con suma brevedad, sin abandonar la sonrisa nerviosa:

 

“Yo estoy en lo que estoy, tengo ya suficientes problemas, por tanto, ahí me quedo”.

 

A continuación, gira presuroso el rostro hacia su homólogo canadiense, Monsieur Trudeau, quien toma el relevo con suma elegancia, permitiéndose abundar en las razones por las que Canadá decidió dar este singular paso:

 

“La razón por la que estamos moviéndonos hacia la legalización de la marihuana es porque hemos visto que el actual sistema no funciona, para proteger a nuestros niños o para proteger a nuestra comunidad del impacto del crimen organizado. Es por eso que hemos decidido controlar y regular la venta de marihuana, para sacar los beneficios fuera de los bolsillos del crimen organizado que en Canadá supone hasta 6 mil millones de dólares al año la venta de cannabis; y para hacer más difícil que los jóvenes puedan acceder a la marihuana, porque en estos momentos es mucho más fácil para los jóvenes en muchas partes de nuestro país comprar un porro que una botella de cerveza. Es un reconocimiento del fracaso de nuestra política de prohibición en Canadá, lo que hace que avancemos hacia algo que va funcionar mejor para proteger nuestras comunidades y nuestro país”.

Aquí llaman la atención varias cosas. La primera es el contraste entre la brevedad de Sánchez y la respuesta desarrollada de Trudeau. El primero no dice nada, se quita el muerto de encima. Ni siquiera reconoce que exista un problema, y uno muy serio, con este asunto en nuestro país. Simplemente lo elude.

 

El segundo, Trudeau justifica la medida, quizá sin saber que le está soltando un rapapolvo a Sánchez y a todas aquellas naciones que sistemáticamente eluden la cuestión, poniéndola a la cola, como si no existiese o no fuese algo que de verdad hubiese que abordar.

 

Y eso es parte del problema: la risotada que banaliza y degrada una cuestión seria, de salud pública y derechos de los enfermos, de crimen y de criminalización. La risotada que reduce el vasto asunto del cannabis a la mezquina cuestión del porro. ¿Acaso cree Sánchez en serio, y por extensión todos los políticos que miran para otro lado o que esconden el asunto en subcomisiones, que el problema del cannabis en Canadá era peor que en España?

No. Tener otras prioridades no es excusa para no abordar de una vez un problema objetivo y real, que afecta a un porcentaje muy significativo de la población y que abarca cuestiones tan serias como la salud pública, el crimen organizado, los derechos fundamentales o los recursos policiales, judiciales y penales. Lo que España está haciendo es postergar ad infinitum los nefastos resultados del fracaso de la política de la prohibición, ese fracaso que tan noblemente reconoce Trudeau y ante el cual su país ha decidido tomar cartas.

 

Yo y nosotros: ¿de quién es el problema?

 

Lo segundo que llama la atención en las respuestas de ambos presidentes es el empleo del número gramatical. Lo que para Sánchez es un yo, para Trudeau es un nosotros. El “Yo estoy en lo que estoy, tengo ya suficientes problemas” frente al “hemos visto que el actual sistema no funciona”, o al “hemos decidido controlar y regular la venta de marihuana”. Esto es muy significativo. En España los políticos siguen abordando el tema como un grano en su propio trasero y no como una metástasis en la sociedad para la cual trabajan.

 

Foto: EFE

 

La industria del cannabis busca catadores

Imagínate que te pagasen por catar cannabis. Para algunos esto sería un sueño, pero lo cierto es que se trata de un puesto de trabajo real que la industria del cannabis está ofertando cada vez más.

Con la progresiva legalización del consumo recreativo en algunos lugares del mundo, se va haciendo patente la necesidad de profesionales en muy diversos ámbitos de la industria del cannabis. Uno de los perfiles de los que apenas hemos hablado, es el de catador de cannabis: un experto que pueda describir con la mayor precisión las características y efectos de cada variedad concreta de cannabis, exactamente igual que en el mundo del vino.

