Dinamarca podría liderar la producción de marihuana medicinal en Europa

¿Quién iba a pensar que la bella ciudad de Odense, el templo de Odín, una de las más antiguas de Dinamarca, iba a albergar de aquí a poco más de 130 mil metros cuadrados de instalaciones dedicadas a la producción de marihuana medicinal?

Desde el pasado diciembre, la Agencia de Medicamentos Danesa (Laegemiddelstyrelsen) ha concedido 12 permisos a diferentes compañías para producir cannabis medicinal. Esto podría hacer que el país escandinavo se convierta en el principal productor europeo de nuestra querida planta. Con todo, esta nueva industria se está regulando con dureza. Prueba de ello son las dos solicitudes rechazadas y las tres pendientes. Los solicitantes han de obtener la autorización de tres organismos públicos diferentes: la ya citada Laegemiddelstyrelsen, la Landbrugsstyrelsen (Agencia para la Agricultura) y la Rigspolitiet (la Policía Nacional danesa).

Esta medida se da tras la aprobación parlamentaria efectiva desde el 1 de enero para abrir un periodo de prueba de cuatro años en el que los médicos podrán recetar marihuana medicinal a sus pacientes.

 

¿Marihuana en el Templo de Odín?

Y cómo no, cada mercado que se abre en Europa es un caramelo muy dulce para las grandes compañías norteamericanas, que más pragmáticas en este asunto, nos sacan cierta ventaja y se hacen con oportunidades de negocio que, en un contexto más óptimo, deberían correspondernos a otros países europeos (y no miro a nadie…). Es el caso de Aurora Cannabis, la productora canadiense de cannabis medicinal, que se ha asociado con el productor de tomates Alfred Pedersen & Son fundando la empresa mixta Aurora Nordic Cannabis, que planea producir 120 mil kilogramos de cannabis al año en 93 mil metros cuadrados de instalaciones automatizadas en Odense. Con esta cantidad, Aurora Nordic Cannabis planea también servir a Noruega y Suecia, en vista a los cambios de legislación que se vaticinan. Por el momento la farmacéutica canadiense usará los invernaderos daneses sitos en Odense para iniciar la producción.

La también canadiense Canopy Growth Corporation, la compañía productora de cannabis más grande del mundo, se ha asociado asimismo con Spectrum Cannabis Denmark con el fin de construir 40 mil metros cuadrados de instalaciones para la producción de cannabis, también en Odense. Los productores internacionales tienen puesto el ojo en Dinamarca no solo por el cambio de legislación, sino por la excelente tradición danesa de cultivo en invernadero, que garantiza un personal altamente cualificado especialmente en Odense, cuya economía se beneficiará inmediatamente de esta nueva industria.

El cannabis protege al hígado de los efectos del abuso de alcohol

¿Y si el consumo de marihuana resultase un tratamiento eficaz para reducir la prevalencia de enfermedades hepáticas en alcohólicos?

Quizá aquellos que están más mediatizados por esa idea falaz, esa importura histórica, ese despropósito que atenta contra el sentido común más básico de que la marihuana es más peligrosa que el alcohol, se enfrentarán a cierta disonancia cognitiva si continúan leyendo el artículo de hoy. En otras ocasiones ya hablamos de cuánto más peligroso es el alcohol que el cannabis o, dicho de otra forma, cuánto más seguro es el cannabis que el alcohol. También sabemos que la industria del cannabis podría mejorar la salud general de la sociedad dado su potencial para desplazar a la industria del alcohol. Pero hoy descubriremos otra sorprendente relación entre estos dos mundos.

