Kim Jong Un

Corea del Norte: El dispensario de “yeoksam” de China

Aunque parezca raro, Corea del Norte, siendo el país más hermético y conservador del mundo y uno de los menos alineados con el stablishment occidental, tiene legalizado tanto el consumo, como el cultivo o la venta del yeoksam (cannabis de toda la vida).

Pese al estricto control que posee el gobierno norcoreano en torno a las drogas duras (como el MDMA o la cocaína), llegando incluso a penas de muerte, el cannabis no es visto como tal. Allí la hierba no es considerada como una sustancia estupefaciente, y su uso, es extendido desde hace más de 2000 años, cuando ya se usaba como material para confeccionar tejidos. Sería el padre del actual mandatario, Kim Il Sung, el que legalizaría y extendería el cultivo de esta planta, después de la escasez que sufrió el país coreano de aceite de cocina. Por ello, el cannabis figura como planta oleaginosa en vez de cómo droga.

Actualmente, se consume sin problemas por las calles de Corea del Norte. No es difícil ver a soldados en sus momentos de descanso fumándose un canuto, al igual que no es raro ver civiles reunidos en bares disfrutando de alguna calada. Lo mismo pasa con las plantaciones; son frecuentes, y no sólo se pueden ver en zonas rurales. En las mismas ciudades en ocasiones se pueden ver, y por descontado, en los jardines privados de las casas particulares. Esta situación, no solo se debe a la libertad que tienen en cuanto al consumo o venta, si no que, muchos trabajadores de clase media-baja o baja, usan el cannabis para ahorrarse unos cuantos wons.

Corea del Norte y China en baile tradicional

Corea del Norte y China

 

Las cajetillas normales de tabaco en el viejo país asiático, son muy caras debido a su situación en constante bloqueo internacional. Mas económica es la opción del tabaco nativo pero, estos cigarrillos, según cuentan los residentes y algún informe de la revista coreana New Focus, son muy malos, y tienen un pésimo sabor. Estos cigarrillos baratos, además, suelen estar adulterados con sustancias químicas y materiales distintos al tabaco. Por ello, muchos escogen por el cannabis por ser una opción más sabrosa, más sana y más barata.

Allí, en el mercado negro, es muy fácil conseguir grandes cantidades de cannabis, como bien narró, hace unos años, “The Bohemian Blog”. En la ciudad norcoreana, fronteriza con China y Rusia, de Rason, se puede comprar por apenas unos 6€, alrededor de un kilo de hierba. Esto ha hecho que muchos chinos, crucen la frontera, y la compren. El motivo es por todos conocido. La política del gobierno de China respecto a la marihuana no es ni mucho menos laxa. En el país mandarín tanto la posesión como la venta, distribución y transporte de cannabis, ya sea para disfrute recreacional o médico es duramente penado. Su precio es muy caro y restrictivo debido a la peligrosidad que conlleva para el ciudadano chino cultivar, por ello, esta comenzando a popularizarse entre los naturales del este de China, acercarse a Corea del Norte, y proveerse de cannabis.

Los nativos norcoreanos, comienzan a cerciorarse del negocio en auge ante el que se encuentran. Según informa The Sun:

 “La gente de Corea del Norte, nunca imaginó que pudieran conseguir tanto dinero del yeoksam”

Es ahora, cuando comienzan a disputarse este preciado mercado. Estaremos atentos a más novedades cannábicas desde el país Norcoreano.

 

 

Maza de juez en mesa

Aumenta la jurisprudencia a favor del Cannabis en España

Un nuevo caso en los juzgados de Alicante, aviva el debate alrededor de la legalización del autocultivo. En Nekwo, hemos querido hacer un pequeño análisis de la situación.

En apenas unos meses, hemos tenido tres sentencias (Barcelona, Bilbao y ahora Alicante), en las que no se ha podido demostrar que los presuntos acusados se lucraran con la venta de drogas, y en los que se ha demostrado que eran para autoabastecimiento.

En este caso, ha sido en Alicante. En Julio de 2011, era detenida una pareja por tener, en la terraza de su casa, unas 117 plantas de hierba. El hombre detenido, exculpó a su mujer y en todo momento asumió ser el responsable del cultivo. Además, explicó que era para autoabastecerse él y un amigo y no para su venta. Tanto el detenido, como el amigo, eran consumidores habituales de la sustancia, llegando cada uno a fumarse unos veinte canutos al día.

