Investigadores y expertos se reúnen para pedir regulación del cannabis terapéutico en España

Ayer 20 de septiembre Madrid alzó la voz en defensa del cannabis medicinal. Caixa Forum acogió un encuentro entre pacientes, médicos y destacados expertos nacionales e internacionales en el estudio de las propiedades terapéuticas del cannabis. ¿El motivo? La presentación del Observatorio Español de Cannabis Medicinal (OECM), una plataforma creada por expertos con el fin de formar e informar sobre las propiedades terapéuticas del cannabis y de su uso como medicina.

El evento contó con la intervención de numerosos expertos nacionales e internacionales, entre los que se encontraba la mayor eminencia mundial en estudios cannábicos, el israelí Raphael Mechoulam. Hace 25 años Mechoulam consiguió el aislamiento y caracterización tanto del THC, componente del cannabis conocido por sus cualidades psicotrópicas, como del CBD, un cannabinoide no psicoactivo muy valorado para tratar el dolor en pacientes con cáncer y enfermedades neurológicas. Otro de los hitos científicos de este doctor fue el descubrimiento de la anandamida, un neurotransmisor endocannabinoide muy similar al THC que los humanos producimos de forma natural.

Durante la presentación, Mechoulam explicó las bondades del THC y el CBD, de los cuales es un gran defensor por su efecto analgésico moderado en pacientes con dolor. “Los cannabinoides son moléculas muy interesantes con una baja toxicidad. Es una familia que nos ofrece multitud de efectos diferentes pero complementarios entre sí, lo cual nos permite tratar diversos síntomas al mismo tiempo. Con dos cannabinoides podemos tratar a un paciente sin que se produzca una sobrecarga hepática o renal”, puntualizó el experto. Mechoulam afirmó que, según su punto de vista, el criterio para usar una molécula activa no debería ser político ni económico, sino científico y médico.

Carola Pérez, directora del Observatorio, ratificaba las afirmaciones de su compañero: “Hay países donde ya es real, el tratamiento con cannabis medicinal está dando resultados palpables en los pacientes. Ahora mismo es una cuestión de voluntad política”.

expertos reunidos para la regulación del cannabis
La Fundación Daya fue otro de los pilares destacadas del evento. Ana María Gazmuri, Presidenta Ejecutiva de la fundación, compartió la pionera experiencia chilena sobre el modelo de autocultivo de cannabis medicinal. Alejandra Ahumada, Directora Técnica de Daya, destacó la importancia de empoderar a los pacientes haciéndoles partícipes de su tratamiento, y también subrayó la mejora en calidad de vida que el cannabis ha facilitado a los más de 7.000 pacientes chilenos que han pasado por la Fundación Daya. “En España, como ocurrió en Chile, es importante hacer comunidad en torno al cannabis medicinal, apoyarse, educarse todos juntos y avanzar como sociedad…Esto hace que los proyectos salgan adelante y que temas como éste salgan a a luz pública, se acojan y se comprendan”, añade Alejandra.

La jornada de presentación del Observatorio no fue fría ni puramente académica, sino más bien al contrario: lo compartido durante el día puso de evidencia la necesidad de los pacientes de ser escuchados y de tener un espacio en el que compartir experiencias, dudas y sobre todo, ánimos. Porque el camino de muchos enfermos asistentes al evento de ayer se ha convertido en una doble batalla: la lucha por el bienestar que su enfermedad les ha arrebatado y la lucha contra un sistema político que considera ilegal su única fuente de alivio. Y, como bien afirmaba Carola Peréz, “Hay que actuar. El dolor de los pacientes no puede esperar”.

Dan Cretu

Oda al cogollo: El rompedor arte cannábico de Dan Cretu

El artista rumano Dan Cretu basa buena parte de su obra en el cogollo y las icónicas hojas  de la marihuana

No es la primera vez que hablamos sobre el nexo de unión entre cannabis y arte. Pero mientras algunos artistas la emplean como fuente de inspiración, para otros esta planta es la musa en sí. Eso parece ser lo que le sucedió al artista rumano Dan Cretu: una buena parte de su obra tiene como protagonista al cogollo y las icónicas hojas  de la marihuana.

Sus psicodélicas imágenes fusionan elementos de la cultura contemporánea con miguelángeles y venus de milo en situaciones surrealistas y cómicas. Y las hojas, cogollos y demás partes de la planta del cannabis se entremezclan con toda naturalidad con las de otras frutas y hortalizas un poco más convencionales.

Cannabis y escritores

El affaire entre el mundo de las letras y el cannabis

Desde Nekwo queremos hacer un homenaje a estos artistas y pioneros de la experimentación en nuestro peculiar paseo de la fama de escritores y filósofos iluminados por el cannabis. Pasen y vean

Es de dominio público que el mundo del arte y de las drogas siempre ha estado unido por estrechos vínculos. Y en este mundo de estados creativos alterados, el cannabis tiene una larga trayectoria como ayuda o complemento para la inspiración, en el arte en general y en las letras en particular. Innumerables escritores, músicos y filósofos han experimentado con los efectos de la marihuana. Muchos de ellos han sido consumidores regulares y algunos han descrito, con todo lujo de detalles, cómo los efectos producidos por las distintas variedades de cannabis les han ayudado a profundizar en sus experimentos creativos.