 

En Nekwo no queremos hacer apología del consumo irracional de drogas, sino traeros información veraz, tan veraz como pueda proveer la ciencia, a la que siempre apelamos citando publicaciones de las revistas científicas más prestigiosas. Y la información de hoy no es una excepción: en la revista Liver International, que es la publicación oficial de la Asociación Internacional para el Estudio del hígado, leemos en un muy reciente artículo del Instituto Nacional para la Investigación Científica de la Universidad de Quebec, que el consumo de cannabis está asociado a una menor prevalencia de las etapas progresivas de la hepatopatía alcohólica. Esto, por supuesto, no significa en absoluto que fumar maría sea un antídoto contra los efectos de las borracheras, sino que el cannabis puede reducir la gravedad o la incidencia de las lesiones hepáticas que produce el alcohol.

 

El estudio resume sus resultados y conclusiones de esta manera:

“Nuestro estudio reveló que entre los consumidores de alcohol, aquellos que adicionalmente consumen cannabis mostraron probabilidades significativamente menores de desarrollar esteatosis alcohólica, esteatohepatitis, fibrosis, cirrosis y carciroma hapatocelular (…). Nuestros hallazgos sugieren que el consumo de cannabis está asociado a una incidencia reducida de enfermedad hepática en alcohólicos.”

 

El estudio, el más grande de este tipo realizado hasta la fecha, analizó los registros de alta de cerca de 320 mil pacientes con historial de abuso de alcohol. Terence Bukong, hepatólogo e investigador jefe del estudio, afirma además que los consumidores adictos (al cannabis) realmente están mucho más protegidos que los no adictos contra las enfermedades hepáticas alcohólicas.

 

Según el estudio, los alcohólicos que no consumían cannabis tenían un 90% de probabilidad de desarrollar una enfermedad hepática, mientras que en los alcohólicos que consumían cannabis moderadamente la cifra de incidencia bajaba dramáticamente al 8%. En adictos a la marihuana que además eran alcohólicos, la probabilidad se reducía aun más, a un 1,36%. Dicho de otra manera, aunque suene políticamente incorrecto, si tienes un problema serio con el alcohol, pero serio de verdad, al mismo tiempo que buscas ayuda para solucionarlo, quizá te convendría consumir marihuana, mucha marihuana.

 

Pero ojo, este es un estudio de correlación basado en la población, por lo que extraer conclusiones definitivas no sería lo adecuado, aunque parece consistente con otro artículo científico publicado el pasado octubre, según el cual la prevalencia más baja de esteatosis hepática no alcohólica en una población de 8200 pacientes cuyos historiales fueron consultados, se dio entre aquellos que eran consumidores adictos a la marihuana. El mismo estudio, que no se centraba necesariamente en bebedores, reveló otro dato singular: los consumidores de cannabis tenían generalmente peores dietas, consumían más calorías, refrescos y alcohol, pero presentaban menor tendencia a la obesidad.

 

A pesar de los prometedores hallazgos revelados por estos dos estudios, hace falta aun mas investigaciones para conocer con detalle las interacciones entre el cannabis y el hígado, y los efectos de diferentes concentraciones de cannabinoides en este órgano, los mecanismos moleculares que tienen lugar, así como los potenciales efectos secundarios. Por lo tanto, tomad de nuevo nuestra palabra: consumid con responsabilidad y moderación, sea lo que sea, y si tenéis algún problema serio no hagáis tonterías y buscad ayuda.

¿Cómo afecta la marihuana en la sexualidad masculina?

Los efectos terapéuticos de la marihuana y su potencial para tratar diversos síndromes y enfermedades son tomados cada vez más en serio por los investigadores, y también se está estudiando en el contexto de la sexualidad humana. ¿Qué es lo que hoy sabemos acerca la marihuana en la sexualidad masculina?

 

Resulta evidente que la prohibición generalizada de la marihuana en el mundo ha retrasado nuestro conocimiento científico acerca de sus efectos en el cuerpo humano, tanto negativos como positivos. A pesar de todo, cada vez es más indiscutible que su consumo es menos pernicioso para la salud que el del alcohol, sobre todo cuando se consume de formas alternativas que no implican la inhalación de humo. Pero, ¿cómo afecta a la sexualidad masculina?