El hombre, que estaba siendo investigado por la policía, poseía una tienda de tatuajes en la que, los agentes que llevaron a cabo la investigación, sospechaban que vendía la marihuana. La jueza, en su sentencia, argumentaba que en ningún caso los encargados de la investigación aportaron actas de intervención de droga de todos esos hipotéticos compradores que iban a proveerse. Por tanto, no pudieron certificar el hecho de la venta de drogas, a pesar del ingente número de plantas. Esto, unido a que las declaraciones de arresto de los policías que detuvieron a la pareja, no son nada esclarecedoras, como bien explican los abogados de Brotsanbert, hizo que la letrada encargada del caso aplicara el principio del derecho español “In dubio pro reo”, el cual establece como regla absolver a todo sospechoso en caso de dudas de su culpabilidad.

Y aquí es donde viene nuestro análisis. La falta de una regulación clara y efectiva en torno a la marihuana como un consumible más hace que ocurran estas cosas.

Los que consumimos cannabis, estamos hartos del continúo desamparo legal al que nos vemos sometidos.

Los usuarios de otras sustancias consumibles, como pueden ser el alcohol o el tabaco o incluso el azúcar, nunca se ven sometidos a este continúo prejuicio de considerar como mancillado a todo aquel que consuma hierba.

El doble rasero con el que se miden estas sustancias, hace que las personas puedan almacenar veinte botellas de vino, cuarenta cartones de tabaco o treinta cajas de donuts en sus casas, sin que eso suponga para las autoridades competentes una sospecha de venta ilegal, o un abuso nocivo para la salud pública. En cambio, guardar frutos sin procesar, al natural, de una planta, que tiene una gran cantidad de propiedades medicinales, y que, no tiene efectos más perjudiciales que las antes citadas, sí que es fundamento suficiente como para ser detenido y pasar un mal trago.

Es imposible de entender como la vara de medir es tan injusta. Cualquier persona puede consumir azúcar por un tubo, fumar tabaco como si no hubiera mañana, o darle al alcohol hasta que el hígado se resienta sin tener un motivo aparente, tan solo el mero placer que le ocasiona al consumidor. Su empleo no esta asociado a ninguna razón, tan solo el disfrute personal de todo aquel al que le gustan estas “drogas” legales. Al revés, parece que el consumo de marihuana nunca puede estar asociado al disfrute, como con todo lo anterior. Uno no puede tener ganas de saborear su gusto por mero gozo, o disfrutar de sus efectos en su tiempo de ocio.

Poco a poco estos aspectos culturales y sus referentes en torno a la marihuana, van cambiando y continuarán con su evolución.

A medida que el grueso social se va haciendo más joven, la estigmatización del cannabis va menguando. A medida que hay más investigaciones sobre la hierba, se van dilucidando más opciones y formas en su consumo, más naturales, menos nocivas, o que incluso, tan solo tienen propiedades curativas para ciertas enfermedades.

La legalización es mejor que la prohibición, y sus resultados son palpables. La normalización va a llegar, y nosotros vamos a ser testigos de ella, porque de lo que estamos hablando, es de una planta, y de sus frutos. 

Bandera de Puerto Rico

Puerto Rico pone en marcha su programa de cannabis medicinal

Ayer, los 1002 pacientes inscritos en el programa de cannabis medicinal para enfermos crónicos recibieron, por fin, las tarjetas que les acredita para comprar y consumir productos derivados del cannabis medicinal.

Tras meses de espera, los enfermos crónicos de Puerto Rico, podrán tratarse con cannabis medicinal una vez tengan certificado o prescrito un tratamiento por algún médico. En la tarde de ayer, 60 de los 1002 pacientes registrados en el plan médico fueron citados para recibir la tarjeta que les autoriza a consumir y comprar, en lugares certificados por el gobierno estatal, cápsulas, cremas, inhaladores, vaporizadores, supositorios, parches y gotas sublinguales.

Estos productos no son cubiertos por el sistema sanitario puertorriquense, y deben ser adquiridos en una red de distribuidores (compuesta por médicos, científicos, farmacólogos y especialistas) que irán haciendo una investigación clínica de los pacientes, para poder establecer dosis óptimas y efectivas, siempre en base de la evidencia.