Stephen King 

Stephen King

Stephen King fotografiado por Steve Schofield

El famoso escritor, con más de 50 novelas de terror pop en su bolsillo,  nunca ha ocultado su gusto por la marihuana: “Creo que la marihuana no sólo debería ser legal, creo que debería ser una industria casera. Sería maravilloso en el estado de Maine. Aquí hay una cosecha propia bastante buena, y estoy seguro de que sería aún  mejor si se pudiera cultivar con fertilizantes y en invernaderos”.

Ramón del Valle-Inclán

El escritor Ramón de Valle Inclán

Valle Inclán. Fuente- Elconfidencial.com

“Formas, sombras, luces se multiplican trenzándose, promoviendo la caliginosa y alucinante vibración oriental que resumen el opio y la marihuana”  Valle Inclán en Tirano Banderas (1926)

La representación patria no podía faltar en esta peculiar lista: el célebre don Ramón María del Valle-Inclán (1866-1936) tuvo un trato extenso con las drogas, que se piensa que comenzó en su primer viaje a México, en 1892. Esta sospecha se afianzó con los versos transgresores de la La pipa de kif (1919), además de por las referencias que brotan insospechadamente en textos como La media noche, su crónica de la Primera Guerra Mundial. Algunos contemporáneos le bautizaron como Don Mariguano, un apodo que suponemos que no se ganó por casualidad…

Jack Kerouac

Jack Kerouac

El escritor Jack Kerouac. Fuente: Wikipedia

Poeta, escritor y pintor, Jack Kerouac es un nombre popular entre los espíritus libres. Su obra maestra “En la carretera” es prácticamente una Biblia para aquellos que disfrutan de la cultura de las drogas. Kerouac dio el pistoletazo de salida a la generación beat, un grupo de intelectuales que abogaban por las libertades personales y sexuales, además de defender la despenalización de la marihuana.

Kerouac da pistas de su condición de fumador de hierba al comienzo de su novela con tintes autobiográficos “Desolation Angels”, cuando viaja a México para visitar a Bull Gaines, el nombre ficticio de su colega en la vida real William Burroughs. En esta obra, menciona su consumo de drogas “para estimularme, para dormir, para la contemplación…”

Si quedaba alguna duda de que se refería al cannabis, esta se esfumó cuando Irwin Garden y sus colegas aparecen en escena: “Cada vez que me liaba un porro se lo fumaban sin rechistar”. Aprovechando estos subidones cannabinoicos, el grupo se enzarzaba en dialécticas sobre el Samsara y el Nirvana budistas.

Nietzsche 

Fiedrich Nietzsche

Fiedrich Nietzsche-Fuente: Hightimes

Nietzsche no era lo que se dice un fumado al uso. Sí se sabe que fumó hachís unas cuantas veces, además de experimentar con un buen número de químicos, entre los que están el opio, el bromuro potásico o el hidrato de cloral. La causa de su locura en sus últimos años de vida es aún objeto de discusión, pero se piensa que la sífilis que sufrió tuvo mucho que ver.

William Shakespeare

William Shakespeare

William Shakespeare. Fuente: Flickr

En 2015, científicos sudafricanos descubrieron pipas de tabaco con restos de cannabis en el que fue el jardín de William Shakespeare. De las 24 muestras de pipa con más de 400 años de antigüedad, cedidas por Shakespeare Birthplace Trust  a la Universidad de Witwatersrand, se encontró que 4 de ellas contenían muestras de cannabis, además de otras drogas como la cocaína.

De hecho, y aunque el famoso escritor no siempre admitió ser consumidor, algunos sonetos de Shakespeare, como el Soneto 76, evidencian la familiaridad del autor con los efectos del cannabis. Esto, unido al hecho de que en la Inglaterra isabelina se empleaba el cannabis como materia prima para tejidos y papel, hacen que el autor de se haya ganado un buen hueco en nuestra lista.

¿Fumar o no fumar? Esa es la cuestión…

Norman Mailer

Norman Mailer

Norman Mailer. Fuente: HuffingtonPost

El famoso escritor estadounidense Norman Mailer, ganador de dos premios ‘Pulitzer’ y del ‘National Book Award’ (Premio Nacional del Libro), era un apasionado del cannabis. En una entrevista con ‘High Times’ explicó su affaire con esta planta:

“Siempre les digo a mis hijos, no sé si me escuchan o no, que lo que creo es que acaben sus estudios primero, y luego empiecen a fumar marihuana. Por lo menos, tendrán algo con lo que ir cuesta abajo. Porque lo que me parece es que la marihuana hace que las cosas tengan sentido. La hierba es maravillosa para realizar conexiones nuevas en el cerebro. Es divina en este sentido. Con la hierba, piensas de manera asociativa, así que puedes tener pensamientos realmente extraordinarios. Pero cuantos más estudios tienes, sientes más necesidad de encontrar el sentido, en ese momento, a las conexiones más maravillosas que hay que ver en el universo”.