 

A los profanos del cannabis seguramente se les escapará el enorme abanico de matices que ofrecen las distintas variedades de cannabis en cuanto a aroma, sabor, efectos psicoactivos o medicinales, que proporcionan las diferentes concentraciones de cannabinoides y terpenos, entre otros aspectos como el tipo de producto o la forma de consumo. Pero eso también nos ocurre a los profanos del vino.

En este sentido, Jake Browne, quien es considerado el primer catador oficial de cannabis en EE.UU. según el New York Times, considera que “la gente subestima el cannabis. Igual que tú no entras en un restaurante y pides solo vino, la gente busca una variedad de marihuana en concreto con unas características concretas”.

 

Hasta ahora, la única posibilidad de convertirse en un competente catador de cannabis era al margen de la ley, intercambiando conocimiento con otros catadores, cultivadores o aficionados, compartiendo cepas y acudiendo a publicaciones especializadas y copas cannábicas. Al menos así sigue siendo en casi todo el mundo.

Pero hoy la industria del cannabis está reclamando este perfil de sabios para la elaboración de productos. Es el caso de la convocatoria que la empresa de marketing AHLOT ha lanzado en Canadá, a menos de un mes de que entre en vigor la legalización del consumo recreativo de cannabis, el próximo 17 de Octubre. AHLOT se encarga de la gestión y distribución de pedidos de Solace Health, un productor autorizado de cannabis en Mississauga, provincia de Ontario. Se trata de una oferta tan estrambótica que la empresa explicita en su web que “sí, es un trabajo real”.

 

El presidente ejecutivo de AHLOT, Greg Pantelic, asegura que “la industria del cannabis es una de las industrias de más rápido crecimiento en el país y el 17 de octubre los canadienses dispondrán de un tsunami de opciones”. De ahí la importancia de ofrecer descripciones precisas de los productos, tanto para los más profanos que se acercan para ver qué es lo que más les conviene, como para los conoisseurs exigentes que buscan productos concretos.

 

AHLOT ofrece 6 puestos de catador de cannabis, a 600 dólares canadienses al mes por 12 horas de trabajo. Pero este atractivo trabajo obviamente no consiste únicamente en catar cannabis, sino en elaborar informes detallados y formar parte de un comité para realizar recomendaciones sobre las variedades que se van a comercializar. En definitiva, como expresa AHLOT, estos catadores deberán  “evaluar lo mejor que los productores de Canadá tienen para ofrecer”. Los expertos en cannabis deberán además realizar publicaciones en redes sociales, participar en las campañas de publicidad de la compañía, y asistir a eventos corporativos, por lo que también ejercerán de agentes comerciales.

 

Por el momento ya son más de 500 personas las que se han presentado a la golosa convocatoria. El hecho de AHLOT deba seleccionar a los mejores candidatos para que estos seleccionen las mejores variedades, se presenta ante los consumidores como una doble garantía de calidad, algo que mirarán con envidia sana muchos consumidores que todavía deben acudir a la calle o conformarse con lo que tengan a mano.

 

Fuente: La república

 

Menú diario completo con cannabis en Arizona

Tempe, Arizona, abrirá una cocina con menú diario para consumidores de cannabis medicinal. Hasta ahora todo lo que se podía encontrar eran snacks empaquetados o productos conservados en las estanterías de los dispensarios.

 

La comida fresca, recién cocinada con cannabis, ya no será exclusiva de algunos platos de restaurantes selectos, o de eventos exclusivos, sino que The Mint Dispensary, uno de los dispensarios de cannabis más grandes de EE.UU. en Tempe, Arizona, ofrecerá a partir del próximo mes de Octubre desayunos, comidas y cenas con cannabis, a cargo de su chef y jefe ejecutiva del dispensario Carylann Principal, superviviente de cáncer, para todos aquellos clientes que posean una tarjeta de paciente de cannabis medicinal.
La propuesta no consiste pues en mezclar alegremente la comida con cannabis, sino que se adaptará la receta a las necesidades del consumidor.
“Nuestra cocina es única”, dice Principal. “Es un lugar donde el arte se encuentra con la ciencia. Además de comprender la diversidad de sabores que las diferentes variedades de cannabis pueden proporcionar a cualquier plato, también estamos calculando cuidadosamente las dosis de cannabis de forma personalizada”.