 

Muchos son los mitos que hay acerca de los efectos de la marihuana en la función sexual masculina. La mayoría se deben al hecho de que los efectos son reportados por los mismos consumidores, por lo cual su percepción podría estar sesgada por las alteraciones que el cannabis produce en la conciencia. Por ejemplo, la afirmación de que la marihuana ayuda a los hombres a durar más tiempo realizando el acto sexual, podría deberse simplemente a que uno de sus efectos conocidos es la alteración de la percepción subjetiva del tiempo. En palabras más simples, cuando estás colocado de marihuana sientes que tardas más en consumar el acto sexual, pero su duración real podría no ser diferente que estando completamente sobrio.

 

Un estudio de la Journal of Sexual Medicine publicado en 2011, sugiere que existe una relación negativa entre el consumo de cannabis y la función eréctil. El estudio se realizó con animales en los que se constató que el cannabis producía efectos inhibitorios en determinados receptores del tejido eréctil del pene. Con todo, los autores no extraen conclusiones definitivas acerca de lo que implican estos hallazgos en la sexualidad masculina humana y recomiendan más investigaciones.

 ¿Efecto negativos de la marihuana en la sexualidad masculina?

Pero hay que tener en cuenta un argumento en el que insisten los investigadores y que podemos condensar en una cita de Paracelso: “la dosis hace el veneno”. El consumo moderado de cannabis o de alcohol no solo parece tener efectos negativos mínimos o despreciables en la función sexual, sino que pueden producir, en dosis bajas, un efecto estimulante, aumentando la deshinibición y el apetito sexual, como mostró un artículo publicado en el Current Sexual Health. Por otra parte, el abuso de estas sustancias puede producir problemas en la función sexual, como dificultades en alcanzar el orgasmo o para lograr una erección. En el caso del cannabis, un estudio de 2012 publicado en la Journal of Psychoactive Drugs concluyó que la prevalencia de la disfunción eréctil es tres veces mayor entre los consumidores diarios de marihuana que entre los no consumidores.

 

Otro estudio de la American Journal of Epidemiology publicado en 2012 encontró una relación entre el consumo de marihuana y un peor recuento y calidad del esperma. El 29% de los 215 sujetos de estudio daneses que consumieron marihuana durante tres meses (nota: ¿quién no se apuntaría a este tipo de estudios por el avance de la ciencia?) desarrollaron este efecto, aunque todo sea dicho, parece que las cosas vuelven a su cauce cuando uno deja de consumir, por lo que se considera este hallazgo como una vía de estudio para tratamientos de control de natalidad.

 

Por otro lado, un estudio realizado por la Federation of American Societies for Experimental Biology  sobre la marihuana en la sexualidad masculina halló que un receptor de nuestro sistema endocannabinoide, el CB2, ayuda a regular la formación de esperma. El estudio afirma que este hallazgo no solo supone que la marihuana puede afectar negativamente la fertilidad masculina, sino que abre la vía para una estrategia terapéutica para tratar la infertilidad masculina.

 

¿Cuáles son nuestras recomendaciones? Si planeas tener hijos, ponte a la faena un par de meses después de interrumpir el consumo de marihuana (y de alcohol, especialmente de alcohol) solo si estás experimentando problemas para conseguir una fecundación, y si lo que necesitas es un empujoncito para tener una buena experiencia en la cama, pues lo de siempre: consume responsable y moderadamente y a disfrutar de la vida, que son dos días.

Dos niños desafían el estatus legal de la marihuana en EEUU

Una demanda en la que participan dos niños de 7 y 12 años cuestiona la constitucionalidad de la prohibición de la marihuana en EEUU.