Baudelaire, Alexander Dumas & company: El club del hachís 

El Club del Hachís-Baudelaire

Obra de Baudelaire. Fuente: Wikipedia

El grupete parisino que formaron escritores como Alexander Dumas, Víctor Hugo o Baudelaire se gana la medalla de oro de nuestra lista. ¿El motivo? Que un grupo de intelectuales y artistas franceses se reúna periódicamente en el París del siglo XIX para experimentar con mermelada de cannabis y documentar sus efectos no es algo que ocurra todos los días. Y ese era precisamente el objetivo del Club des Hashashins.

Estas reuniones clandestinas nos han dejado joyas para la posteridad, como las notas de Baudelaire sobre las distintas etapas del “colocón” de marihuana: “Al principio, una absurda e irresistible hilaridad se adueña de tí. Las palabras más ordinarias, las ideas más simples, adquieren un significado nuevo y bizarro. El demonio se ha adueñado de tí…” (…) “A continuación tus sentidos se agudizan al máximo. Tu vista es infinita, tu oído puede percibir hasta el más mínimo de los sonidos. Hay color en los sonidos, hay música en los colores…”. Y el apoteósico final: “La tercera fase es algo indescriptible. Es lo que los orientales llaman Kef. Es la felicidad absoluta. No hay nada confuso ni tumultuoso. Es un lugar calmado y plácido”.

El Club de los Hashashins se disolvió a mediados del siglo XIX, pero en términos estrictamente científicos ya había cumplido con su misión. Su fundador, el doctor Moreau, publicó su principal trabajo sobre el cannabis: un libro de más de 400 páginas conocido como “El hachís y la alienación mental” (Hashish and Mental Illness – Psychological Studies). 

Alexander Wang

La marihuana está de moda, lo dice Alexander Wang

-> El diseñador bromeó con su 420 friendly en un desfile realizado en New York
-> La colección de Wang para Otoño 2016 apuesta por un estilo deportivo, grunge y callejero

Y nosotros también, pero la opinión de los expertos en el mundo fashion es la que manda, al fin y al cabo. Y Alexander Wang es uno de ellos: auténtico niño prodigio de la moda, en 2005 y con poco más de 20 años creó su propia firma de moda homónima. Desde entonces su fama no ha hecho más que crecer. Hoy en día cuenta con una segunda línea de moda, T by Alexander Wang, dos tiendas propias en Nueva York y en Pekín, plaza fija en la semana de la moda de Nueva York, una fugaz pero productiva trayectoria como director creativo de Balenciaga y, lo que es más importante, también cuenta con el beneplácito de la temida e idolatrada a partes iguales Anna Wintour, directora de la edición norteamericana de Vogue. Ahí es nada.

Así que si Wang dice que la marihuana mola, es que mola. Y es justo lo que expresó, sin necesidad de palabras pero sí de iconografía, en su última colección, presentada en la ‘Semana de la moda de Nueva York’ en febrero de este año.

La marihuana está de moda. Lo dice Alexander Wang

Alexander Wang en su desfile de la iglesia de San Bartolomé. Fuente: Vogue

El desfile tuvo lugar en un enclave tan especial como esta colección cannábica: la Iglesia de San Bartolomé, en pleno Park Avenue. El propio Wang demostró su sentido del humor saliendo a la pasarela a saludar con una camisa en la que se podía leer Holy Smoke (humo sagrado), ironizando sobre el lugar escogido para presentar su primera colección tras su salida de la firma Balenciaga el pasado mes de octubre.  

Desfile Alexander Wang

Colección Otoño Invierno 2016 Alexander Wang. Fuente: Herb.co

La colección de Wang para Otoño 2016 apuesta por un estilo deportivo, grunge y callejero, con reminiscencias de estética noventera. Lo demuestra con mucho pelo, cuero, transparencias y por supuesto, estampados de hojas de nuestra planta favorita en bolsos, faldas y camisetas.

¿Veremos hojas de marihuana en las grandes cadenas de prêt-à-porter en próximas temporadas? ¿Volverán los quinceañeros a lucir camisetas con hojas de marihuana, pero con este twist pandillero y cool que la varita de Wang otorga? Hagan sus apuestas…

El airBnB del THC

Travel THC, el AirBnB de los amantes de la marihuana

¿Es que a nadie se ha ocurrido crear una especie de AirBnB para fumadores de marihuana? ¡Pues sí!

En Colorado se legalizó el consumo de la marihuana con fines recreativos el 1 de enero de 2014. Desde entonces, la industria en torno a esta preciada planta se disparó, y uno de los principales beneficiados es sin duda el sector turístico de la zona. Pero a pesar de esta ligereza de cascos con respecto al cannabis, la ley del estado de Colorado establece que solo un 25% de las habitaciones de los hoteles pueden ser ocupadas por fumadores.

Además, aunque el consumo y la venta sean legales, una de los requisitos es que debe consumirse de forma exclusiva en lugares privados y con permiso del propietario. Así que nos encontramos con el problema de una horda de turistas que acuden a Denver y alrededores como abejas a la miel, pero que no disponen de un sofá donde disfrutar de sus manjares cannábicos favoritos como es debido.