 

“Nuestra industria continúa evolucionando a un ritmo exponencial”, dice Eivan Shahara, CEO de The Mint Dispensary. “Vimos una gran necesidad insatisfecha por parte de los pacientes que visitaban regularmente nuestro dispensario; buscaban acceso a alimentos frescos y saludables infusionados con cannabis. Sabemos que los tipos adecuados de alimentos saludables pueden ayudar a las personas a combatir una variedad de enfermedades, desde el cáncer y la epilepsia hasta las enfermedades de Parkinson y Alzheimer. Estamos utilizando nuestros conocimientos sobre alimentación y nutrición para ayudar a los pacientes en su búsqueda de snacks frescos y saludables y comidas infusionadas”.

 

Mientras los medios que se hacen eco de la noticia aseguran que se trata del primer negocio de este tipo en EE.UU., parece ser que en California ya disfrutaban de propuestas similares desde hace años, como la de Elevation VIP Cooperative.

 

En cualquier caso es cierto que la propuesta de The Mint Dispensary es muy completa y no tan orientada a lo exclusivo: además de los menús del día, el establecimiento ofrecerá pizzas, pasta, hamburguesas artesanales, tacos y patatas fritas entre otros productos.

 

Abierto de 8 a.m. a 10 p.m. todos los días de la semana, The Mint Dispensary también ofrecerá servicio a domicilio los días festivos, menús especiales para fechas señaladas como el Día de Acción de Gracias, Navidad y Año Nuevo y, por si fuera poco, a partir de Noviembre proveerá servicios de catering para eventos medicados como bodas, cumpleaños y funerales (tal y como lo expresa Telemundo Arizona)… sí, habéis leído bien: eventos medicados… ¿cómo funerales?

¿Eventos medicados o fiestones con cannabis en Arizona?

 

Y es que aquí no podemos dejar de hacer un comentario sobre el concepto de paciente de cannabis medicinal en EE.UU. Si bien es cierto que muchísimas personas dependen del cannabis o de medicamentos basados en él para tratar sus dolencias, también lo es el hecho de que la clientela de la cocina de The Mint  Dispensary no va a consistir fundamentalmente en enfermos. El concepto de “cannabis medicinal” es un comodín para el que no tenemos equivalente en Europa. Es la forma en la que muchos estados de EE.UU. han conseguido hacerle un bypass al prohibicionismo.

 

La mayor parte de poseedores de un carnet de paciente de cannabis medicinal son simples consumidores de cannabis que no tienen otro remedio para ejercer sus derechos de forma legal. Hecha la ley, hecha la trampa. Solo necesitas un médico comprensivo que esté dispuesto a hacerte una receta. Así pues, lo de evento medicado no es más que un eufemismo para hacer que un fiestón lleno de risas y jolgorio suene más políticamente correcto.

 

Fuente: Financial Post
Imagen: Business Wire

Supositorios vaginales de CBD

Fumado, ingerido a través de productos comestibles o bebibles, aplicado sobre la piel en forma de cremas y aceites… muchas son las formas en las que hoy se puede consumir cannabis, particularmente en aquellos lugares donde, gracias a la progresiva relajación de las leyes, se está desarrollando una economía de esta polémica planta.


Pero hoy hablaremos de una forma de consumo muy inusual y limitada a las mujeres: los supositorios vaginales de CBD.

 

No, no se trata de una forma poco ortodoxa de colocarse, sino de juntar las propiedades medicinales del cannabinoide CBD, con una vía de absorción rápida y directa, como lo es la mucosa vaginal.

 

El CBD es un cannabinoide que no presenta efectos psicoactivos, pero al que se le asocian múltiples propiedades terapéuticas como analgésico, antiemético, antiinflamatorio, relajante muscular, etc. La idea de un supositorio vaginal de CBD es combatir los dolores asociados a la menstruación, pero hoy por hoy no existe ningún producto de cannabis aprobado por las autoridades sanitarias que pueda ser insertado en la vagina.