Descontento entre los pacientes

La entrada en vigor del Plan de Cannabis medicinal está recibiendo ya las mismas críticas que recibió en su proceso de legislación. Los pacientes no acaban de estar satisfechos con varios aspectos en torno al consumo o a su adquisición.

En las disposiciones legales del plan, no se autoriza ni a fumar marihuana, ni a consumir sus derivados medicinales en público, debiendo ser “en la privacidad de sus casas”. Esto desde la Alianza de Pacientes Pro Cannabis, no se entiende. Su portavoz, Madelina Rivera explicaba que el tratamiento que se le da al cannabis medicinal aún legalizado, no es comprensible ya que según comentaba:

“Cualquier persona puede tomar un antibiótico en la calle sin que sea ilegal”

Otro de los aspectos que no gusta, es que no sea subvencionados como cualquier otro medicamento, por la MediCare o el MedicAid, (formas similares a la seguridad social o al seguro privado de sanidad). Es por ello, por lo que se ha creado una cooperativa que tratara de ayudar a quién no tenga recursos para poder obtener este tipo de tratamientos.

Beneficios para las arcas 

Se presupone que en menos de cinco años, las arcas estatales de Puerto Rico puedan embolsarse alrededor de 50 millones de dólares mensuales con esta nueva regulación.

De momento, tan solo hay 2 dispensarios abiertos en la capital, San Juan, y se espera que en las próximas semanas se vayan abriendo más. La isla boricua tiene una población estimada en 3,5 millones de personas, de las cuales, se calcula que alrededor de 250.000 podrían adscribirse al plan terapéutico cannábico.

Poco a poco, parece que se va extendiendo la normalización, que continúe la racha.

Instagram con fondo cannábico

Instagram: 8 cuentas cannábicas que no te puedes perder

Instagram, la red social en la que la frase ‘Una imagen vale más que mil palabras’ cobra sentido. Desde su nacimiento, esta red social no ha dejado de crecer y para muchos, se está convirtiendo en la red social del futuro. Desde la Redacción de Nekwo os invitamos a recorrer las mejores cuentas cannábicas de Instagram, esas que os alegrarán el día cada vez que publiquen una imagen.

1. @hacienda_ware: estos californianos fabrican pipas de gres aerografiadas en unos preciosos colores. Las pipas están fabricadas a mano artesanalmente y tienen ese estilo que enamora con solo mirarlas. Además tienen especial delicadeza a la hora de retratar sus productos.

pipas cannabis instagram

2. @cannabiscapes: doodles y comics se dan la mano en esta creativa cuenta en la que nada es lo que parece. Flores de marihuana que se transforman en árboles o extracciones que forman soles y nubes. Todo pensado para sacarte una sonrisa cada vez que una de sus imágenes se cuele en tu timeline.

Cuenta de Instagram cannábica

3. @hashmuseum: si visitas Amsterdam, además del barrio rojo y el Rijksmuseum, hay otra cosas que no te puedes perder y es el Hash Marihuana and Hemp museum, pero si de momento, ese viaje no está entre tus planes, te recomendamos que te des una vuelta por su cuenta de Instagram donde vas a poder descubrir todo sobre esta planta: presente, pasado y futuro.

Cuenta instagram museo cannabico amsterdam

4. @paxvapor: esta empresa fabrica vaporizadores, pero estos vaporizadores son diferentes a todos los que conocemos, su diseño los hace especialmente agradables a la vista y discretos a la hora de transportar. Para nosotros esta cuenta es el ‘Apple’ de las cuentas de Instagram, todas las imágenes están cuidadas al detalle para transmitir esa imagen de esmero y sensibilidad que nos recuerda a las fotografías de la marca de la manzanita.

cuenta cannabica instagram vaporizadores

5. @quema_smokeshop: esta empresa chilena está especializada en la venta de pipas, grinders, bongs y demás parafernalia; y las fotografías que comparten en su cuenta de Instagram nos tiene embelesados. Lamentamos comunicaros que, de momento, sólo hacen envíos en Chile.