¿Es que a nadie se ha ocurrido crear una especie de AirBnB para fumadores de marihuana? ¡Pues sí! La idea le surgió hace unos años a Greg Drinkwater, uno de los cofundadores de airTHC, cuando visitó Denver y se encontró que como turista no tenía ningún sitio donde fumarse sus souvenirs. Y así nació airTHC, que un tiempo después se rebautizó como TravelTHC.

En TravelTHC, siempre que el propietario esté de acuerdo, se permite que los inquilinos le den al mechero de forma ilimitada, como si estuvieran en su propia casa. En cambio, Travel THC no permite vender el producto de forma legal, ya que solo los minoristas con licencia pueden hacerlo. Pero no hay ninguna ley que impida que el casero invite a sus inquilinos, así que todos contentos…

Los alojamientos disponibles en TravelTHC varían desde chaletazos de lujo hasta habitaciones individuales o acogedoras cabañas a pie de pista de ski. Pero lo que diferencia a TravelTHC de su prima hermana AirBnB, además de su vocación 420 friendly (en alusión a la relación íntima que está cifra mantiene con el mundo de la marihuana), es que la primera recomienda a sus clientes los mejores conciertos, restaurantes y dispensarios de marihuana de la zona.

“Queremos que la gente de todo el mundo tenga un sitio legal y seguro para disfrutar de la marihuana”, explica Jordan Conner, cofundador de la empresa. Pero Conner y Drinkwater idearon TravelTHC como mucho más que una web donde buscar alojamiento para fumadores de marihuana. “Hablamos de cervecerías, de estaciones de ski. Al crearlo pensamos en ser un servicio de conserjería, y no solo de temas relacionados con marihuana. Queremos acabar con las connotaciones negativas”.

Parece que su idea ha calado (y nunca mejor dicho), porque cada vez más propietarios forman parte de esta red de alojamientos: lo que empezó en Denver, capital del estado de Colorado, se ha extendido a Washington, Oregon y Alaska. Con respecto al futuro, TravelTHC tiene altura de miras: según su web, esperan que “mediante la promoción del uso legal y responsable de la marihuana, el movimiento de un paso adelante”.  

Viaje a lugares cannábicos

4 planazos vacacionales cannábicos que no te dejarán indiferente

Desde Nekwo nos encanta todo lo que huela a innovación, y los planes vacacionales no podían ser menos. Nuestro objetivo no es recomendarte sitios donde fumar a gusto, sino susurrarte al oído esos lugares que tienen ese je ne sais quoi que volvería loco a cualquier amante del cannabis. No te pierdas nuestra selección, adaptada a todo tipo de gustos y aficiones

Para los espirituales: Ganja yoga retreat

Ganja Yoga Retreats

Practicar yoga y fumar a la vez ya es una realidad en los Ganja Yoga Retreats de Twisted Sisters.

En Colorado todo vale, y algunos profesores de yoga ya han visto la gallina de los huevos de oro en la fusión de las bondades del Hatha Yoga con las de la planta más popular de la zona, tanto en clases regulares como en retiros de yoga y meditación.  La idea de esta mezcla bizarra es “profundizar en la práctica de yoga y meditación con la ayuda de una de las plantas sagradas de la naturaleza”. En las clases se fuma, se medita y se practica la milenaria disciplina del yoga. Solo hay un requisito: tener como mínimo 21 años, cifra que marca el comienzo de la mayoría de edad en Estados Unidos. Si te va el rollo y decides acudir a su retiro Ganja, disfrutarás de un fin de semana de clases de yoga diarias en un paraje espectacular, aderezadas con visitas a los mejores distribuidores de hierba de la zona. Namasté.

Para los tradicionales: Amsterdam 

Ciudad de Amsterdam

Amsterdam. Fuente: Flickr

Coffee shops a destajo, pintorescos canales y el museo Van Gogh. ¿Hay que explicar algo más?

Para los atrevidos: ruta del hachís por el Rif de Marruecos

Ruta del Rif, en Marruecos

Ruta del Rif, en Marruecos. Fuente: Guiademarruecos.com

El 80% del hachís que se consume en Europa proviene de Marruecos, y probablemente de esta región norteña, tierra de bereberes. Parece que el Rif se rige por sus propias reglas, unas reglas marcadas por una suerte de mafia mediterránea de la droga que controla a una población con el cultivo masivo de marihuana como principal fuente de sustento desde hace casi tres décadas. La planta del cannabis es perfecta para cultivar en este enclave montañoso porque tiene unas necesidades de espacio mínimas que redundan en beneficios inigualables para otros cultivos.  Eso sí, esta zona no se caracteriza por la excesiva hospitalidad de los lugareños, ya sea por miedo o por pura hostilidad. Para hacernos una idea, El Periódico de Extremadura visitó la zona hace unos años y recibió una advertencia poco amigable de un policía de la zona:  “Aquí se puede venir, pasar la noche, comprar hachís y partir, pero rechazamos a la gente que nos visita solo para oler”. Si vas, cuéntanoslo, pero luego no digas que no te hemos advertido…

Para los amantes del “todo incluido”

Planes cannábicos de 420 tours

La agencia My 420 Tours ofrece talleres de sushi aderezados con marihuana. Fuente: my420tours.com

Volvemos a Denver, como no podía ser de otra manera. El invierno pasado, un estudio encargado por la Oficina de Turismo de Colorado descubrió que casi la mitad de la gente entrevistada afirmó que las leyes permisivas del estado en lo que respecta a la marihuana habían influido en su decisión de venir de visita.