 

La doctora en ginecología y osbtetricia Carolyn DeLucia, miembro del Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos, está especializada en tratamientos vaginales, entre los cuales se encuentran productos de CBD. “La vagina es un excelente lugar para que cualquier cosa sea absorbida por tu sistema”, explica DeLucia. “La pared vaginal es un área porosa y mucosa del cuerpo, lo que significa que cualquier medicamento (como medicamentos hormonales o métodos anticonceptivos) que se aplica por vía intravaginal se absorbe directamente en el torrente sanguíneo”, continúa.

 

En apenas veinte minutos un supositorio intravaginal de CBD comienza a hacer efecto en el organismo, proporcionando una sensación general de calma y relax y pudiendo producir cierto adormecimiento. También podría aliviar temporalmente el dolor debido a las propiedades analgésicas del CBD.

 

Pero ojo, los productos de CBD siguen sin estar convenientemente regulados, situación de la que algunos fabricantes se aprovechan para ofrecer productos sin ninguna garantía de calidad que podrían perjudicarte. El CBD se ha convertido en tendencia, y no son pocos los que exageran sus bondades para darte gato por liebre. Si se va consumir cualquier medicamento, lo recomendable es asegurarse de que cumple ciertas garantías de seguridad y de qué sirve para lo que se supone que sirve, especialmente si se va a aplicar por vías como la vagina.

Esta zona del cuerpo es muy sensible a los cambios de pH, y cualquier cosa podría alterarlo. En principio técnicamente el aceite de coco empleado como emoliente en un supositorio de CBD no debería interactuar químicamente con la mucosa vaginal dado que es neutro, pero sin las máximas garantías de un mecanismo regulador como la FDA, podría haber ingredientes ocultos que podrían generar problemas.

 

Por ello el uso de supositorios vaginales de CBD debería siempre estar avalado y monitorizado por un especialista. Faltan todavía estudios y criterios que establezcan un sistema de dosificación adecuada para cada condición, y, a pesar de lo que vamos conociendo del CBD, es muy poco probable que sirva para tratar los dolores menstruales con mayor eficiencia que un ibuprofeno.

 

Por último, igual algunos os estaréis preguntando si existen supositorios rectales de CBD. La respuesta es sí. De hecho, dado el carácter neutro del emoliente, la mayoría de supositorios vaginales también se pueden aplicar por vía rectal (¡¡lee siempre el prospecto!!), la cual es una vía de administración de medicamentos muy eficiente, dado que evita los ataques químicos del tracto digestivo, así como el filtro del hígado, y alcanza el torrente sanguíneo de forma directa en apenas 10 minutos.

 

 

 

 

El Tribunal Constitucional aprueba el consumo de cannabis en Sudáfrica

Otra pequeña gran victoria para el mundo del cannabis en Sudáfrica: la ley que prohibía el consumo privado de cannabis por parte de adultos ha sido declarada inconstitucional, y por tanto anulada.

El constitucional confirma así el fallo que emitió el Tribunal Supremo de Cabo Occidental el año pasado.

En el Tribunal Constitucional se escuchaba el jubiloso grito de un hombre que proclamaba una y otra vez “¡Garreth Prince ha derrotado a Babilonia!” tras el fallo del juez.

El rastafari Garreth Prince, quien inició su lucha contra la criminalización del cannabis hace dos décadas, al considerar que violaba su derecho constitucional de libertad religiosa, fue uno de los demandantes que, junto a Jeremy Acton, fundador y líder del partido cannábico Dagga (nombre con el que se conoce a la marihuana en el país africano), llevó el caso ante los tribunales. El partido Dagga reclama el mismo tratamiento sobre el consumo de cannabis que sobre el consumo de tabaco o alcohol. Acton sufrió la inconstitucionalidad de la ley que prohibía el consumo privado de cannabis cuando, en 2011, fue detenido por consumir en su casa.