cuena cannabica instagram quema

6. @macromob420: esta cuenta de Instagram se dedica a hacer recopilaciones de las mejores fotografías hechas con macro de nuestra querida planta de cannabis. Diseñada para que no te pierdas ningún tricoma y disfrutes de las más golosas extracciones de Instagram.

cuenta cannabica instagram macro

7. @leafsbysnoop: muchas celebridades se están lanzando al mundo de la empresa y han creado su propia linea de productos cannábicos. Este es el caso de Snoop Dog, el rapero define su marca como: “Leafs by Snoop es mi manera de compartir la experiencia que tengo con el mejor cannabis de calidad uno podría imaginar.” En esta cuenta podemos descubrir todos los productos que vende la marca.

cuenta cannabica instagram snoop dog

8. @NekwoMag: y, por supuesto, no podemos dejar de recomendarte la red social más bright del panorama cannábico nacional. Nuestro magazine también tiene cuenta en Instagram, en ella el diseño es nuestro punto fuerte a la hora de evocar diferentes historias dentro de nuestro sector. Diseño, moda, gastronomía… en nuestra cuenta de Instagram ¡Podrás encontrar de todo!

cuenta cannábica instagram nekwo

Para acabar, os daremos un bonus y os recomendamos que no perdáis de vista los siguientes tags: #weedstagram, #cannabisculture, #instagreen y #cannabislove 😉

Vaporizador X Max Vital con su caja y cogollos

Probamos el vaporizador X Max Vital de Hortitec

El X Max Vital disponible en Hortitec es un vaporizador que llama la atención por su versatilidad sin dejar de lado la calidad. Su elegante color negro, unido a su diseño sencillo es un acierto a la hora de no llamar la atención con él cuando se está usando en diversas situaciones. Es un vaporizador portátil de tamaño medio que destaca por su precisión midiendo la temperatura y por la no excesiva dificultad a la hora de introducirle o extraerle la materia prima.

Para los que no somos muy iniciados en el mundo de la vaporización es impresionante el avance de los vaporizadores, sobre todo de los portátiles, de unos pocos años a esta parte. De los vaporizadores portátiles que necesitaban mechero, y por tanto eran poco precisos a la hora de saber la temperatura que incidía sobre la materia prima, a estos vaporizadores que vienen muchos más pensados para cada una de las fases del proceso de vaporización.

En el caso del X Max Vital, se quita fácilmente la boquilla superior para acceder directamente a la capsula y así introducir lo que queramos vaporizar; quizá sea algo estrecho si nuestra intención es vaporizar hachís pero obtendremos un resultado satisfactorio si desmenuzamos un poco la resina. Para cannabis u otras hierbas, el espacio es más que suficiente y, si el cannabis es de calidad, cunde para un buen par de sesiones de vaporización antes de que el cannabis empiece a tener mal sabor.

Vaporizador X Max Vital con su caja en un fondo blanco

Vaporizador X Max Vital y su caja

Temperatura regulable grado a grado

Una de las opciones más interesantes es el nivel de precisión a la hora de indicarnos la temperatura interna, lo cual, junto con el rápido aumento de la temperatura, ofrece una experiencia totalmente profesional. El nivel de precisión a la hora de elegir los grados a los que queremos es total, siendo configurable grado a grado para sacar el máximo partido a la materia prima.

Por último, la versatilidad del vaporizador se demuestra no sólo es sus interesantes configuraciones; su rapidez de carga a través de miniUSB hace que la posibilidad de un uso intensivo se pueda aplicar varias veces al día sin miedo a quedarnos a medias.

Cannabis en la antigua China

Hace algo más de mes y medio se encontraron 13 plantas en buen estado de conservación en una tumba milenaria en China.

Si pensabas que la marihuana más antigua que se conocía era la de tus abuelos o tus padres, estabas muy equivocado. Hace poco, la revista neoyorquina especializada en botánica, Economic Botany, se hacía eco de un asombroso descubrimiento.

En la ciudad de Turpan al noroeste de China, en la antigua Ruta de la Seda cerca de un oasis, un equipo de arqueólogos de la Academia China de Ciencias Sociales, encontró alrededor de 13 plantas de marihuana en una tumba de algo más de 2400 años de antigüedad. Lo sorprendente del descubrimiento, es el buen estado en el que se encuentran para tener el tiempo que reflejan las pruebas de radiocarbono que más tarde se les practicaron.