La infraestructura turística que ha surgido en este estado norteamericano se basa en un principio bastante sencillo: todo es mejor cuando vas muy fumado. Bajo esta premisa, una de las compañías para turistas del cannabis más conocidas de Colorado, My 420 Tours, organiza experiencias cannábicas de las de pulserita: clases de cocina con cannabis, masajes terapeúticos, rutas en autobuses turísticos aptos para fumadores, visitas a plantaciones o cenas de 4 platos con chefs exclusivos son algunas de las opciones disponibles en estos tours cannábicos.

La revolución del color

La revolución del color ha llegado al imperio del cannabis

A estas alturas ya te habrás dado cuenta de que, gracias a la progresiva tendencia a su legalización, el cannabis es el nuevo mundo de los negocios. Y donde hay pasta, hay diseño e imagen de marca. Por eso, diseñadores, realizadores y consultores ya están manos a la obra para mejorar la imagen de las marcas del sector

Uno de los principales bastiones en los que se está apoyando esta nueva era del cannabis empresarial es la psicología del color, tras numerosos estudios que señalan su gran importancia. Y no son estudios de pacotilla: los investigadores de la ‘Universidad de Missouri-Columbia’ han demostrado que los tonos empleados en el logo de una compañía tienen un impacto significativo en cómo se percibe ese logo, y por ende la marca en su conjunto. Dicho estudio encontró  una marcada relación entre los colores de los logos y el sentimiento de la gente con respecto a las marcas. En otro estudio similar, conocido como Impact of Color in Marketing, se demostró que el 93% de los decisiones instantáneas de compra se basan únicamente en el color del producto en cuestión. 

Por eso, en su carrera por la atención del consumidor, los dueños de las empresas cannábicas están empleando tiempo y dinero en seleccionar minuciosamente los colores corporativos de sus logos, de su packaging, de sus locales…Esto marca un punto y aparte en el sector, en el que hasta hace muy poco no pasábamos de una iconografía y colores clásicos: la hoja de marihuana, color verde por todas partes, alguna bandera rasta que otra…En resumen, estereotipos a cascoporro y escasa o nula originalidad.

Otro uso bastante clásico de la escala cromática es la variación de tonos fríos y cálidos para representar los efectos de las diferentes variedades de cannabis. Normalmente, los azules, verdes y morados suelen emplearse para representar a las relajantes y sosegadas indicas, mientras que los brillantes colores cálidos, como rojos, naranjas y amarillos tienden a representar a las energéticas sativas. Una vez más, la psicología del color se emplea de forma metafórica para reforzar la comunicación de la marca.

La investigación Exciting red and competent blue también confirma esta teoría de la influencia del color en la intención de compra de los usuarios. Otras investigaciones han revelado que nuestros cerebros prefieren marcas identificables, lo que hace que el papel del color sea fundamental para la identidad de la marca. Pero por otro lado, también se ha descubierto que es de importancia primordial que las nuevas marcas se diferencien de la competencia a través de los colores de su logo.

Dispensario Paper Leaf

Estética del dispensario Paper Leaf, en Washington. Fuente: Paper Leaf

En la industria ya hay ejemplos de empresas que están saliendo por la tangente con sus elecciones cromáticas. Mary’s Medicinals se diferencia de la competencia con un look vintage que toma fuerza gracias al empleo del blanco y el negro como principales colores corporativos. De hecho, incluso su eslogan hace hincapié en la importancia de la gama cromática: for us, it’s simply black and white. Otro buen ejemplo es la boutique especializada en cannabis medicinal Paper&Leaf. Este dispensario de Washington se desmarca de la competencia con un look&feel totalmente distinto a lo que estamos acostumbrados a ver en tiendas relacionadas con el sector:  tonos naturales, mucha madera y una estética que recuerda más a un supermercado gourmet o a una exclusiva cafetería.

El futuro ha llegado al mundo del cannabis, y es multicolor.

 

Surfface Mag

12 marcas cannábicas que necesitamos que existan ya

La revista  Surface propuso a 12 estudios punteros de diseño que adaptaran la imagen de la marihuana a las tendencias sociales y culturales de nuestra época

Los días de raperos fumados y puritanismo anticannábico ya quedan lejos en el imaginario colectivo de los estadounidenses. La percepción de la marihuana ha cambiado de forma radical desde 2012, gracias a la regulación y legalización del consumo en Colorado y Washington, y la visión se ha ampliado hacia nuevos horizontes. Por eso, la actualización de las marcas del sector se hace más necesaria que nunca. En esto de manejar los atributos de marca de forma magistral hay algún pionero interesante, como ‘Leaf’ del rapero Snoop Dogg o Marley Natural, pero un buen porcentaje de los proyectos del sector siguen anclados en una imagen predecible y desactualizada.