A pesar de que 30 estados de EEUU se ha legalizado la marihuana medicinal y en 9 de ellos su consumo recreativo, a nivel federal la planta sigue considerándose una sustancia peligrosa clasificada con nivel I en la Ley de Sustancias Controladas. Las sustancias que entran en este nivel de clasificación tienen, presuntamente, un elevado potencial de abuso, carecen de uso médico aceptado y de ausencia de seguridad de su uso bajo supervisión médica. Además de que ninguna de estas tres cosas es cierta para la marihuana, las leyes federales parecen contradecir la clasificación a la que está sometida, pudiendo ser incluso inconstitucional.

En este contexto, actualmente hay una demanda en curso originalmente interpuesta por cinco demandantes el pasado julio, que está desafiando la actual prohibición federal de la marihuana. Por un lado, tenemos a los demandados, que son nada menos que el mismo Departamento de Justicia, el Fical General del Estado Jeff Sessions y la DEA (Administración para el Control de Drogas) y por otro lado a cinco demandantes, dos de los cuales son dos niños de 7 y 12 años.

El primero es el pequeño Jagger Cotte, que sufre del síndrome de Leigh, una enfermedad rara neurodegenerativa, mientras que la segunda es Alexis Bortell, que padece epilepsia. Los otros tres demandantes son el ex-jugador de la NFL Marvin Washington, quien actualmente vende productos deportivos con cannabis infusionado; José Belén, que padece de síndrome de estrés postraumático, y  la Asociación Cultural del Cannabis.

Los demandantes afirman que la prohibición del cannabis es anticonstitucional y lo justifican aludiendo fundamentalmente a estos tres hechos:

  1. Que el mismísimo Gobierno Federal posee una patente de cannabis medicinal.
  2.  Que en 1976, el Programa de Uso Compasivo de Nuevos Medicamento en Investigación (Compassionate IND), suministró cannabis medicinal a 14 pacientes.
  3. Que incluso la administración Nixon intentó legalizar la marihuana.

El padre de Alexis, Dean Bortell, exponía la contradicción con estas palabras: “los niños (que necesitan la marihuana medicinal) crecen viendo esta hipocresía… pero vamos a acabar con ella”. ¿Cómo es posible que 30 estados hayan aprobado el uso medicinal de la marihuana, que su uso terapéutico esté más allá de toda duda, al mismo tiempo que sigue estando clasificada como sustancia controlada de clase I?

A pesar del poder de los demandados, Alvin Hellerstein, el juez que instruye el caso, ha reconocido que la marihuana está ayudando a Alexis y a Jagger, además de a mucha más gente. El juez Hellerstein se dirigía a Michael Hiller, el abogado principal de los demandantes, con estas palabras durante la audiencia:

“Sus clientes son la prueba viviente de las aplicaciones médicas de la marihuana. Tengo que asumir las alegaciones plausibles en su demanda como verdaderas. ¿Cómo podría nadie decir que la marihuana no ha salvado la vida de sus clientes? Nadie podría, ¿cierto?”

 

 

¿Es adecuado que los ancianos consuman marihuana?

En una era en la que (por fin) empezamos a ver cambios positivos en lo que respecta al estatus legal y social de la marihuana, cabe preguntarse hasta qué punto puede ser adecuado que los ancianos consuman marihuana.

Al mismo tiempo que no parecen haber riesgos específicos o únicos para consumidores de edad avanzada, parece que más bien lo contrario es cierto: el cannabis puede ser incluso beneficioso para las personas mayores debido a que, precisamente, el cannabis medicinal trata con eficiencia muchos de los achaques propios de la edad. Así pues, podríamos decir que es adecuado que los ancianos consuman marihuana. Además parece que nuestros mayores se han dado cuenta de ello, pues el consumo entre ancianos se ha disparado en los últimos años.

Esto quedó patente en un estudio publicado en 2016 que comparaba las estadísticas de consumo entre el periodo 2006 – 2007 y el periodo 2012 – 2013. En ese marco temporal, el consumo entre adultos de 50 a 64 años creció un 58,7% mientras que entre las personas mayores de 65 años el incremento relativo de consumo fue del 250%.