Las plantas, que medían alrededor de un metro, estaban dispuestas diagonalmente encima del cuerpo del fallecido, desde la pelvis a la barbilla, y conservaban todavía tanto los tricomas como los pistilos muchas de ellas.

Planta cannabis con más de 2400 años en China

Planta cannabis con más de 2400 años

Según Robert Clark, uno de los descubridores del hallazgo y conocido investigador de la historia del cannabis en la Asociación Internacional del Cáñamo, todavía no se ha podido confirmar el propósito de su uso (medicinal, ritual, alimenticio, psicoactivo) pero les ayudará a acercarse a cual era la realidad del cannabis en esa etapa de la historia, y a confirmar lo que muchos ya preveían, su consumo era una realidad.

Esperaremos a tener más datos de este gran hallazgo para poder informaros más detalladamente de cuales han sido sus conclusiones; pero lo que es seguro es que la historia de la marihuana nunca dejará de sorprendernos. Hay que tener en cuenta que fueron muchas civilizaciones las que usaron de una forma u otra la hierba. Desde Nekwo nos comprometemos a ir contándoos poco a poco todas esas historias.

Inhalador Teva deconstruido

Israel comercializará el primer inhalador de cannabis terapéutico

La farmacéutica Teva Pharmaceuticals Industries Ltd. y la empresa farmacéutica Sqye Medical, ambas con sede en Israel, acaban de firmar un acuerdo para conseguir la aprobación final del ministerio de Sanidad y comercializar, un inhalador de cannabis terapéutico.

Inhalador TEVA y su cargador

Inhalador TEVA

Este producto ya ha estado probándose en un hospital de Haifa (hospital pionero en tratar enfermedades con cannabis), durante algo más de un año, con resultados bastante satisfactorios. Los creadores de este producto farmacológico aseguran que en poco tiempo serán capaces de ofrecer productos cannábicos seguros y con la precisión de los fármacos convencionales

Este producto, soluciona dos problemas. El primero es que se va a poder regular las dosis exacta para pacientes crónicos. Ninguna de las otras formas de ingesta (comida, bebida, fumada…) de cannabis medicinal podía garantizar una eficacia tan milimetrada como la que ahora va a poder ofrecer este inhalador. Éste era el principal problema por el que hasta ahora no se podía recetar cannabis medicinal, ya que como comentamos, la falta de una dosificación precisa y exacta, adaptada a cada paciente y a su enfermedad, producía que no se pudiera comerciar como un fármaco más. El Dr. Elon Eisenberg, director del departamento del dolor en el hospital de Rambam, en el que lleva un año usándose el inhalador como proyecto piloto, ha asegurado:

“El desarrollo de este inhalador cumple nuestras mayores esperanzas para poder administrar las dosis precisas y fiables de cannabis. Constituye un gran avance en el tratamiento con el uso del cannabis medicinal en Israel y en todo el mundo“

El segundo problema que soluciona, derivado del primero, es que facilitará a los pacientes crónicos de enfermedades graves, un tratamiento eficaz, y accesible, sin tener que recurrir a medios tradicionales, menos clínicos para poder conseguir su receta. Así, podrán conseguir su paliativo prescrito en una farmacia y al que no le guste consumirlo fumado, podrá inhalarlo de la manera más sana y natural.

Una vez esté aprobado por el Ministerio de Sanidad, y obtenga el visto bueno del gobierno, se hará efectivo su uso en todos los pacientes que requieran y sea su voluntad participar en los programas terapéuticos cannábicos. Si tiene éxito el modelo, y todo funciona como se prevé, intentarán que dé el salto a otros países.

 

Bob Dylan, The Beatles y marihuana: Crónica de la noche que cambió la historia músical

Viernes 28 de Agosto de 1964. Hotel Delmonico, Nueva York. Cualquier melómano que se precie daría un meñique por haber compartido aquella noche, en aquella habitación con tales gerifaltes de la cultura popular moderna, The Beatles y Bob Dylan. Esa noche sería una de esas, en las que sin proponérselo, un grupo de genios son capaces de darle un nuevo sentido a la creatividad desde perspectivas experimentales, que les conducirá a crear auténticos manjares auditivos.