El Presidente Adjunto del Tribunal Supremo, Raymond Zondo, dictó la sentencia, que confirmó que los artículos 4 (b) y 5 (b) de la Ley de drogas y tráfico de drogas, leídos en parte junto con el artículo 22 (A)( 9)(a)(i) de la Ley de control de medicamentos y sustancias afines, eran constitucionalmente inválidos ya que, según el juez, “penalizan el uso o posesión en privado o el cultivo en un lugar privado de cannabis por un adulto para su propio consumo personal en privado.”
El tribunal constitucional ha considerado además que el derecho a la privacidad no se aplica solo al entorno del hogar propio, permitiendo así el consumo de cannabis en otros lugares privados, ampliando de esta forma el ámbito de la sentencia del Tribunal Supremo. Por supuesto, esta sentencia no se aplica al consumo o posesión por parte de menores o por adultos en espacios públicos.

 

“Si una práctica particular no amenaza a otros en el ejercicio de sus derechos, entonces esa práctica particular debe ser tolerada por otros en tal democracia.”

-Garreth Prince

 

Situación del cannabis en Sudáfrica

Si una persona es sorprendida con cannabis en público, queda a juicio del agente de la ley el determinar si es para consumo propio o para traficar. Si es arrestada, será el tribunal el que, en última instancia, decida si esa persona tenía intención o no de traficar.

Durante el sumario salieron a relucir estudios que demostraban que la penalización no influía en el consumo, o que el alcohol es más nocivo que el cannabis.

El Parlamento dispone ahora de dos años para abordar los defectos constitucionales de la Ley de estupefacientes y la Ley de medicamentos, y redactar una nueva ley que confirme con fallo unánime esta sentencia. Si no cumple el plazo, la sentencia de Zondo será definitiva.

Zondo fue interrumpido en varias ocasiones mientras fallaba la sentencia debido a los vítores, aplausos y gritos de alegría.

Los rastafaris sudafricanos aseguran que el 18 de septiembre, día del fallo de la sentencia, será un festivo nacional para recordar esta victoria.

Garreth Prince asegura que lo primero que iba a hacer tras el fallo del juez era “retirarse a sus aposentos interiores y realizar el ardiente sacrificio”. Como si no lo hubiese estado haciendo igualmente hasta ahora. En cualquier caso, se lo merece: hace 18 años Prince comenzó su lucha contra la ley que prohibía a los rastafaris furmar su dagga. Quiso ser abogado, pero no le fue permitido por haber sido arrestado por posesión de cannabis en 1989. Presentó una demanda para la legalización del cannabis para usos religiosos en 2002, la cual perdió.

Ayer, ante el mismo tribunal, representándose a sí mismo, sin abogados, ganó el derecho a consumir cannabis en la esfera privada para cualquier adulto.

 

Fuentes: Mail & Guardian, ElDiario.es

Imagen: Alaister Russell/The Sunday Times

 

 

El CBD y el futuro del mercado del cáñamo en EEUU.

Cuando se trata de hablar de cannabis, de poco sirve hacer proyecciones exageradamente optimistas para luego llevarse decepciones en forma de inversiones mal hechas o de expectativas incumplidas. Es el caso de un análisis publicado por The Brightfield Group acerca del mercado de cáñamo en EE.UU. y en concreto de la producción de CBD a partir de cáñamo industrial.
Por un lado, el resumen del informe elaborado por esta empresa de investigación de mercado asegura que “entre 2017 y 2018, el mercado de cáñamo de EE.UU. casi se ha duplicado en tamaño, pero las proyecciones de crecimiento a cinco años para este mercado son ahora dramáticamente más altas de lo que eran hace un año. Esto se debe a que la legalización completa del CDB derivado del cáñamo es ahora una perspectiva real y probable después de la reciente propuesta del republicano Mitch McConnell sobre la Ley de Agricultura del Cáñamo de 2018 (Farm Bill). Esta legislación -que probablemente se aprobará a finales de este año- legalizaría clara e inequívocamente el cáñamo, así como sus derivados, extractos y cannabinoides, incluido el CBD de cáñamo”.

 

No obstante, para Cristina Buccola, empresaria del mundo del cannabis y abogada, el reporte de The Brightfield Group es exagerado y “carece de una visión precisa del panorama legal actual y propuesto, y no da un análisis de los factores reales del mercado en juego, lo que pone en duda las cifras proyectadas que contiene”.