Por supuesto, estamos hablando de EEUU, donde el creciente número de estados que han legalizado la marihuana medicinal (y en algunos casos la recreativa), ha propiciado que cada vez más mayores se atrevan a consumirla y comprobar los beneficios que aporta a sus vidas.

 

¿Puede ser adecuado que los ancianos consuman marihuana?

La marihuana parece ser un remedio ideal para tratar condiciones propias de la tercera edad. Es como si la naturaleza, previendo los problemas que iba a acarrear nuestra exacerbada longevidad (la cual es debida a los avances en ciencia, medicina e higiene) hubiese diseñado un remedio versátil para reducir el combo de pastillas que la edad nos fuerza a consumir tarde o temprano. La marihuana sirve para tratar el glaucoma, síntomas de enfermedades neurológicas como el Parkinson o el Alzheimer, desórdenes gastrointestinales como el síndrome de colon irritable, pérdida de apetito, dolores crónicos como la artritis, problemas con las articulaciones, dolores neurológicos así como para tratar diversos tipos de cánceres y efectos secundarios asociados a la quimioterapia.

También parece restaurar la función cognitiva en cerebros de edad avanzada, al estimular el sistema endocannabinoide, un sistema que va perdiendo actividad conforme crecemos, algo que se desprende de un fascinante estudio con ratones realizado en la Universidad de Bonn, en Alemania. En dicho estudio se constató que ratones ancianos expuestos a THC conseguían resolver un laberinto de forma notablemente más eficiente que antes de la exposición, casi al nivel de ratones jóvenes. Aunque falta más investigación todo apunta a que el THC puede revertir algunos efectos de la edad en cerebros ancianos.

¿Es adecuado que los ancianos consuman marihuana medicinal? Definitivamente sí. Además de que parece que les puede proporcionar más beneficios que perjuicios, no está de más pasar la última etapa de la vida con alegría. Eso sí, recomendamos atender a las diversas formas y dosis de consumo según las condiciones de cada cual y, si tienes la suerte de contar con la ayuda de un doctor para ello, consultarle siempre.

La marihuana en el deporte: pros y contras

Cualquier persona que practica deporte, y particularmente quien lo hace de forma profesional, es consciente de cuidado que se ha de tener a la hora de consumir sustancias que producen diversas alteraciones en el cuerpo o en el cerebro. La marihuana no es una excepción.

Más allá del hecho de que cualquier deportista profesional se meterá en problemas si se detecta que ha consumido cannabis, ¿cómo afecta la marihuana en el deporte? Grosso modo, como con cualquier sustancia, dependerá de la dosis y la forma de consumo.  Resulta evidente que si te fumas un porro de marihuana pura a caraperro e inmediatamente después te pones a hacer deporte, muy probablemente tus resultados estén lejos de ser los mejores que puedes obtener. Si pensamos que no es buena idea consumir marihuana y a continuación poner el cuerpo a cien, ya seas runner, futbolista, adicto a las flexiones o carne de gimnasio, tampoco, muy seguramente, sea buena idea hacerlo después de meterte unos chupitos de vodka.

El matiz está en si te colocas de marihuana para hacer deporte o la consumes de forma moderada de forma que los beneficios que pueda aportarte superen a los perjuicios que pueda ocasionarte. Si te colocas, de entrada, vas a perder reflejos y coordinación, algo que va a afectar sobre todo a prácticas en las que estas características son importantes, por ejemplo, el tenis. También influye, y mucho, la forma de consumo.

Fumar, es, con mucho, la forma menos saludable de consumir marihuana a pesar de ser la más popular y, para muchos que desconocen otras posibilidades, la única forma de consumirla. Si alguien tiene dudas, que pruebe a fumarse una planta tan rica en propiedades para la salud como el aloe vera.