Precisamente con ese propósito de modernización en mente, la revista ‘Surface’ propuso a 12 estudios punteros de diseño que adaptaran la imagen de  la marihuana a las tendencias sociales y culturales de nuestra época. Las normas de juego fueron simples: cread una marca ficticia y aspiracional alrededor de la marihuana. El futuro Starbucks de la hierba, para que nos hagamos una idea. Con este reto, que bautizaron como ‘High Design’, Surface no  pretendía otra cosa que impulsar la conversación sobre el papel del diseño en el nuevo sector del cannabis.

¿El resultado? 12 marcas de estética y concepto impecable que nos encantaría tener en la tienda de debajo de casa: tres marcas denominadas ‘Hi’ (una curiosa coincidencia), un té cannábico o un agua infusionada con cannabis pensada para las madres trabajadoras. Pasen y vean.

HI, DE BRUCE MAU DESIGN (LOS ANGELES)

Hi by Bruce Mau Design

Hi, la propuesta de Bruce Mau Design para el concurso High Design. Fuente: Surface Mag

BMD propone “hi.”, un servicio de suscripción mensual que aspira a democratizar la experiencia de fumar, simplificando y desmitificando el producto de forma amigable y sencilla.  Los consumidores piden online sus BudBoxes o cajas de semillas, escogiendo el tipo de experiencia  que desean tener (Soothe, Relax, Passion, Energy o Focus), y en unos días una caja personalizada llega a su puerta con los productos escogidos y dosificados con mimo.

Gracias a los colores brillantes y a las tipografías sencillas, “hi.” transmite un sentimiento de diversión y sencillez a la hora de tomar decisiones que de otro modo hubieran sido más complicadas. Su imagen casual y amigable hace que “hi.” destaque entre una competencia plagada de marcas esotéricas y/o con tintes medicinales.

OKAY, DE BASE DESIGN (NUEVA YORK)

Okay by Base Design (Nueva York)

Okay la propuesta de Base Design para el concurso High Design. Fuente: Surface Mag

“Con OKAY quisimos imaginar cómo sería el mundo de la marihuana en 10, 20 o 30 años. Envisionamos Okay como un modificador del estado de ánimo, como un aditivo tan socialmente aceptado como la manzanilla o el café – en esencia, una versión un tanto menos siniestra del SOMA de Aldous Huxley. Consideradlo un producto de masas que se ha convertido en el Kleenex de su categoría”.

SPRANKLES, DE FRANKLYN (NUEVA YORK)

Sprankles by Franklyn, New York

Sprankles, la propuesta de Franklyn para el concurso High Design. Fuente: Surface Mag

“Sprankles es el condimento de cannabis definitivo. Una mezcla Premium optimizada para destacar su efecto medicinal o psicoactivo. Sprankles es una fusión de los términos sprinkles (espolvorear) y “dank” (marihuana de alta calidad). También suena un poco hip hop, cosa que nos gusta. La identidad visual es limpia, moderna, discreta, un poco irrevente, y centrada en resaltar la mezcla herbal”.

L’ENFER EST VOLONTAIRE DE KARLSSONWILKER (NUEVA YORK)

L'Enfer est Volontaire by Karlssonwilker, New York

L’Enfer est Volontaire , la propuesta de los neoyorkinos Karlssonwilker. Fuente: Surface Mag

“El nombre de nuestra marca es francés. Y rima. Es bastante largo, indomable y agradablemente pretencioso. Significa que el infierno solo es opcional, que cada uno tiene la opción de vivir en él o no. Los productos accesibles y de calidad de L’EEV  te dan esa opción. El primero es una bolsa de patatas fritas artesanales ahumadas con aroma de marihuana orgánica de las Montañas Rocosas. Comparado con una bolsa de patatas fritas al uso, añadir este humo de marihuana no  supone un mayor gasto de energía o recursos en la cadena de producción”.

HI, DE MGMT (BROOKLYN)

hi by MGMT, Brooklyn

hi, le propuesta de MGMT, Brooklyn. Fuente: Surface Mag

“Nuestra marca es como un conserje personal que facilita un servicio online de envío  de una selección mensual de productos orgánicos a base de hierba de alta calidad. Los productos varían mes a mes, dando un enfoque artesanal a los snacks clásicos: tabletas de chocolate con sal del Himalaya, ositos de chuchería ecológicos, chips de kale… La estética podría ser descrita como una lámpara de lava post modernista. Entre nuestras fuentes de inspiración están Karel Martens o Gabriel Orozco. Desafortunadamente, ningún producto fue degustado durante la creación de esta imagen ”.

SKUNK, DE ORIGINAL CHAMPIONS OF DESIGN (NUEVA YORK)

Skunk by Original Champions of Design, New York

Skunk, la propuesta de Original Champions of Design, New York. Fuente: Surface Mag

“El envase perforado de Skunk deleita el sentido del olfato desde el primer contacto. A través de una miscelánea de productos, el aroma y la sensación trabajan de la mano para afectar al estado de ánimo. Tanto el diseño de la marca como el del envase reflejan cómo se sentirá el consumidor cuando pruebe Skunk. En la cultura del cannabis, skunk designa a las variedades de aroma más potente. Nos gustó el concepto, así que lo adoptamos”.