 

La principal objeción de de Buccola es que la aprobación de la enmienda no implica necesariamente que los diferentes estados se vayan a poner a desarrollar una agricultura del cáñamo, dado que no están obligados. La enmienda es más bien un permiso para hacerlo.

El informe continúa: “La voluntad de legalizar el cáñamo no ha cambiado y se espera que se apruebe una Ley de Cáñamo similar después de las elecciones de 2018. Los anteriores pronósticos de mercado asumían que el statu quo continuaría, y el movimiento de base del CDB del cáñamo se mantendría como tal, con un crecimiento limitado por un sistema regulador oneroso y unos canales mínimos de venta al por menor y de comercialización. En cambio, nuestros pronósticos ahora anticipan la aprobación del proyecto de ley y preparan el camino para que las principales cadenas minoristas, fabricantes e inversores entren al mercado e impulsen un rápido crecimiento”.

 

Contradicciones y limitaciones del cáñamo en EEUU

 

Aunque suene prometedor, parece que el informe no tiene las decisiones que se han tomado con respecto al CBD de cáñamo en Ohio y California, donde las agencias responsables de la aprobación de este producto establecen ciertos límites al mercado que ponen en cuestión las previsiones del informe de The Brightfield Group. Estas estipulaciones además ponen de manifiesto algunas contradicciones interesantes con respecto al CBD. Por ejemplo. La División de Alimentos y Drogas del Departamento de Salud Pública de California estipula que el uso de CBD de origen industrial de cáñamo está prohibido como aditivo alimentario, ingrediente o suplemento dietético; sin embargo, por otro lado, permite la fabricación y venta de productos de cannabis, incluidos los comestibles.
Con respecto a Ohio, la Junta de Farmacia estipula que el CBD derivado del cáñamo sólo puede ser vendido legalmente en dispensarios de cannabis medicinal con licencia. Sin embargo el informe afirma que “el CDB también se libera de gran parte del estigma y de los desafíos logísticos asociados regularmente con el cannabis (es decir, las empresas están dispuestas a enviar cáñamo CBD a través de las fronteras estatales; pueden estar en los estantes de las tiendas de todos los días sin necesidad de visitar un dispensario), lo que hace que el acceso de los clientes sea más conveniente y pone las marcas del CDB de cáñamo a la vista del público”.

Por último, refiriéndose de nuevo a la propuesta de ley del senador Mitch McConell de mediados de 2018 para eliminar el cáñamo de la lista de sustancias controladas, el informe dice que “la decisión también se vio probablemente influenciada por la decisión pendiente de la FDA (Administración de alimentos y medicamentos) en 2018 sobre el uso de Epidiolex (que contiene CBD derivado de plantas de cannabis) para tratar la epilepsia”, y continúa: “La decisión de la FDA de aprobarlo puede provocar una reclasificación (del cáñamo y el CBD) por parte de la DEA (Administración para el control de drogas) en los próximos meses”.

 

Si se aprueba la enmienda de cáñamo en la la Ley de Alimentos, Medicamentos y Cosméticos, se abrirá la posibilidad de que la FDA regule el CBD. La enmienda explícitamente sigue dejando la última palabra a la FDA, pero si Epidolex es finalmente aprobado, el mercado podría cambiar.

 

Fuente: Forbes

Expogrow 2018 cierra su séptima edición con un gran éxito de asistencia

Ayer concluyó Expogrow 2018, la feria de cannabis que desde hace ya 7 años tiene lugar en Irún. Desde el viernes, las instalaciones de Ficoba acogieron esta última edición, confirmando su estatus como una de las ferias internacionales del sector profesional del cannabis más importantes de Europa.

 

Expogrow es un evento muy reputado en el mundo del cannabis por su exquisita atención a las relaciones B2B (Business to Business), que permiten a las empresas programar citas de negocios en espacios ex profeso de la feria, optimizando la comunicación y el tiempo entre profesionales. Los 2000 profesionales acreditados y las más de 600 marcas representadas este año contaron con cuatro horas exclusivas dedicadas al B2B.