Aunque ningún estudio ha conseguido establecer una relación concluyente entre fumar cannabis y el cáncer, sí que son conocidos, y esperables, algunos daños que inhalar el humo de una planta ardiendo, entrando directamente en los pulmones, puede ocasionar. Con todo, como concluye este artículo científico “el peso de la evidencia acumulada implica que existen muchos menos riesgos para las complicaciones pulmonares, incluso con un abuso regular de la marihuana, comparado con las graves consecuencias pulmonares del tabaco”. En cualquier caso está claro, lo sabemos: fumar, sea lo que sea, no es bueno y, desde luego, es contraproducente para la práctica deportiva.

 

Los pros y contras de la marihuana en el deporte.

También influye la etapa de tu vida y la regularidad con la que la consumes. Está comprobado que, si bien la marihuana ayuda a restaurar funciones cognitivas en personas mayores, es perjudicial para el cerebro cuando aún se está desarrollando. La exposición al cannabis durante la infancia y la adolescencia se asocia a un menor rendimiento neurocognitivo y alteraciones en las funciones cerebrales.

Sobre la afección coronaria, parece que se han sobreestimado los perjuicios del cannabis para el corazón, dado que los más actuales hallazgos concluyen que no hay evidencia suficiente para relacionar el consumo de marihuana con un mayor riesgo de afecciones coronarias. En cualquier caso resulta evidente que la personas con riesgo de accidente cardiovascular deben tener cuidado incluso cuando hacen deporte.

También se asocia el consumo de cannabis a un mayor riesgo de depresión crónica y ansiedad, lo cual puede afectar a la motivación que se requiere en cualquier disciplina deportiva. Personas con tendencia a la depresión o que caen con frecuencia en crisis de ansiedad deberían evitar el cannabis. Aunque el potencial de dependencia es muy bajo, personas con determinadas condiciones podrían encontrar en el cannabis un falso sustituto de tratamiento que lo que realmente hace es enmascarar el problema, agravándolo o cronificándolo más todavía. Aquí deberíamos llamar la atención sobre las diferentes propiedades del THC y el CBD, los dos cannabinoides principales del cannabis.

Mientras que el primero es psicoactivo y puede desencadenar crisis de ansiedad en determinadas personas, el CBD, componente no psicoactivo y con múltiples propiedades terapéuticas, se está estudiando para el tratamiento potencial de la ansiedad. También la marihuana puede desencadenar esquizofrenia en personas con susceptibilidad genética a esta condición, especialmente en jóvenes. Esto no hace más que poner el acento en la urgencia de seguir investigando y de regular, de una vez, el cannabis medicinal en nuestro país.

En cuanto a los riesgos para deportistas, resumimos: no fumes marihuana, ni lo que sea, ni la consumas de cualquier otra forma en la adolescencia, especialmente si tu familia tiene historial de enfermedades mentales. Si haces deporte y tienes la suerte de vivir en un país tan cabal que la marihuana medicinal ya está implementada, consulta a tu médico si crees que algún extracto o producto basado en el cannabis pudiera servirte de ayuda.

Esto nos lleva a los beneficios: la marihuana, consumida adecuadamente puede ser una aliada para el deportista. Por ejemplo, consumir extractos basados en CBD ayuda a aliviar inflamaciones y la rigidez muscular. También, en determinadas disciplinas deportivas en las que los dolores son habituales, el cannabis puede ser un sustituto mucho más saludable para tratarlos, que los peligrosos opiáceos que crean adicción. También existen aceites y cremas con extractos de cannabis para aplicar directamente sobre los músculos doloridos o rígidos, que incluso se usan en fisioterapia.

Tecnología Shopify para la venta de cannabis legal en Canadá

La plataforma canadiense de tiendas online será la encargada de gestionar la venta de cannabis legal en la provincia de Ontario, Canadá, tanto online como en tiendas físicas.

Además de la gestión y el seguimiento de inventario, el gobierno de Ontario usará la tecnología Shopify para operaciones de contabilidad y de recursos humanos.

La Ontario Cannabis Retail Corporation (OCRC), subsidiaria del Panel para el Control del Licor en Ontario (LCBO por sus siglas en inglés) se ha asociado a Shopify para usar su plataforma para gestionar las ventas en Ontario.