WATER WATER DE OMNIVORE (BROOKLYN, PORTLAND Y LOS ANGELES)

Water Water, la propuesta de Omnivore para el concurso High Design. Fuente: Surface Mag

Water Water, la propuesta de Omnivore para el concurso High Design. Fuente: Surface Mag

“Water Water está infusionada con cannabis, es ecológica y tiene menos calorías que el alcohol. Los sabores se combinan con suplementos alimenticios y tres niveles distintos de THC para acentuar los tres pilares principales de la vida de la mujer trabajadora: el trabajo (“Aire,-poder), los hijos (“Tierra”, equilibrio) y la pareja y las relaciones (“Fuego”-amor). Water Water nació de la observación de nuestras propias vidas como madres trabajadoras. Queríamos inyectarle un toque de diversión a nuestro sueño de “hacerlo todo” sin sacrificar nada”.

HI, DE OPEN (NUEVA YORK)

Hi by Open, New York

Hi, la propuesta de Open para el concurso High Design. Fuente: Surface Mag

La tercera Hi del grupo es una marca amable. “ Siempre animamos a las empresas a hablar directamente con sus clientes , a hacerles sentirse cómodos y bienvenidos. ¿Cuál es la mejor forma de hacer esto? Diciendo “Hola”. Hi vende cigarrillos, snacks y vaporizadores a gente que quiere disfrutar de la hierba, pero sin darle más importancia de la necesaria. Pero aunque queríamos hacer de Hi una marca colorida y luminosa, uno de nuestros diseñadores nos recordó que la marihuana no es para niños. Así que, aunque Hi emplea colores brillantes, solo es apta para adultos”.

ALLAY, DE PEARLFISHER (NUEVA YORK Y LONDRES)

Allay by Pearlfisher (New York, London)

Allay, la propuesta de Pearlfisher para el concurso High Design. Fuente: Surface Mag

“Allay es una gama de productos que emplea las propiedades calmantes del cannbis para aliviar síntomas recurrentes de estrés y dolor. Con una diversidad de formatos pensados para un estilo de vida en continuo movimiento, incluyendo una muñequera, un aceite comestible y pastillas efervescentes, la selección está diseñada para relajar y sedar, administrando dosis medicinales controladas y customizadas. La estética es simple, relajante y pura, desafiando al lenguaje tradicional y funcional de la industria farmacéutica”.

FLOAT DE PUBLIC LIBRARY (PORTLAND Y LOS ANGELES)

Float by Publicl Library (Los Angeles, Portland)

Float, la propuesta de Public Library para el concurso High Design. Fuente: Surface Mag

“Al pensar en el nombre de la marca, buscábamos una palabra que reflejara la emoción que deseábamos transmitir. Significado, sonido y grafías fueron elementos con los que queríamos trabajar conjuntamente para reforzar el concepto: una onomatopeya abstracta y visual. En el diseño hay un gran juego de texturas, opacidad, y colores tenues. Es la versión madura de una nostálgica experiencia de instituto”.

BOTÁNICA 1545 DE SAATCHI & SAATCHI DESIGN (NUEVA YORK)

Botanica 1545 by Saatchi&Saatchi Design (New York)

Botanica 1545, la propuesta de Saatchi&Saatchi Design para el concurso High Design. Fuente: Surface Mag

“Cannabis y té se combinan en Botánica 1545 para crear una gama de tés botánicos infusionados con cannabis. El nombre no es fortuito: 1545 es el año en el que el cannabis llegó oficialmente al Nuevo Mundo, a bordo de un barco español. Curiosamente, parece que el té empezó a abrirse camino hacia el continente americano alrededor de las mismas fechas. La conexión histórica con España inspiró tanto el nombre como la forma y el diseño de la botella”.

HAZE, DE WAX STUDIOS (BROOKLYN)

Haze by Wax Studios (Brooklyn)

Haze, la propuesta de Wax Studios para el concurso High Design. Fuente: Surface Mag

“Pensamos en responder a esta propuesta con humor, así que creamos una entrada falsa de Wikipedia sobre la situación de nuestra marca en el año 2036: “A principios de 2016, Green Seed Ventures, Inc., se asoció con  Haze Corporation para inyectar una inversión de 12 millones de dólares de capital al incipiente sector del comercio minorista de marihuana. Apenas 8 meses después, Haze se convirtió en la primera multinacional cannábica, diversificando su industria hacia menaje del hogar, moda, software y consultoría financiera. Haze ahora es dueño de amazehaze.com (antes Amazon), Goldman Shaze (antes el grupo Goldman Sachs) y Starhaze (antes Starbucks)”.