Expogrow es pionero en España en la creación de eventos B2B del mundo del cannabis. El pasado marzo organizó Expogrow Business Barcelona, una iniciativa que nace de la demanda de las empresas del sector por fortalecer sus negocios y mejorar la colaboración entre ellas, para abrirse paso en nuestro complicado y particular contexto. Esta cita se repetirá el 14 de marzo de 2019.

 

Expogrow, ¿la feria francesa del cannabis?

 

Esta orientación hacia las relaciones profesionales es algo que se respira en los pabellones de Ficoba: más del 80% de expositores de Expogrow repiten año tras año. Su ubicación estratégica, prácticamente en la frontera con Francia, un país donde este tipo de eventos está prohibido, es una gran ventaja para facilitar las relaciones con empresas y clientes franceses. De hecho, más de la mitad de los  visitantes de la feria proceden de nuestro país vecino. Este año, entre los casi 15000 visitantes, ha vuelto a crecer el número de visitantes franceses entre público y empresas, suponiendo un 69% del total. Una vez más, Expogrow se convierte en la feria francesa del cannabis. En esta ocasión los tres pabellones interiores y el pabellón exterior de Ficoba fueron ocupados por 181 empresas en 164 stands.

 

No todo son negocios: Expogrow ofrece también diversión y música

 

La séptima edición de Expogrow también se ha caracterizado por ofrecer un gran número de actividades paralelas lúdicas, como la experiencia de hiperrealidad de Wuautech, además de consolidar su ecléctico festival de música como uno de los mayores atractivos del evento. Este año pasaron por el escenario de Expogrow los franceses Deluxe y Demi Portion, los italianos España Circo Este, el guitarrista tuereg Bombino, los portuguesa Kumpania Algazarra, El Canijo de Jerez y los DJ’s Don Cornelius y Víctor Santana. La zona exterior estuvo animada durante el día por el Sound System de Monkey Products y por las noches con los dos clash organizados por Soft Secrets en su stand en forma de VIP Party.

 
Cannabis Box Forum, la propuesta para acercar el mundo del cannabis a la sociedad

 

Otra de las señas de identidad de Expogrow es el Cannabis Box Forum, un espacio de reflexión, debate e información sobre el cannabis en formato talk-show, gratuito y abierto a todo el mundo. Este año tuvo lugar en la Sala Hall Ficoba, y entre los ponentes pudimos escuchar a Diego Silva Forné, coautor de la ley que legalizó el cannabis en Uruguay, país pionero en la regulación integral de la planta, quien se refirió a la experiencia uruguaya como “particularmente significativa” al intentar “cambiar lo que ha sido históricamente un modelo fracasado basado en el prohibicionismo” por un modelo “basado en la prevención de riesgos y daños, y en información y apoyo a la investigación científica”.

También pasó por el Cannabis Box Forum la abogada británica y profesora de derecho de la Universidad de Londres Amber Marks, quien se refirió a eventos como Expogrow como una plataforma en la que empresas y asociaciones “crean una comunidad importante para dar apoyo contra la prohibición y también para normalizar, para que la sociedad vea que somos gente normal, que sabemos trabajar y sabemos montar una industria”.

 

Por su parte Valeria Salech de la Fundación Mamá Cultiva Argentina, acudió al forum para hablar de su labor, reivindicando “la soberanía sanitaria y el uso del cannabis de manera medicinal” y para hablar del impacto que ello tiene no solo en los pacientes, sino “en las personas que cuidan a aquellos que padecen enfermedades para las que la medicina tradicional no tiene ninguna respuesta”.

 

Araceli Manjón, ex directora del Plan Nacional Sobre Drogas, habló sobre la situación legal en España: “en el Parlamento hay actualmente dos iniciativas residenciadas, una de cannabis medicinal y otra de cannabis reacreativo, ambas a la espera de su progreso”.

Otro muchos ponentes completaron las dos jormadas del Cannabis Box Forum, entre los que se encontraban expertos en los campos de la ciencia, medicina, la regulación, la innovación industrial o la evolución de las políticas de drogas en sus diferentes modalidades nacionales e internacionales.