En palabras de George Soleas, director ejecutivo del LCBO:

“Nuestra prioridad principal escumplir el marco de la provincia para la segura y adecuada venta al por menor de cannabis recreativo para cuando haya sido legalizado por el gobierno federal. Queremos combinar nuestra experiencia con distribuidor socialmente responsible con las soluciones comerciales de clase mundial de Shopify para ofrece la experiencia de compra segura, informada y confiable que nuestros clientes esperarán”.

Además de ser empleada la tecnología Shopify en portales de venta online y mediante aplicación para móviles, tambißen será usada para procesar transacciones en iPads en tiendas físicas. Los iPads también se emplearán para proveer información del producto, consejos y demás. La marihuana legal se someterá a los mismos requerimientos que se exigen en otros productos cuyo abastecimiento está controlado por el gobierno federal.

Loren Padelford, vicepresedente de Sjopify Plus, decía al respecto de esta asociación con la Ontario Cannabis Retail Corporation que

“traer este diferenciador al LCBO en este proyecto histórico a los consumidores en edad legal a través de Ontario es un gran ejemplo de innovación “made in Canada”, a la que estamos muy orgullosos de pertenecer”.

La tecnología Shopify se estima que Canadá facture 8,7 mil millones de dólares anuales.

Se trata de un mercado enorme, dado que la provincia contiene 13,6 millones de habitantes y la ciudad más poblada de Canadá, Toronto, que además ejerce de capital financiera. Un informe de Deloitte estima que el cannabis legal en Canadá podría 8,7 mil millones de dólares anuales, representando los consumidores de Ontario hasta un tercio de ese mercado.

En Ontario se gestionará el cannabis legal de forma diferente a como se está haciendo por ejemplo en California, donde se permite la venta provada de cannabis por parte de propietarios de negocios con licencias. Por su parte, en Ontario todas las ventas de cannabis recreativo se realizarán en tiendas gestionadas por el gobierno. Incluso en otras provincias de Canadá la gestión será menos intervencionista por parte del gobierno, lo que está haciendo que Ontario reciba las primeras críticas por permitir que un número limitado de tiendas gestionadas por el gobierno provincial se encargue de la venta de cannabis.

La OCRC comenzará abriendo 40 tiendas, que se convertirán en 80 para verano de 2019 y unas 150 para 2020.

Spannabis 2018, la feria del cannabis más importante de Europa

Los próximo 9, 10 y 11 de marzo regresa Spannabis a Barcelona. En lo que es considerado como el mayor evento cannábico de Europa, prácticamente década y media después de su fundación, lo mejor del sector del cannabis vuelve a reunirse en la Feria de Cornellá.

Spannabis es un evento necesario, sobre todo dada la situación actual de la discusión sobre la legalización de la marihuana en nuestro país, con una comisión parlamentaria perezosa que no ha producido ningún avance y con los sucesivos varapalos que están recibiendo los clubes cannábicos, mientras nuestros vecinos europeos

258 expositores cubrirán todas las áreas del mundo del cannabis: bancos de semillas, expertos en nutrientes, productos para el cultivo, parafernalia, growshops, distribuidoras, marihuana medicinal, cáñamo industrial, medios de comunicación, asociaciones… trayéndonos sus novedades y fortaleciendo lazos para seguir haciendo crecer la familia cannábica. El evento es una gran oportunidad para que la sociedad se acerque a conocer de cerca el mundo del cannabis, y tener una impresión de primera mano acerca de la absurda situación legal de la planta en nuestro país.