Paul, John, Ringo y George aterrizaron por primera vez en Estados Unidos en febrero, justo cuando comenzaban a asentar su prestigio internacional con el singleI want to hold your hand”, capaz de vender más de un millón y medio de copias en apenas tres semanas. En Agosto volvieron para dar una serie de conciertos. Ese viernes de 1964, acababan de tocar en el Forest Hills Tennis Stadium de Nueva York.

The Beatles en su llegada a Estados Unidos

The Beatles en su llegada a Estados Unidos

Por su parte Bob acababa de llegar a su suite en el hotel Delmonico, tras llegar de dar un concierto en el famoso festival de Woodstock. Hacia poco que había publicado su álbum de transición “Another side of Bob Dylan” que no gustó mucho entre sus admiradores más ortodoxos que apuntaba hacia un cambio de rumbo musical, en el que comenzaba a dejar atrás el Folk más reivindicativo por el que se caracterizaba. Tras esa noche, este cambio adquiriría un carácter mucho mas radical.

El nexo de unión fue Al Aronowiz, un periodista amigo en común, que les propuso tanto al grupo como al cantante el encuentro que ambos aceptaron. Me imagino el momento, los jóvenes Beatles, entrando en la lujosa habitación de Bob Dylan. No se quién estaría más sorprendido.

Según contó el periodista, tras las presentaciones, John Lennon sugirió si cabía la posibilidad de que les llevaran unas botellas de vino. Bob para amenizar la espera les pregunto si querían fumar un poco de hierba. Ninguno de los cuatro había fumado nunca. Dylan se quedo anonadado, el creía que en el single “I want to hold your hand”, anteriormente citado, había una estrofa en la que decían “I get high” en repetidas ocasiones ¿Cómo no iban a fumar? John, rápidamente le aclaró su error; no decían eso, si no que cantaban “I cant hide”. A su vez, Lennon, sugirió a Ringo que fuera el primer valiente en probar aquel canuto. Éste, como después contaría George Harrison:

“No sabía de que iba todo aquello, así que se lo fumó entero. Nosotros nos reímos al verlo tan fumado, y tanto Bob, como Al, comenzaron a liar para todos”

A partir de ahí ya os podéis imaginar. Carcajadas entre surrealismo, pop, rock y folk, impregnados de vino y THC. Una combinación explosiva para la creatividad que marcaría un antes y un después en sus identidades musicales sin perder su esencia, sobre todo en los cuatro jóvenes de Liverpool a los que les influenciaría más este encuentro.

Los Beatles se convirtieron en unos apasionados del verde justo cuando comenzaron a producir sus álbumes más creativos, artísticos y experimentales, con sus ya bien conocidos Rubber Soul o el mejor de los británicos para el que escribe estas líneas, Sgt. Pepper’s Lonely Hearths Club Band, álbum conocido por estar producido ya no solo por la influencia de sus experiencias con el cannabis sino que también por las que tuvieron con el LSD. Dejaron un poco de lado su vena cursi con lalalas para algo mucho más transcendental y armonioso como puede ser su temazo, Within You Without You. Maduraron artísticamente hablando, y de qué manera.

Dylan, por su parte, también viró artísticamente, pero no podemos decir que fuera consecuencia directa de esta noche dado que ya estaba comenzando a cambiar de sonidos. Si que es verdad que, después de esta experiencia, comenzó a sonar más eléctrico, dejando la intimidad del acústico por guitarreo mucho más potente.

Green cocktail

3 Cocteles cannábicos para el fin de semana

Si queréis probar cosas nuevas, y os apetece este fin de semana beber algo diferente, es un buen momento para conocer tres propuestas cannábicas en forma de cocteles que desde Nekwo os vamos a presentar.

Debéis saber que para cualquiera de los que hablaremos hoy, necesitareis o un licor cannábico, leche cannábica o algún tipo de extracto esencial de cannabis. Si no sabéis donde adquirir cualquiera de estos podéis encontrar en la red diversa información acerca de como producirlo de forma artesanal. Por último simplemente recordar ser precavidos con las cantidades y no querer abusar.