 

Clipper: Roll in style

Clipper: Roll in style

Nunca un papel de fumar fue tan cool. La idea detrás de la campaña de lanzamiento de la nueva gama de papel Clipper es precisamente esa: ir más allá. Conseguir que cada paquete de papel de fumar se convierta en un cotizado complemento de moda

Con este objetivo en mente, la agencia catalana somos usted creó un cóctel con ingredientes cuidadosamente escogidos y alineados con el ADN de la marca Clipper: una web con diseño e usabilidad óptimos, un impecable vídeo promocional con aires de videoclip y unas colaboraciones con artistas de primera. El resultado son siete tipos de papel de alta calidad y cinco colecciones de edición limitada por cada uno: Unreal, Memphis, Marble, Nebula y Brush.

Para el diseño de las distintas gamas, Clipper escogió a cinco artistas punteros para que jugaran con colores, texturas y técnicas, creando diseños inimitables y aportando su toque personal en el proceso.

Colección Marble de Clipper

Colección Marble, de Clipper. Fuente: Clipper

El resultado es una colección de más de 30 diseños únicos que conectan con el público por su aire contemporáneo, por su frescura y por desmarcarse de la competencia. Los cinco primeros artistas escogidos para diseñar los envases han sido Mau Morgó, Biel Capllonch, Pink Morro, Mireia Ruiz y Montse Buxó, pero la idea es añadir periódicamente nuevas colecciones para multiplicar las posibilidades de elección.

En cuanto al diseño de la web, desde somosusted explican que “No queríamos que el site corporativo fuera de esos que sólo se visitan una vez. Le hemos dado mucho valor al diseño y a la experiencia de navegación. Y también lleva alguna sorpresa”.  

Vídeo promocional de Clipper

Pero lo que nos ha cautivado en Nekwo es el vídeo corporativo, que no podemos parar de poner en replay. “La audiencia de este producto no ve anuncios. Ve videoclips. En el nuestro, Darrell Cole se marca unas estrofas”, explica la agencia. Bajo el título Fire yoself up” (enciéndete), las explosiones de colores, la música, los tempos, las miradas…conforman una amalgama perfecta que transmite de un plumazo el espíritu atrevido y original de la marca.  

El resultado de este trabajo es una imagen de marca contemporánea, diferente y, sobre todo, con estilo. Con estas nuevas colecciones es más fácil que nunca llevar una obra de arte en el bolsillo. Como bien reza su eslogan: Limited editions. Unlimited style.

Push House, la primera casa de cáñamo industrial, creada por Anthony Brenner para Push Design en Carolina del Norte (Estados Unidos)

Push House, o la casa de cáñamo en la que matarías por vivir

Imagina un material de construcción ecológico, resistente a la humedad, al fuego y a las plagas, no tóxico y encima buen aislante térmico. Imagina un material de construcción 7 veces más fuerte que el cemento  (como David el gnomo) y tres veces más elástico, con lo que podría resistir un terremoto. Por si fuera poco, este maravilloso material imaginario es el doble de ligero que el clásico cemento. Ahora imagina una planta de cannabis. Fusiona estas dos imágenes en tu cabeza. ¿Cuál es el resultado?

Algo así debieron pensar los creadores del hempcrete, una palabra que fusiona los términos ingleses hemp (cáñamo) y concrete (hormigón).

La búsqueda de este supermaterial sostenible y resistente a inclemencias climatológicas comenzó hace una década, tras el desastre del huracán Katrina, que dejó a miles de personas sin hogar o en refugios temporales hechos con materiales tóxicos. Cinco años después, cuando el terremoto de Haití hizo que miles de víctimas murieran aplastadas bajo casas de cemento derruido, la necesidad de encontrar una forma de construcción alternativa se hizo apremiante. Y resultó que ese material pluscuamperfecto ya existía: no es otro que la fibra de cáñamo. Aquí es donde entra el superhéroe de la peli, el hempcrete.  

Interior casa de cáñamo

Push House, la primera casa de cáñamo industrial, creada por Anthony Brenner para Push Design en Carolina del Norte (Estados Unidos) – Fuente: Inhabitat.com

A pesar de lo que pueda sugerir su nombre, el hempcrete no es un hormigón como tal, sino más bien un conglomerado de fibras de cáñamo mezclado con cal hidráulica y agua. La razón de que esté haciendo las delicias de los más eco es que es un material de carbono negativo: durante su producción se destruye más dióxido de carbono del que se genera. Esto es debido a que el cáñamo es una de las plantas que más CO2 es capaz de absorber durante su cultivo, lo que compensa el que se genera durante la producción del hempcrete. Parece magia, ¿verdad?

Ahora mismo te estarás preguntando por qué no tiramos a la basura todo el cemento del mundo y levantamos los cimientos  de un nuevo mundo con nuestra planta favorita. Lo cierto es que el hempcrete está relativamente extendido en algunos países de Europa, especialmente Reino Unido, Francia, Suiza y Bélgica. Pero al otro lado del charco, en el país yanki, la producción industrial de cáñamo está prohibida, lo que no impide la existencia de un movimiento a favor de este tipo de construcción, con buenos ejemplos en Hawaii, Texas, Idaho y Carolina del Norte, entre otros.

No sabemos qué opinarás, pero nosotros mataríamos por acabar el día en una choza así…¿qué te parece?