Como el año pasado, las conferencias de Spannabis tendrán lugar durante las World Cannabis Conferences en el Auditorio de Cornellá, con un total de 24 ponencias. Estas conferencias están concebidas como un punto de encuentro entre distintas personalidades nacionales e internacionales del mundo de la marihuana y el público, cubriendo los enfoques político, cultural, social y científico. En ellas se nos informará de las novedades y avances en estos campos y se debatirá sobre el futuro de la marihuana en nuestro país. Se trata de una oportunidad inigualable para analizar la situación y encontrar vías constructivas para acercarnos a la legalización. La misma entrada a Spannabis te permitirá acceder a las conferencias.

Spannabis contará también con las actuaciones de Ravid Goldschmidt, Toxic in dub, El Loren, Olive Tree Dance, Mina’s Collective, Daddy Panda, Warriors of Dub, Tetra Hydro K, Dub Engine, DJ Stonermanbrujo, Mapuxe Sound, Baino di Lion, Karlixx y DJ Rambla.

 

Los bancos españoles invierten en marihuana

BBVA, Bankinter, La Caixa y Caixabank son las primeras entidades españolas de la banca que invierten en marihuana.

 

Ahora va y resulta que la marihuana es un activo para cotizar en bolsa. Los bancos ya invierten en marihuana, lo cual es buena señal: un mercado que no tenga perspectivas de crecer no sería del interés de inversores como BBVA, Bankinter, La Caixa o Caixabank, las cuatro entidades españolas que han comenzado a apostar por el nuevo “oro verde”.

Pero a pesar de que el de la marihuana sigue siendo un negocio de riesgo, donde la mayoría de empresas son de reciente creación y con flujos negativos, los números están saliendo. Los bancos españoles apuntan a la parte más estable de la industria: las grandes productoras.
BBVA es la entidad que más fuertemente ha apostado, con cerca de 3 millones de dólares repartidos entre las tres productoras más grandes del mundo, que resultan ser canadienses: Canopy Growth, Aurora Cannabis y Aphria. De la primera, Canopy Growth, BBVA ha adquirido 58 mil acciones por un millón de dólares. Se trata de la productora de cannabis más grande por capitalización: el año pasado ingresó en bruto 57 millones de dólares y triplicó desde octubre su valor en bolsa. De Aurora Cannabis, BBVA se ha hecho con 139 mil acciones por 1,1 millones de dólares, una compañía que desde 2016 ha crecido… ¡¡¡un 1500%!!! Y de Aphria, compañía que recientemente se fusionó con Nuuvera, ha adquirido 69 mil acciones por 800 mil dólares.

El cambio de estatus legal que está viviendo este activo (sí, aun suena raro referirse a esa cosa que tenemos que llevar y consumir a escondidas como “activo”) en América está impulsando las inversiones.

El cannabis medicinal está autorizado en 29 estados de EEUU y el consumo recreativo en 10 de ellos; Canadá ya ha puesto fecha a la legalización del consumo recreativo este verano (además de ser la sede de las productoras más grandes del mundo); Uruguay es el primer país en legalizar totalmente la marihuana en 2013… En Europa las cosas van más despacio, pero van, y conforme se fortalece el lobby del sector, es presumible que las legislaciones vayan aflojando la correa hacia la legalización, que, tenemos confianza, tarde o temprano llegará.

Pero esta actitud optimista de la banca hacia la marihuana no es universal. Algunas entidades rehúsan operar con las empresas y particulares que se dedican al negocio del cannabis, como Banco Santander, que cerró cuentas en Uruguay relacionadas con el negocio del cannabis, pese a su legalización total en el país suramericano.

Mientras que, como vemos, BBVA no tiene ningún problema con las operaciones relacionadas con el nuevo oro verde, el año pasado Banco Santander Uruguay decidió cerrar las cuentas bancarias de las farmacias de Uruguay que venden cannabis legal. El mismo presidente Mújica afirmó al respecto: “no quiero pensar que deliberadamente se está beneficiando al narcotráfico o que el narcotráfico tiene una influencia tan grande que puede determinar políticas de frenar una iniciativa de este tipo” y calificó la acción de Banco Santander como “una forma de matar burocraticamente una ley que ha salido del Parlamento Uruguayo”.