 

Hawai Green Ice 

Hawai Green Ice

Hawai Green Ice

Adaptación del archiconocido Blue Hawai. En este caso, y como bien explica su nombre, debido a que en vez de Curaçao contiene sirope de marihuana, es verde y no azul. El ron es el pilar fundamental del coctel, y puedes añadirle como adorno cualquier fruta que se te antoje. Es ideal entre comidas, sobre todo para acompañarlo después del almuerzo.

Ingredientes:

  • 6cl de Ron
  • 3cl de Sirope Cannábico
  • 3cl de zumo de Naranja
  • 3cl de Zumo de Piña
  • 2 hielos

Mezclar en coctelera, y servir en un vaso normal. Puedes adornarlo con una rodaja de la fruta que más te guste, y acompañarlo del típico paragüitas. Una buena elección.

 

The Last Pot

The Last Pot Cocktail

The Last Pot

La versión cannábica creada en Nekwo del famoso The Last Word. Este coctel, nació durante la ley seca en Detroit y resurgió y se popularizó en el Seattle mas underground de finales de los 90. En su composición se encuentra el licor francés Charteuse que tiene su origen en los monasterios del siglo XVIII. Este brebaje estaba conformado por más de 130 extractos herbales. El nuestro, contiene 131.

Ingredientes:

  • 5cl de Ginebra
  • 2cl de Zumo de Lima
  • 3cl de Charteuse (sirve cualquier licor de hierbas)
  • 2cl de licor de Marrasquino
  • 2 hielos picados
  • Un par de gotas de aceite de extracto cannábico

Servir frío y en vaso de Martini. Si resulta muy ácido a vuestro paladar, siempre podéis endulzarlo con un poco de azúcar.

 

White and Green Russian

White Russian

White Russian

Perfecto para después del postre en una cena entre colegas y el preferido por la jefa de producción de Nekwo. Probablemente el nombre os suene, ya que si habéis visto el Gran Leboswki , el White Russian era la bebida favorita de El Nota. Nuestra versión tan solo dista de la original en la leche, ya que nosotros hemos utilizado leche cannábica. Mientras escribía estas líneas, en la redacción se nos planteó una pregunta a la que todavía no le hemos encontrado respuesta ¿Cómo no se le ocurrió a El Nota mezclar sus dos pasiones (el White Russian y la hierba) en uno?

Ingredientes:

  • 5cl de Vodka
  • 2cl de licor de café
  • 3cl de leche cannábica
  • 2 hielos enteros

Se sirve también frio, en vaso de whisky.

Bandera de Canadá con hoja de cannabis tapando el sol

Canadá prevé que las ventas de cannabis alcancen los 4500 millones en 2021

El gobierno federal de Canadá, ayudado de la Cannacord Gennuity, estima que regularizar el cannabis de manera lúdica para 2018 redundaría en unas ventas de unos 4500 millones de dólares. Dichas ventas podrían traducirse en un consumo de unos 400.000 kilogramos de cannabis, según los analistas Matt Bottomley y Neil Maruoka de la propia Cannacord Gennuity.

El gobierno federal canadiense, presidido por el liberal Justin Trudeau, estudia regularizar el cannabis para 2018 y ya se están estudiando las consecuencias económicas que conllevaría para un estado de unos 35 millones de personas. Los 4500 millones de dólares que parece que facturaría el sector del cannabis lúdico se unirían a los de la ya consolidada industria del cannabis medicinal, traduciéndose en un consumo conjunto de unos 575.000 kilogramos de consumo de cannabis hasta 2021.

Dentro de estos cálculos se estima que el número de canadienses que consumirán cannabis de manera lúdica para 2021 alcanzará los 3,8 millones, más de un 10% de la población del país; muchos de los cuales son, a día de hoy, consumidores autocultivadores o que recurren al mercado negro para consumir.

Dentro del calendario hacia la regularización del cannabis lúdico, la Task Force of Legalization and Regularization, grupo de presión a favor de la legalización y la regularización, presentará su informe anual a los ministerios de Salud, Justicia y Seguridad Jurídica; informe que se publicará después de que los respectivos ministros hayan revisado las recomendaciones del documento.

Esta regularización lúdica completaría la regularización del uso medicinal de cannabis que se ha ido consolidando en Canadá, ya sea por leyes aprobadas en los últimos años o por los puntos de vista favorables a su utilización por parte de sentencias judiciales de pacientes que lo demandaban.